Los lunes de abril son buenos de dormir

Menudo sueño se tiene los lunes. Lo mismo éramos más productivos si nos dejasen entrar los lunes por sistema una horita más tarde, que nos diera tiempo a llegarrelajaditos y descansados. Así lo mismo llegábamos con más ganas y la mañana se nos daba mejor.

Por el contrario de lo que me pasa a mi, los lunes por la mañana son tremendamente productivos con mis nenes, porque como llegan con sueño, llegan muy calladitos y yo aprovecho y les meto tres horitas (hasta el recreo) a piñón. Soy de las maestras que prefieren dar caña en clase y que los chavalites tengan las tardes libres para jugar en la plaza del pueblo. Y en eso tengo padres de mi parte, y padres en contra. Pero bueno.


La semana me la preveo dura. Hemos comenzado un nuevo trimestre sin tener de por medio ningún periodo vacacional y, aunque hemos dado las notas, los niños comienzan a estar muy quemados. Cuesta mantenerlos atentos y el hecho de que los contenidos se vayan complicando hace que el esfuerzo deba ser mayor por su parte y por la mía.

La semana pasada terminé esmerándome con los estilismos porque reconozco que últimamente me había orientado en demasía a ir cómoda sobre todas las cosas, y si a eso le sumamos eso de escoger la ropa por la mañana a oscuras y aprisa pues apaga y vámonos.

Así que como propósito de la semana me propongo dejar bien el pabellón bien alto en horterilandia. Pese a quien pese. Después de todo tampoco he aparecido por el colegio así:


Supongo que estoy a tiempo...

Pasad buen lunes.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal

Dress Code para maestras (y maestros)