Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2010

Último lunes de verano, disfrutemos lo que tengamos a mano

Imagen
Bueeeeno, señoras y señores, se acaba el verano. Que sí, que si la cosa va como el año pasado vamos a tener calor hasta finales de octubre, pero cuando el calendario nos dice que ya es septiembre la cosa no es lo mismo.

A mi me quedan un par de días de vacaciones, que además coinciden con días libres del Señor X, así que el final de las vacaciones al menos voy a pasarlo en compañía. Para compensar, de aquí a final de mes al Señor X le han llenado de guardias los fines de semana de forma que nos vamos a ver bien poquito.

Personalmente, y haciendo balance del verano, puedo decir que he descansado, sí, porque me he echado cada siesta (incluso esas siestas de media mañana que tanto me gustan) que me he quitado diez años de encima.

A la casa al fin y al cabo, le hemos dado un buen adelantón, aunque comenzamos la semana todavía con cosas a medio montar y todo eso.

El moreno pues no ha podido ser, la verdad. Y realmente mi piel lo ha agradecido, porque cada vez que veo por la calle una vein…

¿Por qué los bolsos de Blanco son de plástico? Crónica de una noche de marcha con Wira y sus amigos

Imagen
Reconozco que estuve tentada, este viernes, a última hora, de llamar y decir que no contasen conmigo. Los treintaymuchos grados en el exterior a las diez de la noche, el asfalto soltando calor, me persuadían de quedarme en casa con mi aire acondicionado.

Sin embargo, la perspectiva de tener vida social (aunque fuera con gente que apenas conozco) me pudo y me arreglé.

El tema de arreglarse empezó mal. O bien, según se mire. Intenté ponerme un top del año pasado y me lo ví gigantesco y me puse un top antiguo de la época en que estaba en Canarias. También cambié el calzado a última hora decicidiendo ir en plan cómodo y acerté.

Tuve la osadía de pensar que invertir tiempo en alisarme el pelo con secador y plancha era un acierto. Pero estando en el ascensor me volví y me cogí una coleta. A esa temperatura hasta los pendientes me estorbaban.

En el restaurante, por una vez, estoy en la mesa más ruidosa. Decido dejarme llevar y disfrutar. De postre me pido helado con extra de nata, el cual i…

Fin de fiesta por todo lo alto

Imagen
La última semana antes de volver al curro está siendo inolvidable.

Temperatura medida en estación metereológica en Huelva (a la sombra, alejada del asfalto y esas cosas) 39ºC.

Temperatura a pie de calle:

No sé de quién es la foto, porque me la han pasado por Twitter, pero el autor ha tenido que ser un auténtico valiente.

Como esto no baje de aquí a unos días, y mucho, lo vamos a pasar fatal en esos colegios, que son fríos en invierno y calurosos en verano.

Cuestión de tamaño

Imagen
Que no cabe, que no.

Pero ahí lo dejó el señor que conducía.

¿Timo o publicidad engañosa?

Imagen
Paco y Rosa quieren que sea la madrina de su primogénito en el bautizo que se celebra próximamente. Una, que ha visto las suficientes fotos familiares para darse cuenta de que lo más importante pasados cuarenta años es el look de los invitados (nosotros nos reímos de la peluca de una de mis tías en los eventos de los años 60), y que se acierte o no eso queda para la posteridad.

Total, que había pensado un look cincuentero, a lo Mad men, que se lleva tanto y ya que (salvando las distancias) las medidas de la Johansson se asemejan en pechuga a las mías me fijé en esta preciosidad.


Monisimo, ¿cierto? Pues no. Analicemos la foto: tonos azules y beig, tela medianamente rígida, lo que llamaríamos "con cuerpo".

Pues hoy me planto en Mango con mi amiga Wira, a la que he comentado mis intenciones. Doy una visual por la tienda y, como no lo veo en las perchas, estoy pensando en desistir. Wira me convence para que pregunte por él y me dice la chica de caja que sí, que está, y me señala…

Lunes de cumpleaños, toca hacer balance del año

Imagen
Dicen los optimistas que cumplir años está bien, porque no cumplirlos significaría algo muy chungo. Congratulémonos pues, porque hoy mi edad tiene un número más grande del que tenía ayer.

Tengo el piso como territorio de síndrome de diógenes, lleno de cartones, tuercas, baldas sin colocar y muebles en proyecto de montaje. Y aunque el salón empieza a tomar un poco de forma, queda todavía todo un cuarto de baño (y montar las lámparas, y...). Como siempre he dicho montar un piso es un engorro total. Y me he convertido en una asidua pesadísima en tiendas de decoración. No me preguntéis por el plan del cumpleaños porque está bastante claro.

El balance físico al cumplir un año más es moderadamente positivo. Si bien no estoy hecha un figurín, no tengo ni más kilos ni más arrugas que el año pasado, así que fantástico.



Tampoco se me ha manchado mi piel nórdica, que sigue impoluta, permitiéndome pasar de la base de maquillaje cuando quiera...




Tampoco me ha aparecido ese acné tardío que suele ap…

La tienda del gato

Imagen
La última vez que mi hermana estuvo de viaje por Madrid me trajo unos detallitos decorativos de lo que ella llamó "La tienda del gato", que no me sonaba de nada.

Pues muy despistada he estado, porque hay una en el Centro Comercial Aire Sur desde hace cuatro meses y yo la descubrí el otro día.

Es una tienda de decoración (textil, menaje, muebles, lámparas) de origen portugués con cosas muy originales y a muy buen precio. Una alternativa excelente al Zara Home. Vaya, que me ha encantado y supone otra razón más para ir a este centro comercial.

La tienda del gato se llama A loja do gato preto y, aunque la web está en portugués, es divertidísima de cotillear.

El Señor X y yo, en pleno proceso de preparar el nido, no nos pudimos aguantar y nos trajimos unas cuantas cosas que nos parecieron monísimas.

Fauna de Ikea

Imagen
Yo, mujer treintañera en proceso de poner el piso, también compro en Ikea.

Y, de un tiempo a esta parte, voy a menudo; tanto que, después de unas cuantas compras me muevo en Ikea y en los nombres de los productos como pez en el agua.

He tenido el gusto, pocas veces, si soy sincera, de estar casi a solas en los ambientes pero las más de las veces sufro la tendencia de compartir el espacio por familias enteras que van a la tienda a echar la tarde.

Y el Ikea, como cualquier otro espacio con personalidad propia, tiene su fauna particular:

- Niño-Ikea: El típico niño que te ves en Ikea está fuera de control. Totalmente. Coge los números de esas cosas tipo charcutería, saltan encima de las camas y se meten debajo de las mesas. Las madres suelen estar tranquilísimas mientras sus retoños hacen esto. Lo llenan todo de huellas de pies, tocan los ordenadores de forma compulsiva y suelen ser de colegio de monjas (lo sé porque lo pregunto a las madres con cara de judas).

- Jipi del Ikea: Se mueven…

En martes-lunes no es bueno que ayunes

Imagen
Bueeeno, segundo día de la semana, pocos días para mi cumpleaños... Y como hoy es lunes en las comunidades en las que ayer fue festivo, pues entrada de lunes para quien se incorpore hoy al trabajo, que mira que tiene que ser chungo trabajar en pleno mes de agosto.

En fin, yo sigo con mi propósito de hacer combinaciones estilísticas y ayer mismo empecé a poner en orden los bolsos, zapatos, complementos (tengo una alarmante falta de cinturones) para empezar lo de la combinatoria que comenté pero también tengo ahí pendiente lo de seguir quitándome capas de grasa de encima.

El otro día, en El Corte Inglés, cargada de bolsas de la compra (encontré una carne de cerdo estupenda), me encontré con alguien que hacía años que no veía. Como ocho años, sin exagerar. Físicamente la vida le había tratado bien pero a mí... Cargada de bolsas, sudorosa, con hambre, aunque recién salida de la peluquería, no estaba en mi mejor momento. ¿Por qué al lavarte el pelo en la peluquería se empeñan en quitarte t…

¡Repetimos!

Imagen
Me la he visto mil y una veces, y eso es algo que no hago con ninguna serie ni película. Pero no lo puedo remediar, esta película me gusta demasiado.

Y pese a lo que puede pasar si se le hace una lectura superficial,  el tema que trata no es nada superfluo.

Tal como se dice en los diálogos del film, esto es arte, con mayúsculas.

El diablo viste de Prada
Yo soy una de ese millón de chicas que mataría por tener ese trabajo.

Lunes festivo, lunes reflexivo

Imagen
Ayer, domingo, me tiré toda la mañana con la mano pegada a la plancha y para burlar el tedio de la tarea, mientras alisaba cada prenda de ropa, imaginaba las mil y unas combinaciones que harían de esa prenda la nueva estrella de mi armario.

Porque, seamos sinceras (o a mi al menos me pasa) suelo combinar de forma cansina ciertas prendas de tal forma que inevitablemente caigo en el "no tengo nada que ponerme" de lo aburrida que estoy de la camiseta azul marino con la falda blanca.

Así que, como propósito de la semana, y por extensión de la nueva temporada, voy a intentar combinar la ropa de una forma un poco más creativa, a ver si consigo tener la sensación de que mi ropa se ha multiplicado por diez (sin gastarme un duro, que es lo suyo).

De todas formas, no puedo perder de vista la realidad, porque a veces hay combinaciones que a priori pueden estar bien pero que no tienen nada que ver. Por ejemplo, a veces se nos olvida que no solo hay que combinar colores, sino volúmenes,…

Lo peor que te puede pasar...

Imagen
Estoy en un momento de la vida en que todos los amigos que tienes alrededor se casan tienen niños, dejan de llamar a los amigos... (bueno, esto último solamente lo ha hecho uno). En fin, resumiendo, que estamos en esa etapa en que es normal ir de boda.

Pues bien, de todas las cosas que pueden salir mal en una boda hay una a la que se le tiene bastante terror. Y aunque parezca que no pasa, sí que pasa y tengo pruebas.

He sacado esta foto de un foro de bodas donde cuentan estos horrores que pueden pasar y pasan. Dos novias coinciden en el salón de bodas con el mismo vestido de Rosa Clará.

Impresionante.

Agradecimiento

Imagen
No sé de quién o quiénes ha sido idea.

Pero para las mujeres que tenemos caderas ha sido una buenísima idea.

¡Bienvenidos de nuevo, pantalones de campana!





Gracias, de verdad.

Bunker Sweet Bunker

Imagen
Seis noches llevamos por encima de los 25 grados (a veces por encima de los 26). Teniendo en cuenta de que esa es la mínima que se suele dar en torno a las 6 o las 7 de la mañana, aclaro que la temperatura habitual en otros momentos de la noche suele superar los 30ºC.


Temperaturas 11 de agosto

Tres días por encima de los 37 (medidos en estación meteorológica, sumemos el calor del asfalto, el sol directo...). La sensación térmica en ciudad es terrorífica.

Tenperaturas 12 de agosto

La bajada de temperaturas prometida se ha quedado en el norte...

Pues me vais a perdonar, pero yo así no salgo de mi búnker, con mi frigorífico, mi ordenador, mis libros, mi Wii y, sobre todo, con dos maravillas que tengo instaladas y funcionando casi las 24 horas.

Todo lo que me puede pasar es que tenga que pedir un préstamo para pagar la luz.

P.D.: Eso sí, yo he cumplido y he conseguido ir a la peluquería, tal y como dije el lunes.

Imágenes de Meteoclimatic.

No es el momento

Imagen
No sé a las demás, pero a mí que me enseñen en pleno agosto las fotos promocionales de la colección de invierno...


Y más con los 37ºC que tenemos hoy en Huelva...
No me invita al consumismo, no.
El estampado de H&M para el otoño monísimo, sí, pero me imagino ahora mismo con eso puesto y decido que mejor que no.

Lunes de calores, lunes de horrores

Imagen
Después de dos noches seguidas sin bajar de los 25ºC (ni Canarias ni nada, noches de Huelva, eterna primavera) hoy me levanto al borde del medio día con renovadas energías. Energías que usaré en adecentar mi nido y en seguir ejercitándome con la Wii con la que, la verdad, siento que me estoy compactando a buenos pasos, incluso comiendo el sábado en el mexicano y añadiendo la tortilla de patatas y la cena del McDonnald's del domingo (lo confieso, peco).

En esta semana quiero buscar un hueco para ir a la peluquería, porque si bien lo de mantener a raya los cabellos blancos se me da de vicio con los botes que yo misma compro en la perfumería, lo del corte es otra cosa, y mi melena no huele unas tijeras desde el mes de febrero en que me hice un bob. Ya va siendo hora, por tanto, porque no hay cosa que de peor aspecto que un pelo mal cuidado y el mío ha tomado una forma amorfa que no me atrevo a describir.


Al hilo del tema de los pelos, el otro día leí en un blog alguien que hablaba de…

Mi tarde de viernes

Después de tres horas de reloj de la Wii Fit.

Media hora larga de Wii Sport Resort.

Y una horita del Just Dance...

Tengo claro que mañana no me voy a poder mover.

Y yo me lo he buscado.

Esto es montar muebles y lo demás, afición

Imagen
Atención a la foto, sacada de una página de fotos de tornados, tormentas...


Pongámonos en situación. Tu casa queda arrasada por el paso de un tornado. Ya no tienes ventanas, ni techo... Pero los muebles de la cocina siguen anclados a las paredes con todas sus puertecitas en su sitio...

Pues yo lo tengo claro, ¡la próxima cocina la compro en el mismo sitio!

¿O no?

Primer lunes de agosto, busquemos prendas al costo

Imagen
Al fin estamos en agosto y es que hay que ver lo rápido, rapidísimo que va el verano.

Yo ya he empezado a ir de rebajas. Odio los tumultos del principio pero adoro cotillear entre las cosas que quedan hiper rebajadas en estas fechas y, sobre todo, me suelo comprar prendas para el otoño y el invierno. Ya he invertido en un trench corto en beig de Sfera, una chaqueta de punto de Mango y una blazer negra de Zara. No descarto alguna otra prenda por el estilo.

Ya con la vista puesta en el otoño, con los avances de moda en las revistas y con la mente puesta en las carencias de ropa que empecé a notar allá por marzo (puede que pueda reciclar ropa para este curso porque no me la conocen, pero no puedo perder de vista que hay muchas prendas que no me aguantan una temporada más) he empezado a echar un vistazo a lo que me haría falta y estoy llegando a la conclusión de que me hace falta un estilista. He ido tanto "a lo práctico" que mi armario carece de prendas con personalidad, así q…