Entradas

Mostrando entradas de abril, 2011

En clase de Spinning

Ante las presiones del monitor del gimnasio y de una de las chicas con la que suelo coincidir mientras hago máquinas, esta semana me he decidido y he empezado a entrar en las clases de spinning.

Mi única experiencia con ello fue hace unos cuantos años, en un gimnasio megapijo, donde todo el mundo ya tenía currado el tipazo y aguantaba la clase sin soltar ni un gemido. ¿Resultado? No volví.

Pero esta vez ha sido diferente, porque me han prometido que con esto de la bici se pierden quilos que da gusto y la chica que me picaba apenas se había metido cuatro días en clase.

El monitor, un señor forzudo con una ropa muy apretada, me ajusta la bici, me pregunta si tengo problemas de corazón, rodilla o espalda y me explica las posiciones de las manos y de la resistencia de la bici.

Comienza la clase y antes de que termine la primera canción me quiero morir. He conseguido levantar el culo del sillín cuando lo ha dicho el forzudo pero no he aguantado todo el tiempo pedaleando en esa posición ant…

Métodos de depilación definitivo

Hoy, con los niños, he ido al teatro. Una obra bastante divertida que tuvo a mi D medio dormidito, a J e I entusiasmados haciéndoles sugerencias a los personajes en voz bien alta y a J encogido porque le daba un poco de miedo un personaje.



Uno de ellos, de los personajes, se quejaba de lo duro de ser princesa. Que si mechas, que si un corse, vestidos incómodos, ¡hasta la depilación láser!


Y al escuchar esto mi Danielito, ya famoso por aquí, comentó:

- Uish, depilación LÁSER, como en Stars Wars... iuuuunnnn, iunnnn- dijo, mientras movía un imaginario sable laser.


Si Darth Vader levantara la cabeza... Montaba una franquicia de pelos fuera.

Lunes post vacacional, me voy a coger una depresión de profesional

Imagen
¡NOOOOOOOOO! Ha llegado el lunes y no estoy desintoxicada de niños, puf, qué mal lo voy a llevar. No me ha pasado en absoluto como en navidades, que llegué a echar de menos a los chiquitines. Esta vez no, no me ha pasado.

Esta semana qe hoy empieza (apuf) va a ser para mi una semana de planificación. En primer lugar de ver cuánto de trimestre nos queda, quitando romerías y tonterías varias. Para seguir, no saltarme ni un día más el gimnasio y esas cosas (en el fondo esto me gusta). Y por último ponerme a organizar todo eso de la boda que solamente se puede hacer a partir de ahora, así que mayo y junio van a ser realmente intensos. Y, por supuesto, quiero sacar tiempo libre para mi misma, porque voy a terminar explotando.

Hoy, lunes, toma de contacto. A volver a domar a los fierecillas y  meterles caña, porque me da en la nariz que lo de sumar llevando se les ha borrado de la memoria a más de uno y a más de una.


Pero todo esto, como siempre, previo paso por chapa y pintura.

Buen ret…

Conclusiones de una Semana Santa algo rara

Mira que me han cundido poco las vacaciones; y no es porque hayan sido cortas, que tampoco es cuestión de quejarme de eso. Simplemente es que el segundo trimestre fue tan tremendamente largo que necesitaría otros diez días más para desintoxicarme.

He tenido días de todo tipo, unos de esos de levantarse bien temprano, y otros de pasar de las once de la mañana perdida entre las sábanas. Y entre unos y otros me ha dado por sacar conclusiones.

- No me hace mucha gracia que algunos blogs de moda o cosmética se hayan convertido en simple publicidad de marcas. No me aportan nada, ni opiniones sinceras ni contenidos interesantes. Mala cosa.

- Ser valiente no es solo cuestión de suerte. Los saltos al vacío dan miedo a mucha gente.

- La programación de la televisión es una absoluta porquería. Con el dinero que se invierte y las tonterías que echan.

- La persona que es mala, mala es.

- Nunca se tienen suficientes perchas, sobre todo cuando se comienza a sacar la ropa de primavera, que va casi to…

Poniendo etiquetas: Los niños de nuestras aulas Vol. II

Son tantos los tipos de niño que pueblan las aulas que no era suficiente con un solo post.

- El superdotado: Es listo. Mucho. Más que todos los maestros juntos y lo malo es que él lo sabe. No tiene reparos en reirse de los demás cuando meten la pata y además se ríe del maestro cuando hace alguna cosa graciosa por animar el ambiente de la clase. Es maduro hasta aburrir. Con cariño y esfuerzo volverá a ser un niño más o menos normal, de esos que juegan y hablan con los demás con normalidad.

- El histriónico: Grita, gesticula, llora, se entristece... Todo le afecta mucho y lo demuestra. Si hay que estar alegre él lo está más que nadie. Y lo demuestra. Si se está enfadado él lo está más que nadie. Y lo demuestra. Es un intenso y cansa a todo aquel que tiene cerca. No lo hace por manipular, no al menos la mayoría de las veces; es que él es así.

- El cotilla: Tiene mil y una tácticas para enterarse de todo, pero generalmente pone el ojo y la oreja donde más le conviene y no hay más que hablar.…

Poniendo etiquetas: Los niños de nuestras aulas Vol. I

Mi trabajo consiste en su mayor parte en trabajar con personas. Pequeñas, de corta edad, pero personas al fin y al cabo, con las mismas particularidades que un adulto, con unas aficiones y personalidad muy marcadas.

Por eso, y porque me encanta poner etiquetas en plan guasón, inicio esta serie clasificando los tipos de niños que me he encontrado en las aulas en mi recorrido por los colegios canarios y andaluces. Y ojo, parto de que estoy haciendo una clasificación totalmente subjetiva y centrada en ciertos rasgos y, como ocurre con cualquier persona, los niños son personajillos complejos y normalmente adorables. Normalmente...

Los niños de nuestras aulas
- El guarreta: Este niño es capaz de llegar perfumadito, limpito y hecho un pincel al cole. Antes de las diez habrá conseguido dar un asco tremendo a todo aquel que se acerque. Sus mocos cuelgan y lucen resecos en la manga de su jersey, pese a que le has facilitado toallitas y hay pañuelos a su alcance. Si estornuda o tose lo hará sobr…

Lunes de Semana Santa, cuesta salir de debajo de la manta

Imagen
Aunque esté de vacaciones hoy, para muchos, sigue siendo lunes, aunque al menos en Andalucía, la mayor parte de los sitios donde se trabaja por la tarde tiene un horario más flexible en estos tres días laborables.

Hoy ha amanecido con sol en Huelva, pero no es cuestión de hacerse ilusiones, porque ya se aprecia mirando el radar portugués cómo va subindo poco a po la anunciada lluvia. Este año, sinceramente, lo voy a sentir no por las cofradías, sino por todos esos negocios que se mueven alrededor del tema de las pocesiones (bares, cafeterías y similares) y que seguramente dependían de estos días para conseguir unos ingresos extra. Porque siempre que se sale a ver procesiones al menos un cafelete debería caer.

Como propósito de la semana, además de lo obvio de todas las vacaciones como limpiar, planchar y eso, y además de hacer unas cuantas cosas del cole que no me apetece mucho hacer, me he propuesto dedicarme a cuidarme el pelo y las uñas, porque el primero, si bien está últimamene m…

La pequeña I

A la mamá de la pequeña I sus jefes hay meses que le pueden pagar. Muchos meses no y otros le pagan cien o doscientos euros. Pero la mamá de I va a trabajar todos los días, porque piensa que mejor intentar luchar codo con codo con sus jefes por lo poco que tienen que irse a la calle.

El papá de I hace casi dos años que dejó de trabajar. Hace chapuzas esporádicas. Muy esporádicas, porque los papás de I son extranjeros y en ese pueblo a donde fueron a parar la gente como ellos no son muy bien recibidos por alguna gente.

A la madre de I, a veces, se le olvida echarle la meriendita a su niña para el recreo. Sobre todo cuando va llegando final de mes. A veces el final de mes empieza el día quince. Otras veces empieza el día diez. Menuda madre olvidadiza que está hecha. Menos mal que en el cole su maestra tiene un armarito con un candado con zumitos, galletas y esas cosas que les gustan a los hijos de madres desmemoriadas.

Por eso, en la última excursión, la maestra de I hizo una magia espe…

Consejos de belleza para hombres, diez claves básicas para ser un ligón de primera

La mujeres, a la hora de valorar a un hombre, de decidir si nos gusta o no, si él tiene algo que hacer o se va a ir a casa de vacío, somos tremendamente complicadas puesto que nos fijamos en cientos de detalles en un momentito.
Así que, independientemente de tu físico, ahí van unos consejos útiles para arrasar con las chicas porque, en el fondo, somos sorprendentemente básicas.

1. Dúchate.

Las mujeres tenemos un olfato tremendamente desarrollado (sobre todo comparado con lo que parece ser el masculino) así que pasar a diario por la ducha es requisito impescindible para que os demos la oportunidad de hablarnos.

Y no solamente por el olor, una piel grasienta, un pelo sucio, nos tira de espaldas.

Si dudas si hueles mal o no,  pasa del desodorante, dúchate y luego te perfumas lo que quieras. Y no me cansaré de repetirlo, lo de Axe es publicidad engañosa. Si hueles mal, hueles mal y solamente lo soluciona pasar por agua.

2. Lávate los dientes.

Volvemos a lo del olor. Se os nota, a la legua…

Después de buscar...

Imagen
Es míooooooo.

A ver, me tengo que visualizar, encontrar algo que disimule el tremendo escotazo que tiene...

Pero es precioso.

Hoy estoy quemada

Oye, que no es porque el trimestre sea muy largo, es que estoy quemada de sentirme como los forzudos esos que tiran solos de aviones gigantescos.

Quemada de los niños gritones y maleducados de 2º.

Quemada de los niños vagos, a los que les das una ficha a las diez de la mañana y a la una de la tarde todavía no la han terminado.

Quemada de gente maleducada, gritona, prepotente... Sin autocrítica y egoísta.

Quemada de padres tontainas que se meten en mi trabajo. O que lo intentan.

Quemada de la gente que lo hace todo taaaaaan complicado y difícil. Sobre todo lo más fácil.

Quemada de la gente mochila, los que se te suben a la espalda para aprovecharse de tu trabajo.

Quemada del tráfico onubense, tan lento, tan absurdo tan... ¡acelera al entrar en la rotonda, hombreeeeee!

Quemada de que al llegar el calor la gente empiece a oler mal, ¡existen las duchas y los desodorantes!

Como dice la canción, más quemada que el cenicero de un bingo. Así.

Quemada de tener sueño a todas horas.

Así que hoy …

Lunes pre Semana Santa, el éxito lo tiene cualquiera que se levanta

Imagen
De nuevo es lunes. Parece mentira que los días y las semanas se sucedan con esta velocidad y que de pronto nos encontremos pensando en ir a la playa y con mangas cortas.

Y antes de haberme dado cuenta estoy de nuevo en el colegio, de lunes, de jornada interminable. Lo que odio de los lunes en realidad no es el horario larguísimo (que también, a nadie le gusta la jornada partida) sino que por la tarde no solemos hacer nada de importancia y a mi eso de estar en el trabajo haciendo como que se trabaja me aburre mucho, me deprime y me sienta fatal. Ya que tengo que estar en el trabajo, prefiero estar haciendo algo de provecho.

Como propósito de esta semana me seduce hacer eso de disfrutar del buen tiempo (verás que es decir esto y empezar a nublarse), pasarla lo mejor posible y hacer algo que nunca hago (o casi nunca) y es darle a la gente lo mismo que ella me da a mi, no más. No menos.

Punto por punto. Me das atención, te la doy, me das amabilidad, te la doy... Pero tanto dar a cambio de…

Conclusiones semanales para jornadas interminables

En una semana tan tremendamente larga da tiempo a reflexionar mucho acerca de lo que acontece... A sacar conclusiones y a quedarme con alguna que otra duda.

- Si a la que tengo delante le queda tan mal la combinación de colores negro y marrón, ¿me queda igual de mal cuando yo lo hago?

- Los vagos... Vagos son.

- Si las hay que graban un vídeo, lo suben a youtube y ya se creen unas gurús, ¿puedo autodenominarme it-girl del colegio por haber introducido el color Block y las uñas crackeladas en tan solo una semana? (aunque lo del color block ha pasado un tanto desapercibido yo la semana que viene seguiré con ello.

- Los esmaltes de pintura y cosas así son mucho más entretenidos cuando los puedes compartir.

- No soy la única a la que le revuelve el estómago el olor a inciendo a primera hora de la mañana. Tampoco a la que le parece fuera de lugar en un colegio laico.

- Muchas veces he deseado poder echar una siestecita durante mi jornada laboral, pero hay quien lo hace y sin ningún remord…

Directamente al cielo

Copio de la web que frecuento bastante en busca de materiales, Actiludis.

Un maestro que muere y va a las puertas del cielo…
San Pedro buscó en su archivo, pero últimamente andaba un poco desorganizado y no lo encontró entre el montón de papeles, así que le dijo: - Lo lamento, pero no estás en las listas.
De modo que el Maestro se fue a la puerta del infierno, rápidamente le dieron albergue y alojamiento. Pasó el tiempo y el Profe se cansó de padecer las miserias del infierno, así que se puso a diseñar un Proyecto y un PAC, organizó un Órgano Colegiado, un AMPA, un CEP y manos a la obra: a realizar mejoras… Con el paso del tiempo, ya tenían certificaciones en varias áreas: infierno libre de humo, aire acondicionado, inodoros automáticos, escaleras eléctricas, centro de computo, techado en el patio, recuperación de cuotas atrasadas, círculos de lectura, grupos de alfabetización, todo tipo de becas, festivales, etc, etc, etc…
Y así, aquel Maestro se convirtió en la adquisición más rentable e…

Las mujeres somos multitarea

La clara luz de la mañana entra por las ventanas de mi aula, orientada al sur. Dinámica como una presentadora de televisión, me muevo delante de la pizarra  explicando,una vez más, la suma llevando. Hay algunos nenes y nenas que no lo terminan de pillar y se olvidan de subir la que nos llevamos.

Explico, sumo, pongo los deditos, uso diferentes colores de tiza, llamo la atención a los despistados, modulo la voz con arte, gracia y salero, suelto alguna broma para mantener la atención y... Veo un gigantesco moco verde pegado y reseco en la punta de la nariz de D.

Sin dejar de contar con los deditos, apuntando con mi brazo elástico los números en la pizarra, cojo una toallita húmeda y me dirijo hacia D.

Con la mano izquierda le agarro la cabeza a D.

Con la mano derecha restriego la toallita húmeda contra la naricilla de D.

D intenta zafarse.

Yo sigo ejerciendo presión mientras mi mano-tenaza se aprieta sobre la pequeña cabecita intentando que no se mueva y poder quitar bien ese moco verde…

Los lunes de abril son buenos de dormir

Imagen
Menudo sueño se tiene los lunes. Lo mismo éramos más productivos si nos dejasen entrar los lunes por sistema una horita más tarde, que nos diera tiempo a llegarrelajaditos y descansados. Así lo mismo llegábamos con más ganas y la mañana se nos daba mejor.

Por el contrario de lo que me pasa a mi, los lunes por la mañana son tremendamente productivos con mis nenes, porque como llegan con sueño, llegan muy calladitos y yo aprovecho y les meto tres horitas (hasta el recreo) a piñón. Soy de las maestras que prefieren dar caña en clase y que los chavalites tengan las tardes libres para jugar en la plaza del pueblo. Y en eso tengo padres de mi parte, y padres en contra. Pero bueno.


La semana me la preveo dura. Hemos comenzado un nuevo trimestre sin tener de por medio ningún periodo vacacional y, aunque hemos dado las notas, los niños comienzan a estar muy quemados. Cuesta mantenerlos atentos y el hecho de que los contenidos se vayan complicando hace que el esfuerzo deba ser mayor por su part…

Conclusiones semanales de tiempos preprimaverales

Desde el lunes hasta hoy juraría que no han pasado siete, sino veinte o treinta días. Interminables y agónicos.

De salud he tenido de todo, comencé mal, viví días estupendos, fui de nuevo al gimnasio y me desperté con dolor de garganta nuevamente la madrugada del viernes al sábado. Ole. Hablando con una amiga que tiene una alergia similar a la mía empiezo a sospechar que, si se me está dando el mismo caso que a ella, ni me es suficiente con antibiótico ni con antihistamínico. En fin, supongo que le tengo que tomar el pulso al cuerpo. Y la verdad es que el tiempo no acompaña, puesto que de los 27ºC de máxima el viernes hemos pasado a los 17ºC del domingo. Con diez grados de diferencia se hace difícil saber vestirte para no pasar ni calor ni frío.

En cuestiones de trabajo, está visto que se pueden hacer siempre mejor las cosas, pero que es ponerse. Que mucho quejarnos de ciertas cosas pero los maestros, en ciertos aspectos, podemos hacer mucho más de lo que hacemos y con relativamente p…