De excursión

Las excursiones para un maestro son, ante todo, una poderosa arma de coacción.

- Como no os portéis bien no vamos a la excursión.

La semana pasada tuve que decirle a mis alumnos que uno de nuestros compañeros se cambia de cole para el año que viene. Perder a un compañero en una clase de diez alumnos siempre es una tragedia, pensaba yo, así que me dispuse a hacerles el cuerpo antes de soltar el bombazo:

- Tengo una noticia muy triste que daros...


D me mira con sus ojillos azules y me suelta:

- ¡Que al final no vamos a la excursión!

El resto me miró aterrorizado.

- No, no es eso...

La tranquilidad volvió a sus caras.


Pues bien, hoy es la excursión. Estaremos todo el día fuera, hasta bien entrada la tarde en un lugar en la sierra, lejos de todo. Los niños se lo pasarán genial pero los maestros estaremos mirando el reloj, deseando irnos y odiando la hora en que se decidió en el Claustro que nos íbamos de excursión.

Además, estaremos en tensión procurando que ninguno vomite en el bus, que ninguno se caiga, que a nadie le pase nada, que ninguno se nos pierda...

Así voy a ganarme el sueldo hoy.

Comentarios

  1. Jajaja esas armas de coacción siguen funcionando en secundaria jajaja al fin y al cabo, Paulov y Skinner fuero un poco reduccionisas, pero no andaban tan equivocaos jajaja

    ResponderEliminar
  2. Qué bonita forma de ganarte el sueldo!!
    Porque los niños son muy pesaos, pero son niños, no ancianos ni enfermos... dan mucho trabajo pero muchas alegrías, y sus pequeñas ilusiones te reconcilian con el mundo!!
    Pasa un buen día y no te desesperes!!

    ResponderEliminar
  3. Las excursiones son mortales jajajaja...descansa este finde mi niña jejeje...un besitooo enormeeeeeeeeeee.
    No se si te dije pero lo mas seguro es que me metan en listas en septiembre jijiji

    ResponderEliminar
  4. Yo acabo de llegar de excursión y estoy muerta!!!

    ResponderEliminar
  5. Espero que no os lloviera porque el tiempo está loquito perdío!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal

Dress Code para maestras (y maestros)