Liendres, vale. ¡Pero piojos ni uno!

Hoy, de puritita casualidad, en una de las cabecitas que tengo a mi cargo descubro algo más que sumas, restas y pasión por conseguir las pegatinas que reparto los viernes por buen comportamiento: liendres.

Foto sacada de google, no de la cabecita de esta mañana.

Me veo en la engorrosa tarea de llamar a la mamá de la cabecita infectada. Me escondo en un despacho porque es un tema que las mamás suelen percibir como delicado.

- Hola, ¿es la mamá de infante con liendres? Soy Lileth, la maestra de su retoño... No, está bien, no se ha caído ni nada. La llamo porque me temo que le han pegado algo en el pelito, porque le he visto liendres... Sí, liendres. Lleva la cabecita limpia, eso se ve (cierto), pero la tiene llenita de leindres.

La mamá me deja con la boca abierta.

- Noooooooooo, si las tiene desde el verano pasado- Abro la boca, mi mandíbula cae- pero piojos ni uno, ¿eh? Que yo le lavo la cabeza todos los sábados- Menos mal que a los 8 años no se tiene grasa en el pelo- así que liendres sí, pero piojos ni uno.

Ahí lo llevo. Me pica la cabeza desde esta mañana, lo prometo.

Me veo desliendrando cabecitas, una nueva función del maestro de Educación Primaria.

Comentarios

  1. Jojjojojojojoojojojo Son niños o mandrilillos?? Pues nada a despiojarse toca!! Jajajaja. Pobrecillo...

    ResponderEliminar
  2. ¿¿¿¿¡¡¡¡qué le lava la cabeza todos los sábados!!!!????? pues menos mal que sólo tiene liendres, y desde el verano!!

    Yo era de las que los cogía siempre.

    Y no era por falta de limpieza, eso te lo puedo asegurar, y porque mi madre no me restregara la cabeza con filvit chamú, después me echara la colonia y además me la refregaba con alcohol...

    a ver si no se pegan a los demás!!

    ResponderEliminar
  3. Ainss ahora tb me pica a mi la cabeza, uff yo con esas cosas no puedo eh!!!...q asco más grande!!!

    Y se q el niño no tiene la culpa el angelico pero yo no puedo aaaaaaaaaaaaaaarg!!!

    Me piiiica!!!

    Feliz finde, espero q sin liendres!!!

    Besicos.

    ResponderEliminar
  4. Todos los sábados, ¿no? jajajaja!!! Desde luego, cómo está el mundo.....

    Tu no te arrimes mucho al chavalín, por si acaso... arggggg.

    Feliz finde guapetona.

    ResponderEliminar
  5. Todos los sabados???? ay por diosssssssssssss!!! y encima lo dice toda convencida jajaja..nena paciencia!!! un besote

    ResponderEliminar
  6. Te recomiendo el corte de pelo al Helicoptero como se veía en 28 semanas despues pero a los padres de infante con liendras ¬¬

    Manda cojones!

    ResponderEliminar
  7. Pues lavándole el pelo de sábado en sábado es un milagro que sólo tenga liendres... Qué fuerte, es la batalla de todos los años, aunque nosotros, de momento, todavía no hemos tenido que mandar el temido papelito...

    Por cierto, que no serías ni la primera (ni, desgraciadamente, la última) que incluye el "desliendramiento" entre sus funciones.

    Saludos y buen finde ;-)

    ResponderEliminar
  8. pues la verdad no es question de que se laven o no el problema: son parásitos, ponen la casa en la cabeza de cualquiera, tanto si la persona es limpia o sucia, está en segundo o en quinto grado o es de color blanco o negro. ¡Quién diga que los que contraen piojos son sucios, no sabe que los piojos nos quieren a todos y eso incluye al niño más limpio de la clase! Los piojos se propagan por las clases y escuelas porque los niños se acercan mucho unos a otros cuando juegan y suelen compartir más cosas que los adultos.

    Los piojos no pueden saltar ni volar. Se propagan cuando las cabezas de las personas están en contacto o cuando se comparten gorros, ropa, peines, cepillos, cintas del pelo, pasadores y ropa de cama (como sábanas, cobijas, almohadones y bolsas de dormir). Si los piojos están pegados a alguna de estas cosas y esa cosa entra en contacto con la cabeza de otra persona, esa persona también puede infectarse.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Dress Code para maestras (y maestros)

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal