Entradas

Mostrando entradas de junio, 2010

Un último empujoncito

Imagen
Tres días. Tres, y me cojo vacaciones.
Uf, pues no sé yo si voy a poder, de verdad, porque reconozco que este año me he forzado en algunas cosas sin necesidad y ahora me están empezando a pasar factura los excesos de estrés. En fin, que estos días reuniones, dejarlo todo atado y esperar que el año que viene lo pase en un lugar, al menos, igual de bueno que este.
A mis niños ya los echo de menos, porque no sé si los voy a volver a ver más.
Pero no nos pongamos melancólicos que es lunes y encima esta semana comienzan las rebajas (donde buscaré un bikini y una colcha de verano) a la vez que mis vacaciones. 
A todos esos padres y madres que siguen pensando eso de la suerte del maestro, las vacaciones, la buena vida y tal, varios mensajes. A saber:

1- Las facultades siguen abiertas y en periodo de preinscripción.
2- Si usted no aguanta a su hijo/a o hijos un par de horas "dando la lata", imagine lo que es aguantarlos en grupos de veinte (de media), cinco horas seguidas (o más si es…

Decorando

Imagen
Estoy apretándole las tuercas a los de Banak porque encargué los muebles del salón y el comedor en febrero y todavía me tienen esperando. Nunca me imaginé que esta empresa me fuese a dar estos problemas. Sin los muebles del salón tengo paralizado el proyecto decorativo de la casa.
Lo que sí tengo claro es la tele que quiero. En realidad cuando la ví, hace un par de años, me enamoré de ella.
¿A que parece un cuadro?

Propósitos veraniegos (Editado)

Para maestros y maestras el fin de curso es como diciembre para el resto de trabajadores. Es hora de tomarse un respiro y hacer balance del año. Este curso ha sido tan bueno que miedito da pensar en el futuro, porque la vida suele ser muy perra y no nos da demasiados momentos como estos.

A unos días de vacaciones pretendo:

- Aprovechar el buen tiempo para seguir moviéndome y seguir bajando de talla.

- Ponerme morena, poco a poco y con mucha precaución, que el sol viene este año con más mala idea que nunca.

- Leer y ver series. Recuperar mi ocio.

- Empaparme de tiendas de decoración y adelantar la casa todo lo posible. Poner el papel pintado de la entrada, ver auxiliares para la misma, colocar el espejo, buscar accesorios del baño... Mil cosas acumuladas.

- Reorganizar armarios.

- Retomar eso que llaman "vida social".

- Prepararme con tiempo las asignaturas de la UNED que dejé para septiembre.

- Esperar con todas mis fuerzas que el destino que me dé la Junta de Andalucía para…

Ola de calor de 2003

En estos días, en los que pasados mediados de junio debemos seguir llevando una chaqueta para ir a trabajar por la mañana, la prensa se hace eco de las previsiones meteorológicas estacionales para este verano, del que se prevee sea más caluroso de lo normal, comparable en olas de calor al del verano del 2003.

 La ola de calor de 2003 es una de esas cosas de la vida que se recuerdan por siempre.

Antes de estas olas de calor casi nadie tenía aire acondicionado en casa, pero a partir de esos dias, y noches, todos decidimos que eran aparatos imprescindibles en casa.

Mis padres se fueron de viaje al norte de España y se perdieron los primeros días de calor... Que duraron una semana.

Lo peor no eran los días, sino las noches en las que apenas se bajaba de los 32 o 33 grados. Imposible dormir. Cuando llevas así seis o siete noches seguidas vas como un zombi por el mundo.

De esa ola de calor recuerdo varios momentos en especial.

Una siesta que dormí primero en el suelo, luego en la bañera ll…

Penúltimo lunes

Imagen
Ale, ya queda menos. Aunque las temperaturas se resistan a subir mi verano va a empezar. Porque vaya tela el frío que pasamos en la fiesta de fin de curso.
Hoy es el penúltimo día que tengo a mis niños en clase, que les doy las vacaciones mañana mismo. Y es el penúltimo lunes que tengo que ir a trabajar este curso.
Para estilismo de hoy lunes el cuerpo me pide algo tremendamente cómodo, como un vaquero, bailarinas y mi camiseta nueva reversible de Oysho con estampado de Mafalda. Y es que para trabajar con niños pequeños ni son muy prácticos los tacones, a los que últimamente tebgo algo olvidados, ¿será la vejez?

De todas formas, sea cual sea el estilismo, hay que complementarlo con el resto del llok, que hay que ir presentable por la vida. Que está muy bien eso de ser natural, o eso de que me cuentan de "si eres guapa no te hace falta pintarte". Y no, no te hace falta cuando tienes dieciséis años.  A las que rondamos la treintena (o alguno más) el paso por chapa y pintura no…

Agujero de seguridad

Hoy, durante el recreo, he descubierto dónde está el agujero de seguridad del sistema operativo de mi dieta.

Una compañera me ha dicho: "Hay helados en el congelador".

Y directamente he dado un error de dll.

Hoy, el gran día

Hoy, en mi cole, es el gran día.

Esta noche (porque es por la noche) es la verbena del colegio, algo que me trae a los niños nerviosos desde hace días, algo que ha provocado ensayos y más ensayos y que hace que disfrutemos todos, aunque previamente nos haya costado la organización mucho, mucho trabajo.

En mi cole la Asociación de papás y mamás, el AMPA, se deja la piel en cada proyecto y vamos a tener hasta nuestra barra de refrescos, montaditos, hamburguesas... Porque a la hora de la fiesta bien apetece una cenita. También tendremos orquesta, animación para los niños a cargo de Bob Esponja y actuaciones y bailes hasta la madrugada.

Vaya, el fiestón del año.

Y al caso viene contar que me he enterado de colegios donde maestros y maestras han decidido, como protesta por el recorte salarial, suspender actuaciones y excursiones. Siguiendo la cadena, ¿no? El gobierno nos fastidia a nosotros, que estamos indefensos ante esto y nosotros fastiadiamos a los débiles que nos tocan, que son nuest…

Junio acaba conmigo

¿Solamente 17 de junio? ¿Es posible esto?

Después de las agujetas impresionantes que sufrí el sábado después de la excursión, que hacían del acto de ir al baño un suplicio, se me acumula el trabajo en casa.

Sí, ser ama de casa es una cosa muy dura, pero ser ama de casa de una casa donde todavía faltan muchos muebles y donde hay cajas amontonadas por doquier lo es aún más.

En el cole estamos a piñón con la verbena de fin de curso, que es mañana por la tarde. ¿Dije por la tarde? No, por la noche. Así que en el cole ensayamos durante mucho tiempo, en el que me toca bailar parte del rato. Además, los chicos están más que hartos de colegio ya, la verdad más que nosotros, y cuesta encontrar algo para tenerlos tranquilos.

Y lo peor va a ser lunes y martes, que a ver qué hacemos estos dos días, sin tener ensayos de por medio que nos ocupen la mañana.

Por mi parte, anoche comencé a poner remedio a lo de mi descuido personal, me compré en la perfumería un tinte de bote que me pareció más o meno…

Reporte de daños

- Manicura: No me la hago... ya ni recuerdo. Y eso que me he comprado un esmalte de Malvala en fucsia moníismo que así al pronto se me pareció al Riviera.

- Pedicura: Comienzo a necesitarla.

- Depilación: Sigue a raya, pero sigo necesitando de la cuchilla. Esto de la Lumea...

- Pelos: Tengo la suficiente raíz como para necesitar una visita urgente a la peluquería. No recuerdo si tengo flequillo o no, mañana intentaré peinarlo hacia abajo a ver por dónde va.

- Piel: Se me está acabando la base de "las ocasiones", la Double wear ligth de lauder. Y debería hacerme una limpieza.

- Dieta: La sigo, pero menos estricta, aunque sigo perdiendo; llevo cuatro kilos y doscientos gramos perdidos.

- Armario: Necesita una puesta a punto urgente.

No tengo tiempo de nada :(

Mis cervicales me declaran la guerra

Imagen
No sé si ha sido un mal movimiento, la tensión que acumulo desde hace varios días o dormir en mala postura, pero esta mañana cuando me he levantado mis cervicales han dicho que hasta aquí hemos llegado y me tienen mareada perdida, con sus náuseas asociadas.
Evidentemente, así no he podido coger el coche para ir al currelo.
Como empiezo a notarme mejor y estoy aburridísima de cama voy a intentar darme una ducha a ver si el agua caliente hace el resto.


Evidentemente llevo todo el día con una cara tremenda. Nada que no vaya a mejorar el maquillaje de mañana. Espero que vuestro lunes haya sido mejor que el mío.

Yo también fui de Escuelas Viajeras: Recopilación de crónicas

AVISO: POST LAAAAAAARGO



El curso pasado, a un mes escaso de las oposiciones me fui yo solita con quince alumnos del colegio donde estaba a disfrutar de un viaje por Madrid, Escuelas Viajeras. Escuelas viajeras es una iniciativa del Ministerio de Educación y Ciencia donde se da una subvención a los colegios seleccionados para vivir un gran viaje cultural encontrándose con dos escuelas más provenientes de otros puntos de España. Una gozada. Siete días conociendo Madrid que me pasé.

Como el Señor X me dejó su internet móvil pude enviar reportes a mis compañeros del colegio casi todas las noches. En el informe incluí las anécdotas del día y algunas fotos.

Hoy me he acordado de lo que me divertí haciendo estos informes y quiero recuperarlos, para que queden para el recuerdo.

Día uno:
Hola compis!!!




El día ha sido agotador. Tras el viaje y antes de comer, partidillos de fútbol, ping pong y futbolín. Luego almuerzo, más juegos y ¡hora y media de piscina!. Luego juegos, cena, más juegos y evid…

Conclusiones que saco a la vuelta de la excursión (Crónica preliminar de un día de excursión con los niños)

- Es buena idea esa de vestirse según la temperatura que haya y no según el día que marca el calendario. Llevar un forro polar fue una genial idea.

- Si el plan del día incluye la palabra "pantano" se hará bien en llevar una muda de ropa completa. Hice bien.

- Si el plan del día incluye meterte en una canoa a remar, o cayak o como sea, y poner en culo ahí, y adentrarse en el pantano, la muda debía incluir unas bragas secas. Debiera haberlo pensando mientras preparaba la mochila.

- Dos botellitas pequeñas de agua son poca cosa si el camino hacia el pantano supera los dos kilómetros ida, dos de vuelta. Sobre todo si has de cederle una botella a una compañera que en vez de mochila lleva bolso.

- Las madres que saben que sus hijos se marean en el bus deberían optar por una de estas dos opciones (o por las dos): Usar biodramina o/y no dar desayunos copiosos a sus retoños.

- No importa el esmero que ponga una en mantener su ropa seca, que vendrá otra canoa con un compañero bromist…

De excursión

Las excursiones para un maestro son, ante todo, una poderosa arma de coacción.

- Como no os portéis bien no vamos a la excursión.

La semana pasada tuve que decirle a mis alumnos que uno de nuestros compañeros se cambia de cole para el año que viene. Perder a un compañero en una clase de diez alumnos siempre es una tragedia, pensaba yo, así que me dispuse a hacerles el cuerpo antes de soltar el bombazo:

- Tengo una noticia muy triste que daros...


D me mira con sus ojillos azules y me suelta:

- ¡Que al final no vamos a la excursión!

El resto me miró aterrorizado.

- No, no es eso...

La tranquilidad volvió a sus caras.


Pues bien, hoy es la excursión. Estaremos todo el día fuera, hasta bien entrada la tarde en un lugar en la sierra, lejos de todo. Los niños se lo pasarán genial pero los maestros estaremos mirando el reloj, deseando irnos y odiando la hora en que se decidió en el Claustro que nos íbamos de excursión.

Además, estaremos en tensión procurando que ninguno vomite en el bus, que …

Las llaves de la felicidad

Sin Cortes me pregunta las cosas que me hacen feliz y, al pensar, me he dado cuenta de que son muchas. Lo más curioso es que la mayoría de las cosas no son difíciles de conseguir... Normalmente lo único que necesito es tiempo.

Así que ahí van:

- Dormir la siesta en verano. Adoro dormir en verano una siesta de horas con sábanas frescas y después salir por la noche a cenar y dar una vuelta.

- Estrenar ropa. ¿Qué tendrá ponerte por primera vez una prenda que me gusta tanto?

- Maquillarme es lo mejor de día, ese momento bueno que todas las jornadas me regalo.

- Reirme. Últimamente donde más me río es con mis niños.

- Hacerme la manicura y la pedicura. Verme los pies y las manos bonitas me alegra el día.

- Comer pasta. Un buen plato de pasta me hace MUY feliz.

- Tener el armario ordenado. Encontrar bien la ropa me alegra la mañana. Y no encontrarla me la fastidia.

- Los bebés. El olor y el tacto de un bebé es lo más agradable del mundo. Nicolás, corazón, no sabes la que te ha caido conmigo…

No seré yo quien haga carrera de esta gente (oposición fonética s-z y culturilla micológica)

Hoy llueve de forma persistente en el pueblo. Mis niños han entrado en clase sabiendo que hoy no habrá salida al patio y, aprovechando que han entrado anestesiados por este día gris, la maestra les ha puesto un libro en las manos tal como han ido entrando, para leer en voz alta un ratito, entre todos.

Es un libro de poemas, infantiles y no demasiado divertidos, así que para que no me odien y me tiren su librito a la cabeza les monto una fiesta de cada poema, inventándome música y siguiendo el ritmillo con palmadas. Aunque hay algunas que no tienen solución posible.

Hoy tocaba una poesía dedicada a la letra zeta. Zeta en todas las palabras, zeta que mis alumnos apenas pronuncian porque en esta zona de la provincia de Huelva se sesea.

Yo: Uish! Este poema habla de la zeta, ¡cuántas zetas tiene este poema!- el poema está ilustrado con esa letra, precisamente- ¡me encatan las zetas!

M: Pues a mi no me gustan nada... - Todos la miramos- Mi tío las recoge del campo y hace tortillas con ella…

Una cosa menos

Grado medio Francés Escuela Oficial de Idiomas: APTO.


Misión cumplida y ahora a pensar en lo siguiente.

Lunes de finales de primavera, puede ser un buen día, aunque no te lo creas

Imagen
Los tres exámenes del viernes bien, o eso creo. No me parecieron excesivamente difíciles, excepto la redacción en la que tuve que hacer esfuerzos para rellenar porque me daba la sensación de que la temática no daba mucho más de sí.

También es posible que me cogiese poco inspirada.

Hoy, lunes, tengo por la tarde el cuarto y último examen, el de expresión oral, donde voy a estar quince minutos charlando por los codos (que se me da genial) pero en francés (que me supone, a veces, un poquito de esfuerzo). Las ganas que tengo de terminar son superiores al agobio que siento.

La dieta genial, para quien preguntaba. Llevo perdidos más de tres quilos y medio pero me lo noto muchísimo en la ropa. Los pantalones me dejan respirar, no reboso tanto por las cinturillas y he podido estrenar alguna camiseta que me quedaba demasiado ajustada a la lorza y ahora me queda floja.

Mediabaldosa me ha dicho que se me nota y le he tenido que dar la razón en que la sensación de hambre termina desapareciendo.

H…

Voulez-vous...?

Este año cuento las vacaciones de una forma diferente a la del año pasado.

Si el año pasado mi curso terminaba el día del examen oral de las oposiciones (día que, curiosamente, llevaba puestos los mismos zapatos y pantalones que hoy), este año cuento mi fin de curso este lunes, con el examen oral de francés en la Escuela Oficial de Idiomas.

Ha sido un año tremendamente duro. La Uned, la EOi, las prácticas del cole, mucho material por preparar, mudarme... Las clases de la Escuela de Idiomas todos los martes y jueves a las cuatro de la tarde, con la comida todavía en la boca... El sueño... Evidentemente, estoy agotada y, aunque las clases sigan hasta el día 22 y yo tenga que ir al colegio hasta el día 30 puedo anunciar que mis vacaciones mentales empiezan este lunes.

Para abrir boca con el fin de fiesta esta tarde tengo un examen de francés de tres partes en cuatro horas: Comprensión escrita, expresión escrita y comprensión oral.

La comprensión oral la tenemos a partir de las 8 de la ta…

Y con el calor, llegaron los bichos

Una de las cosas que más me gustan de trabajar en un colegio tan pequeño es que terminas conociendo por su nombre a todos los alumnos, desde los que tienen tres años, hasta los preadolescentes hormonados de sexto.

Hoy, salía con una revista y mi megabotella de agua de la clase, en el recreo, cuando un alumno de cuatro años me asalta.

Hay que imaginarse esa carita redonda, con el pelo color trigo y sus ojillos chispeantes (es lo que tiene tener cuatro años) mientras me asalta y me dice:

- ¿Sabes que en nuestra clase hay un saltamontes?

- No, no lo sabía. - Me abstengo de añadir que ni ganas de ir a verlo.

- Pues yo sí que lo sé. - Hace el amago de darse la vuelta y tirar para el recreo.

- Oye, ¿y tu maestra lo sabe?- Me intereso.

- No... - reflexiona- ¡¡¡Y se va a llevar una sorpresa...!!! - Me dice, ilusionadísimo.




No lo dudo.

La primera del año

Imagen
Huelva ha vivido esta noche la primera noche tropical del año (noches en que las mínimas no bajan de los 20 grados). Hemos marcado una mínima de 22'6ºC y vamos subiendo.



Cuando termine de salir el sol la subida será exponencial y nos asaremos como ayer, día en el que mis niños estuvieron buscando la sombra de los árboles del patio como locos.

Hoy va a ser un día infernal. Cualquiera los aguanta con este clima.

EDITO: Once y media de la mañana, 32 grados en el cole. Mis niños están que se me suben por las paredes; los acabo de echar al recreo con la condición de que me prometan que van a estar jugando al parchís debajo de un árbol.