Entradas

Mostrando entradas de julio, 2008

El primer día de mi coche

Imagen
Cuando llegué al concesionario mi coche estaba ya allí, tapado con una fundita roja. No fui sola, porque a veces tenemos en mi casa algo así como un sentimiento muy clan, así que vinieron mi padre, mi madre y el Señor X (Que ha sido el gran héroe del día).

El señor del concesionario nos hace esperar mientras atiende a una pareja, él-ella, de unos veintipocos años que preguntan por un coche. Lo quieren financiar a 10 años y ni por esas les salen las cuentas. La chica se pone cada vez más seria, el chico suda y se come las uñas. Mi mamá y yo seguimos interesadas la jugada. El coche no se va a vender, lo tenemos claro.

Por fin el señor del concesionario me sienta en MI coche y me empieza a explicar todos los botoncitos que tiene el bicho, que parece un avión. Una vez que parece que lo tengo claro el señor tan amable me lo saca del concesionario por unas rampas metálicas y me lo deja para que lo cale yo solita.

Lo primero es lo primero, así que vamos a llenarle el depósito y, al salir, aquí …

Fauna de playa (II Parte)

Imagen
Ayer, en la playa, mientras pasaba de tener color de persona normal a tornarme un ente moreno a parches igualito que David Meca, estuve observando la gente de alrededor. Y me he dado cuenta que la zoología de la playa es diversa y cambiante, muy digna de estudio y de ser protagonista de otro post, que amplíe la fauna de playa que ya estudiamos en la primera edición.

La fauna de playa es fascinante y, al igual que en una clase hay siempre un chulo, un gracioso, una tonta y uno que se hace el lelo, en la playa cada cual adopta unos roles muy definidos.

- Anguila de orilla (subgénero: anguila de charca): Pepón o pepona siempre menor de 4 años que va corriendo de charca en charca para extenderse en las partes más profundas. Si está bajando la marea, el culo quedará nvariablemente fuera del agua. Si la anguila corretea por la orilla huirá de las olas, pero se tumbará a bañarse allá donde el agua no suba más de los 5 cm. Suele haber anguilas-padre o anguilas-madre observando, tal vez del subg…

Lecciones de estilo

Para lecciones magistrales de estilo ya tenemos El Estilario, pero hay quien con la excusa de estar en verano mete la pata hasta la ingle de una forma asombrosa, con toques de glamour choni no siempre intencionados.... Porque una cosa es ir marcando y/o luciendo estilo (la que pueda que lo haga) y otra cosa muy diferente es obligar al mundo a presenciar cosas muy desagradables.

Muestras de ello las tengo a cada momento por la calle, porque por un lado es fácil encontrar gente con un "estilo muy personal", y por otro porque me gusta más fichar al personal de lo que nadie sabe.

Por ello me propongo dar consejos básicos para que gente como yo no se te quede mirando diciendo "Mira ésta" (o "mira éste"):
Normas de estilo, más allá del estilo
- Momento "no quiero que se me transparente": Dedicado a la chica que estaba ayer cenando en la mesa de al lado. Si te pones un blusón de estos que se llevan este año, de gasa transparente y no quieres que se te vea…

Mi nuevo coche

Imagen
Igual que hay unos días en que te levantas y te compras un piso, hay otros en que al rato de salir de la cama vas y te compras un coche...


El mío es un Honda Civic sport del color de la foto, en diésel, 5 puertas y con un motorazo 2.2 a 140Cv. Prometo que es el coche de mis sueños (si obviamos el Porsche 211 Carrera).

Cazarrecompensas

Esta misma tarde, mientras cojo unas cosas para ducharme, veo al pasar por la puerta del cuarto de baño azul una cucaracha en el suelo del tamaño del halcón Milenario.

Corro a por el Cucal y cuando vuelvo rocío a la cuqui, con saña y generosidad, desde una distancia prudente.

Una vez de que me aseguro que el bicho no se mueve (de hecho no se ha movido desde que le eché el primer vistazo) decido ir a donde mis padres, Cucal desenvainado, y apuntarme el tanto.

- Yo he hecho de matarile- anuncio, orgullosa- ahora, que de enterrador haga otro.
- ¡Pero si la he matado yo! - Dice mi padre.


No tiene gracia matar algo que ya estaba muerto.

Fauna de playa

Podría llegar a pensarse que en la playa, con eso de la uniformidad del bikini y el bañador, la gente se uniforma, se iguala y resultamos todos iguales.



Pero nada más lejos de la realidad. En la playa es donde más fácilmente se pueden apreciar las diferencias de carácter y origen que son disimuladas por la ropa en el día a día.



Cada playa tiene su fauna, y cada una sus especímenes caracetrísticos. Si vienes a las playas de Huelva te vas a encontrar:



- Chuloplaya: Aunque hay varios subgéneros, el chuloplaya se distingue por músculos marcados, bañador ajustado y escueto y gafas con logo bien visible. Ser guapo de cara es opcional. Suelen ir escoltados, cuando van en pareja, por una chica delgada, generalmente rubia de bote (pero de bote del malo) que tiene el culo caído. El chuloplaya no lleva sombrilla, para broncearse mejor y pasea de forma compulsiva playa arriba y playa abajo.



- La zen: Ser etéreo que va a la playa a no se sabe qué. No se tumba a tomar el sol, no se baña y no busca coqu…

Vacantes informatizadas: ver para creer

Al final ayer... Pues no tengo muy claro si al final las dieron o no. Yo lo cuento y ya quien lo entienda me va dando su opinión.

Después de todo el día pendientes de la Página de la Junta de Andalucía, va un sindicato (SADI) y saca las supuestas listas bien pasadas las 9 de la noche. Ahí va el primer "no me lo puedo creer"; ¿por qué se publican en un sindicato y no en la web oficial de La Junta?.

En fin. Sacan dos listas, una de vacantes de continuidad y una de nuevas vacantes. Las vacantes de continuidad son aquellas personas que ya tuvieron vacante el año pasado, adjudicada por dos años y que mediante esta lista son ratificados en su puesto. Las nuevas vacantes son los puestos que se adjudican por primera vez este año.

Peeeeero....


Quien quiera que haya hecho las listas estaba harto de tintos de verano, porque:

- Se han pasado por el forro los tiempos de servicio: han dado vacantes de forma desordenada sin tener en cuenta el orden lógico; de hecho, han repartido dos vacantes a…

Quien espera, desespera

Los maestros interinos andaluces llevamos desde ayer por la mañana literalmente de los nervios. Se supone que ayer deberían haber publicado el listado de las vacantes informatizadas pero, como suele suceder en esta Junta de Andalucía, las fechas sólo son una aproximación optimista de la realidad.

Las vacantes suponen al maestro al menos un año de contrato; es decir, un contrato del 1 de septiembre al 31 de agosto del siguiente año, aunque hay veces que se reparten por dos cursos completos.

Estabilidad económica y para estudiar un año de oposiciones sin hacer mudanzas cada 15 días, eso es lo que se reparte.

Aquí estamos todos, los que pensamos que puede caer algo y los que no, también pendientes, para hacernos una idea de cuándo nos podrán llamar para hacer sustituciones cuando empiece el curso.

¡Qué buena la vida de los maestros! ¿Verdad?

Haciendo la compra

Hace un par de días fui al Mercadona con el Señor X a hacer la compra.

En la zona de los refrescos vemos a pocos céntimos de euro el refresco de naranja del Mercadona, justo al lado de la Fanta de naranja. El color, la transparencia de los líquidos... todo idéntico, salvo el exterior del envase.

Ahí, observando, es cuando el Señor X suelta la perla de la semana:

- Me gustaría tener un espectógrafo de masas sólo para demostrar que estos dos son iguales.

Yo le río la gracia.

Y es que cuando uno es de ciencias, lo es para toda la vida.

Recomendaciones para viajar en avión

Por las entradas que recibo desde Google veo que es un tema que ahora, en periodo típicamente de vacaciones, preocupa mucho a la gente. Por eso, y en base a mi experiencia de año y medio volando como una posesa, daré una serie de recomendaciones para volar en clase turista.

Tarjeta de embarque: ¿Cómo elijo dónde sentarme?

No todo el mundo puede llegar sobrado a embarcar, ¿cierto? Así que puede pasar que si no llegas de los primeros y viajais en familia os toque sentaros separados. Para evitar eso, el día antes del vuelo, incluso a veces un par de días antes, se puede obtener la tarjeta de embarque a través de internet (siempre que tengas el localizador de vuelo). Así puedes elegir los asientos de todos en la zona que más te convenza.



¿Cuáles son los mejores asientos en un avión?

Evidentemente varía según los gustos. Si tienes problemas de movilidad o simplemente eres una persona alta, intenta ir siempre en las salidas de emergencia, puesto que tienen más distancia entre asientos y te podr…

Mozart

No es que no me guste Mozart; es que lo odio.

Llevo más de una hora de reloj intentando hablar con la delegación de Educación de Jaén para solicitar el certificado de empresa que me servirá para hacer colas infinitas en el Inem y pedir el paro.

Invariablemente, cuando la amable señora de centralita intenta pasarme con quien he de hablar me ponen una conocía melodía de Mozart en midi. Invariablemente después de aguantar un ratito esa melodía, de pronto, el teléfono comunica... Vamos, que me cuelgan o se agota llamada.

Odio a Mozart.

Editado a las 11:36 de la mañana: ¡Por fin! ><'

Reflexiones a la orilla del mar

Imagen
El otro día me senté en la orilla, donde el agua está menos fría, a remojarme un poco con las olas que me salpicaban. No pasaron ni cinco minutos y mi poder mutante empezó a actuar, acercándoseme tres niños. De dos, tres y cuatro años, preguntando insistentemente mi nombre y mi edad. La más lanzada, una tal Laura, de 3 años, me tocaba la parte de arriba del bikini con un dedito minúsculo, mientras me decía: - Vas vestida. - No, es que mi bikini es así, tiene una parte de abajo y una parte de arriba, ¿ves? Laura me miró a los ojos y me volvió a decir con aplomo: - Vas vestida. Los críos ven con más naturalidad el topless de lo que nos pensamos.

Reto marinero

Imagen
Como apuntaba ayer Namy, la ocasión la pintan calva.

Ayer superé con creces el reto marinero con bikini de Calzedonia de esta temporada (¿Qué hay más marinero que ponerte un bikini y tumbarte al sol en la playa?). La parte de abajo combina print animal y tonos dorados. La parte de arriba es marrón lisa, con unas partes en brillo.





La verdad es que es genial eso de que en Calzedonia haya muchas prendas para poder combinarlas como más nos guste; así podemos hacer bikinis totalmente adaptados a lo que mejor nos sienta y a nuestro estilo. Además, suele tener algunos modelos que se salen de lo habitual, así que si quieres tener en la playa un estilo diferente es una tienda estupenda.



Mi bikini más raro de los últimos tiempos (si ignoro los bañadores de Guillermina Baeza que me compraba allá a principios de los noventa) es el que me compré el año pasado, también en Calzedonia. Combina dos telas muy diferentes y unas flores en relieve y con cuentas de colores en el estampado de flores. La braqui…

De crucero

Ayer, al final, terminé en la playa, así que hoy empiezo a tener color de persona normal.


Fui a la playa de La bota, conocida entre los onubenses como la playa del cruce, porque está justo en el cruce entre varias carreteras: la de Punta Umbría, la de El Portil y la que viene de Huelva. Es una playa grande (de kilómetros de largo)y semivirgen, sin que haya construcciones de ningún tipo cerca, así que suele tener relativamente poca gente y, además, está bastante limpia. La zona misma del cruce no es muy aconsejable para el baño si eres de fuera, porque suelen formarse remolinos a causa de la desembocadura del río Piedras. Sin embargo, si te vas unos metros a un lado o al otro es una playa de aguas seguras y tranquilas.

Este verano, con la hipoteca y miles de cosas que van surgiendo, me voy a ir de crucero: iré al cruce, me bañaré y volveré.

El veraneo de la crisis.

Sufriendo el clima

Aquí estoy, superada la primera semana de julio y más blanca que una modelo rusa haciendo el especial de navidad del Vogue. Vamos, que no he pisado la playa; tengo los bikinis muertos de la risa metidos en el cajón y las cremas sin estrenar.

Y es que el tiempo no acompaña, porque apenas superamos en la ciudad los 30 grados a medio día. Eso, a media tarde en la playa se traduce en "me pongo la camiseta que me da frío", así que no voy a la playa. Además, hemos tenido unos días de viento de lo más interesante y para sufrir la arena pegando fuerte en las piernas ya me las exfolio yo a gusto.

El hombre del tiempo ha dicho que entre hoy y mañana subirán algo las temperaturas, pero que luego habrá una nueva bajada. Así que me da la sensación de que este verano va a ser como el del año pasado: donde llegamos a la playa un día, ya por cabezonería mía, y cuando llegamos el coche marcaba en el exterior 22 grados y el Señor X se resfrió.

¡Quiero playa!

Para el próximo invierno...

Imagen
En vista de que ayer todo lo que me gustaba cuando fui de tiendas era ya de la colección otoño-invierno y que Chloe me ha inspirado, ya sé de qué voy a ir disfrazada el próximo invierno:

¡De chica Gucci!

Inquilinas en el baño

Esta noche, al llegar del Ikea, mi madre me recibe con una de las peores noticias con las que se puede recibir a alguien:

- He visto una cucaracha.

Me quedo con el pomo de la puerta en la mano, helada. Noto que el olor a Cucal me recibe como una bofetada. Cierro la puerta lentamente.

- ¿Dónde?
- En el cuarto de baño azul. Bueno, ahí la he visto entrar, yo no la he seguido. Pero es que el caso que creo que hay una plaga.
- ¿Y eso?
- Es que ayer ví otra.
- Vaya.
- Mañana echaré de esto- señalando el Cucal- por toda la casa.
- Vale.

Camino cabizbaja por la casa mientras cojo algo para cenar y me preparo para irme a la cama. Camino cabizbaja para ver lo que hay en el suelo, obviamente.

Al rato me encuentro a mi madre sentada, con una expresión de asco en la cara.

- Me he asomado al baño y se ha muerto ahí, ella, al lado del váter.
-Argh- respondo, empática.
- Yo no la quito, que me da asco.
- Yo tampoco.
- Si eso, que la quite papá, cuando la vea.
- Siempre hace falta un hombre en casa.

Aquí la silla, aquí el esguince

Hace cosa de unos meses, justo antes de salir de casa para coger un avión, mi silla de estudiar (la de ruedas, la azul, la cómoda) decidió perder uno de los tornillos que sujetan el asiento a la estructura de la silla.

La silla quedó que si te sentabas en plan recto no pasaba nada, pero si te inclinabas hacia el lado malo, el asiento se levantaba contigo y podías ir al suelo.

Como iba saliendo hacia Sevilla, el tornillo quedó encima de la mesa del ordenador, el de sobremesa. Ale, pues por arte de magia al volver de ese periodo trabajando ya el tornillo no estaba.

- Como lo dejas todo por medio y nunca recoges nada- me dice una señora fanática del orden que vive en mi casa.
- Es que me iba a coger el avión, no era momento de empezar a atornillar, si me paro no llego- alego.
- Qué pena me da- me dice sarcástica, la tal señora esta.

El lunes le preguntaba de nuevo a mi madre que dónde andaba ese tornillo gordote que dejé encima de la mesa (lo ha tirado, sospecho). Ella dice que no sabe, que en…