Tipos de compañeros de trabajo

No es que mi carrera profesional sea muy dilatada, pero si he tenido en todos mis puestos de trabajo la suerte de tratar, como compañeros y compañeras, con muchas personas diferentes, con sus peculiaridades y particularidades.



Me he dado cuenta que, independientemente de lo excelentísima persona que seas en tu vida privada, cada cual desarrollamos una forma de trabajar y de relacionarnos con los compañeros o de comportarnos en el ambiente laboral.



Yo me he topado con:



La divina: Independientemente de cuál sea su función, va siempre ideal de la muerte. Da la sensación de haberse levantado a las 5 de la mañana con el firme propósito de estar perfecta. Además, posee una habilidad sobrenatural para permanecer así toda la jornada laboral: no se despeina, no se le corre el lápiz de ojos, no se le altera el colorete... Haga lo que haga, aunque sus tareas impliquen actividad física o manipular cosas que manchen. Son así desde el instituto y se van perfeccionando con los años.



El invisible: Chico o chica seria y resposable, de físico normal sin ningún rasgo sobresaliente. Salen de la nada y siempre te queda la duda, al llegar a casa, si esa mañana han ido a trabajar o no, porque no lo recuerdas. Suelen hablar poco y en voz baja. Suelen tener buenos currículums que boicotean con su actitud de pasar desapercibidos para todo.



La que lo cuenta todo: Es ese compañero o compañera que te cuenta cada detalle de su vida personal. Te sabes cuántos hermanos, sobrinos, tíos y primos tiene. Si ligó el fin de semana, y el herpes que le pegaron en una noche loca. Muchas veces, aunque no siempre, tienen la misma diarrea verbal con los asuntos ajenos, así que ojito con hacerle confidencias.

La aburrida (o el aburrido): Es una persona con vida personal pobre, que se dedica a buscar diversión entre los compañeros de trabajo. Bien a través de una orgía de cotilleos, bien pidiendo inistentemente "cuéntame algo". Con diferencia es el compañero de trabajo que más me carga. Odio que presupongan que si se aburren ahí estoy yo para contar algo divertido.

El vago: Abunda. Es ese tipo de persona que hace el mínimo y no se implica en ninguna tarea de grupo, por más indirectas o directas que se le manden. No es que sea un virtuoso de la técnica del escaqueo es que son vagos hasta para disimular.

El despistado: Lleva años en su puesto y aún no lo domina. No es que sea tonto, es que hay demasiados detalles a tener en cuenta. Así que, como el pobre o la probre tiene interés en hacerlo bien lleva a todo el mundo de cabeza explicando una y otra vez lo mismo. He de decir en la defensa de este especimen que suele reunir muchas virtudes que te hacen olvidar su defectillo.

El "dueño": Le pone tanto interés al tema que parece que va a heredar el negocio, o que la Junta le va a regalar el colegio. Si su hora de salir son las dos, a las tres sigue sin prisa. Suelen caracterizarse por una ausencia casi total de vida personal.

El hiperactivo: Tiene vida personal, echa más horas que tu y le sobra la energía. Suele levantar sospechas de dopaje. No solo le sobra la energía, sino que rinde el doble que cualquiera en sus días más bajos.


Seguro que se me queda alguien en el tintero... Pero han sido personas tan únicas que no puedo aún hacer un análisis tipo para ellos.

Comentarios

  1. Desde luego q llevas razón, creo q se te han pasado, el/la pelota, el/la q se apunta medallitas, el/la envidioso, el/la q va de gracioso, el/la imbecil... en fin, q de todo hay en la viña del señor... yo creo q he me he topado con todo tipo de especímenes de estos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. que bueno el post, en serio!...
    YO en mi oficina tengo:
    La que siempre va moniiisima, pero discreta...es decir, yo..jijijiiji.
    Que también soy la cotilla, chisme que cuentan, allí estoy yo.

    La que airea su vida privada a la primera de cambio.

    El que se cree el dueño de la empresa.

    La que es un poco cochinota, egoista, pasota y vaga...pero la tía safa siempre, es la pelota y se las cuela dobladas al jefe.

    La que es el libro gordo de petete, es la mano derecha del jefe, a veces pienso que sabe más que el propio jefe, lleva toda la vida en la empresa...

    La que no se calla ni debajo del agua.

    y por último el todo lo sabe todo lo entiende...

    En fin, que hay de todo, para todos!.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. jajajaja...he identificado un monton de ellos con compañeros mios!!te falta la envidiosa: puede llegar a hacer muchisimo daño, y de esas, sí que hay que huir...
    besotes!!( uy..sandra tb se ha acordado de ella!!)

    ResponderEliminar
  4. Cuanta razón,cuquiamiga, cuánta razón... Ojala fueramos todas ricas y famosas y no tuvieramos que aguantar a ciertos personajes... pero mientras... a tomárselo con humor!

    ResponderEliminar
  5. mucha razon que fastidio tener una compañera vaga en el trabajo y lo peor que habla que ella hace todo son personas con falta de profesionalismo, y aparte que ya tienen su edad y parecen peor que niños bobos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Dress Code para maestras (y maestros)

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal