Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2008

Mi chaquetón es mío, y sudo porque quiero

Este fin de semana ha vuelto a nevar en el Teide, así que por sus laderas (incluso se nota desde La Laguna) corre un airecillo fresco que te deja las mejillas enrojecidas cual Heidi de las montañas.

Esta mañana, cuando Mika me cantaba Relax en el Ipod, me entraban ganas de bailar en medio de la calle a ver si la sangre volvía a circularme por las extremidades. Por increíble que parezca, a media mañana, la sangre volvió a circularme con normalidad, mientras le daba la clase de francés a uno de los sextos.

Las tres primeras horas las paso con mi tutoría, un tercero de primaria. Toca lengua, así que los hago sacar el libro, leemos y hacemos de forma oral algunos ejercicios. Los problemas llegan cuando los insto a sacar la agenda y apuntar los deberes de lengua que les mando para casa. Observo a C, moviéndose con mucha dificultad dentro de su chaquetón acolchado de color rosa fucsia. C se revuelve en su silla, termina levantándose y tirando al suelo la mitad de lo que había encima de su mes…

Gente messenger

Supongo que, como a mucha gente le pasa, tengo tantos contactos en el messenger que a veces no sé muy bien quién es cada cual. A la mayoría de ellos los tengo clasificados por el lugar o la razón que me llevó a conocerlos e incluírlos: trabajo, ciudad, academia de oposiciones...



No soy muy amiga de hablar por teléfono, así que el messenger me viene de muerte algunas veces, puesto que, aunque no hable con nadie, nada más ver lo que tienen de frase en el messenger ya sé cómo le va la vida a la persona que me interesa.



La verdad es que también en el messenger se puede ver la personalidad de cada cual, si le va mal o bien la vida, si se han enamorado o si se quiere presumir de algo.



Con respecto al Nick, o sobrenombre, tengo contactos que tienen un nombre y una forma de escribirlo muy característica, de forma que se han convertido en seña personal identificativa. El nick varía mucho en función de la edad (real o mental) de la persona a la que pertenezca pero, a diferencia del nombre real, qu…

Quiero ser como Pepe

Imagen
Mi primer contacto con la música canaria fue un villancico canario que nos enseñaron en el colegio, uno que decía "Arrorró cantaba María, folías tocaba José, el niño los mira y sonríe, y son felices los tres, la la la...".



Por aquella época ni idea de lo que era una folía, ya ves. Sin embargo, cuando el curso pasado aterricé en las islas me di cuenta, nada más encender la tele, que estaba descubriendo un nuevo universo musical, con sus propias estrellas.



Quizá lo más universal de este mundo sean la K-narias, unas gemelitas que se mueven que da gusto verlas (Con permiso de los Sabandeños, claro).



En las desconexiones territoriales de la televisión, sean cadenas públicas o privadas, siempre tenemos unos minutitos donde nos ponen trozos de vídeos musicales de grupos y solistas que despuntan en las islas (con su peculiar estilo por norma general).



Quitando al Trío Zapatista, que merece un par de post aparte, a mí me llama mucho la atención un señor que se llama Pepe Benavente.



Pepe B…

Federico

Imagen
Federico viene todos los días a clase, el primero en llegar y el último en irse. Casi se diría que vive allí, entre las tizas de colores y el olor a plastilina.

Federico es alto y espigado, tan delgado que podemos contar sus huesos. Con una sonrisa eterna en su cara es testigo impasible de las bromas de los niños de la clase y de la mirada recelosa que le dirijo yo, la maestra.

A Federico no le importa que le falte un brazo. De hecho no es muy participativo, aunque de vez en cuando un niño lo empuja, se pone en movimiento, y su mandíbula tiembla como si riera a carcajadas.

Federico tiene nombre propio y es uno más en el grupo.

Mi cole mira al mar

Imagen
Mi nuevo cole tiene grandes ventanales en todas sus aulas. La luz natural entra por tres de las cuatro paredes de cada aula y te llena de energía desde la primera clase de la mañana.



Mi clase, la de uno de los terceros, mira al mar, como si en vez de un aula fuera un mirador promocionado por el Patronato de Turismo Insular. Las aulas son grandes, y tienen el mobiliario justo para que no sientas que falta o te sobra nada.




El Atlántico me saluda azul e incitante y me distrae mientras doy la clase que toque: francés, matemáticas, lengua... Y veo las pequeñas corrientes que se forman y me imagino que todo va a ir a mejor. Viendo el mar sonrío, de forma irremediable, recordando a cada instante cuánto de hermoso tiene esta isla.

Próximo destino: Cruz Santa

Después de que las chicas de delegación me pusieran esta mañana un caramelito en la boca, me lo han quitado sin avisar y me mandan 14 días a Cruz Santa, en Los Realejos.


Menuda semanita lleva delegación con las equivocaciones.

A ver qué tal va.

Por cierto, seguiré por La Laguna, a la que ya considero como mi casa.

Sorpresas de lunes o de por qué un avión de Iberia se fue hoy a Tenerife con un pasajero menos

Anoche ya se lo decía a mi novio, entre lágrimas, que me escuchaba con esa paciencia infinita con la que ha nacido:

- Esta sustitución me da mal rollo.

Como cuando me nombraron el viernes no había nadie en el colegio por ser vacaciones, esta mañana nada más levantarme llamo al colegio que me había tocado:

-Hola buenos días
- Buenas
- Mire, soy fulanita de tal, la sustituta de francés, es para avisar de que...
- Uissshhhh, vaya mala pata. Si se supone que tenías que venir a sustituirme a mí.

El se supone me sienta como un puñetazo en el estómago.

- ¿Te has incorporado ya?
- Sí, es que yo avisé, entregué el viernes el alta, y avisé que no fueran a nombrar a nadie... menuda faena.
- Pues sí, es que tengo el billete de avión para dentro de un rato...
- Pero, ¿dónde estás?
- Yo soy de Huelva...
- ¡Ay Dios!
- Eso mismo... a ver qué hago ahora.

La conversación se alarga unos minutos más en estos términos y con buen rollo.

La siguiente llamada es con delegación, con las chicas de personal:

- Hola, buenos días…

Mi maleta: Consejos útiles para la maleta del maestro sustituto

Mi vida nómada me exige hacer, como mínimo, una maleta al mes.

Tengo un juego de maletas, una grandota y otra tamaño equipaje de mano, de AD, en color turquesa y naranja, que me trajeron los Reyes Magos del año pasado. El curso pasado, como tenía más claro por cuánto tiempo iba y venía me llevaba las dos maletas. Este año, estoy prescindiendo de la pequeña y me llevo la grande (y la eterna mochila del portátil).

Después de más de 20 vuelos en año y medio (el del lunes será mi vuelo número 26), he ido adoptando una serie de pautas para hacer la maleta que, aunque a priori puedan parecer razonamientos obvios, a mí me ha costado horas de reflexión compilar:

1) Tipo de maleta: Verdaderamente es una ventaja tener una maleta llamativa y original cuando viajas en avión. La ves enseguida cuando sale por la cinta transportadora y a veces hasta puedes ver cómo la montan en el avión. El tamaño, lo más ajustado posible a lo que se vaya a llevar. Aunque viajo con una bolsa de viaje desmontable de Mis…

Nueva parada

La próxima parada en mi vida de maestra sustituta en tierras Canarias:
Icod de los vinos
(Haciendo noche en La Laguna, y cogiendo dos guaguas muuuuy temprano).

Humor de precampaña (II)

Hay quien ve un micrófono y se ve poseído por el espíritu del afán de protagonismo.

Arias Cañete (Un señor del PP) ha protagonizado una de las perlas de la precampaña electoral de este año.

Resulta que este señor, un día, se fue a tomar un café y el señor que lo atendía en vez de traerle un cortado, le trajo un café bombón. Así que se mosqueó y la lió.

Por las buenas, ha llamado incompetentes a todo inmigrante que esté trabajando en España, porque están poco cualificados.

Así, sin más.

¿Naciste en España? Pues ingeniero, por lo menos.

Ahora, si naciste en Ecuador o Argentina no sólo estás poco cualificado, sino que te levantaste un día y pensaste: - Voy a exprimir el Sistema Nacional de Salud español.

Así que si eres inmigrante y piensas venirte por España a buscarte la vida, que sepas que hay gente que tal como te oiga hablar ya sabrá que eres un inútil, que no tienes derecho a ponerte malo y un montón más de detalles que deberías saber de antemano.

Si esto no es xenofobia que baje Hitler y …

Humor de precampaña (I)

Venezuela tiene lo suyo con Chávez... En Andalucía tenemos a Chaves.

Chaves es un señor bajito y cabezón, con mucha labia, que llegó al poder en la Comunidad Autónoma Andaluza con la democracia, así que los que nacimos por esas fechas no recordamos a otra persona por estos lares. Vamos, que nos metíamos con Fraga y Chaves va por el mismo camino.

Mira que este señor mete la pata (como todos), pero aquí se le sigue votando de forma casi unánime pues, entre otras cosas, tampoco hay una alternativa de gobierno que parezca merecer mucho la pena. Lo que dicen, que malo conocido...


Pero ahora Chaves aprovechando las fechas de carnaval, se ha decidido a animarnos el día y meterse a humorista. Tan poca fe tiene en esta, nuestra comunidad, que ha decidido facilitarnos el ingreso en el mercado laboral (agárrense) enseñando en la escuela las lenguas cooficiales del Estado español, esto es, gallego, euskera y catalán.

Vamos, que nos vayamos haciendo a la idea de que, de mal que está la cosa, vamos a t…

Tipos de compañeros de trabajo

No es que mi carrera profesional sea muy dilatada, pero si he tenido en todos mis puestos de trabajo la suerte de tratar, como compañeros y compañeras, con muchas personas diferentes, con sus peculiaridades y particularidades.



Me he dado cuenta que, independientemente de lo excelentísima persona que seas en tu vida privada, cada cual desarrollamos una forma de trabajar y de relacionarnos con los compañeros o de comportarnos en el ambiente laboral.



Yo me he topado con:



La divina: Independientemente de cuál sea su función, va siempre ideal de la muerte. Da la sensación de haberse levantado a las 5 de la mañana con el firme propósito de estar perfecta. Además, posee una habilidad sobrenatural para permanecer así toda la jornada laboral: no se despeina, no se le corre el lápiz de ojos, no se le altera el colorete... Haga lo que haga, aunque sus tareas impliquen actividad física o manipular cosas que manchen. Son así desde el instituto y se van perfeccionando con los años.



El invisible: Chico …

El año de los tiros

Imagen
(Foto de Julio Segura Carmona)

Uno de los paisajes más extraños y cautivadores de la provincia de Huelva lo forman las minas de cobre de Riotinto y sus alrededores.

El río Tinto toma su nombre del color rojizo que adquiere al bañar el mineral que, además de teñir sus aguas, cambia su acidez de forma que no hay otro río donde se den las condiciones de composición química que se dan en este. Es por esto que desde hace unos años tienen base en Huelva investigadores de la NASA, puesto que se presupone que aqui se reproducen las condiciones climatológicas (salvando las distancias) que se pueden dar en Marte.(Foto de Julio Segura Carmona) Corta Atalaya, mina a cielo abierto.
Las minas de Riotinto se explotan desde la antigüedad. Muchos fueron los pueblos que, estando asentados en Huelva, extraían mineral de cobre de las entrañas de la tierra: Tartessos, romanos, musulmanes...
En el siglo pasado la mina estaba explotada por capital y dirección ingleses y personal onubense que, como todo pueblo p…

Con la familia al teléfono

Cuando estoy en casa y no estoy sola, normalmente, nunca cojo el teléfono. Porque nunca es para mí.
Quien se quiere poner en contacto conmigo ya sabe cómo localizarme: Por el messenger o por el móvil.

Así es la cosa. Tanto que si paso unos cuantos días sin abrir el messenger (que suele estar abierto perpetuamente con mensajes de "no estoy", "he salido", "estoy estudiando"...) en mi móvil empiezo a recibir llamadas y mensajes preguntando por mi salud.

Esta mañana, mi madre sale un momento a hacer un recado. No pasan ni diez minutos y el teléfono comienza a repiquetear.

Es una de mis tías, preguntando por mi madre, evidentemente. Tenemos un rato de charla agradable hasta que me suelta la frase del día:

- Y bueno, qué ¿Te estás divirtiendo por Canarias?

Me quedo un tanto parada y completamente muda ante la pregunta. Pasan al menos diez segundos hasta que puedo contestar:

- Es que verás, tampoco estoy allí de vacaciones, ¿sabes? Trabajo, madrugo y cambio de lugar de…

Supermercado

Ayer por la mañana, me tocó ir al súper a por leche, azúcar, maíz y toallitas.

En la cola de la caja, me encuentro con mi hermana que también ha ido a hacer lo propio. Es lo que tiene vivir en el mismo barrio (a veces parece que somos como una familia mafiosa, con nuestra propia zona y tal). Pese a lo lógico de la situación mi hermana se desmarca con la frase del día:

- ¡Hombre!, ¿Qué haces aquí?
- Lo mismo que tú- Respondo yo.

Mientras ella pone lo que se va a llevar para que lo cobren, yo ignoro a la señora que va delante mía en la cola y charlo de lo divino y de lo humano con la sangre de mi sangre.

Mi hermana me espera mientras cobran a la señora que va delante de mí. En estas, un señor alto, rubio y con un hedor insoportable a alcohol se cuela, me mira y al ver que le pongo mala cara me dice, con marcado acento de la Europa del este:

- Yohhh llevo do, nada ma, paso delante.

A lo que respondo, con un marcado pero involuntario deje canario:

- No, usted hace la cola, igual que yo.

- Llevo do…

La joya de la corona

Imagen
Ha sido un regalo inesperado, autoelegido y no por eso menos disfrutado.



El primer complemento de color amarillo (amarillo mostaza, pero amarillo al fin y al cabo) que he elegido por voluntad propia. El segundo resultó ser un par de pendientes de Sphera, esa misma tarde.


He pensado en combinarlo con Fucsia, morado, marrones, evidentemente negro... pero seguro que tiene muchas más posibilidades.
Es de la nueva colección de Misako (que ha subido el precio un euro).

Comparando la realidad con la ficción

Después de esta semana donde he vuelto a Huelva y me estoy recuperando de un gran resfriado con su (para mí lógico e ineludible) horrible dolor de garganta, colaboro gustosa acompañando en el hospital a un familiar tremendamente querido.

Mientras la niebla en el exterior me impide ver nada, me concentro en mi libro de Didácticas específicas (I), a cuyo examen me quiero presentar la semana que viene.

La silla de acompañante está justo encarada al pasillo, así que distraidamente observo el ir y venir del personal del hospital, enfermos y acompañantes. No se puede evitar realizar comparaciones entre las series de médicos y la realidad del Sistema Andaluz de Salud.

En el Juan Ramón Jiménez también hay residentes (las malas lenguas dicen que algunos las pasan canutas) pero en la planta en la que estoy la residente es joven y mona. No como Meredith Grey. O la chica que hace aqui su residencia es superdotada y acabó el instituto a los 12 o Grey es repetidora. Muy repetidora. ¿En serio se creen …