Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2013

Las causas de la vergüenza

Como ya he contado por aquí, este año imparto en varios cursos la asignatura de alternativa a la religión y,a veces, trabajo habilidades sociales con mis alumnos.

Uno de estos días hablábamos acerca de esas situaciones en las que nos sentimos avergonzados, las situaciones que nos hacen sentir así y la presión social ante esa sensación de vergüenza.

Así, fuimos comentando y reflexionando que, a veces, nos avergonzamos por cosas que no tienen la mayor importancia. Vaya, que yo intentaba hacer una clase donde la conclusión fuera eso de pasar un poco de lo que digan los demás, de superar la vergüenza y esas cosas.

Y como tienen diez años hablamos de lo avergonzados que se sienten cuando un familiar te da un beso en público, cuando nos caemos delante de cierta gente, cuando sacamos mala nota y no queremos que lo sepa nadie. La clase iba como la seda, les estaba desmontando a los chavales eso de la presión social...

Y entonces, habló J.

- Pues a mi me da vergüenza mi padre.

- Claro, cuando…

Las diferentes opiniones acerca del éxito

Hoy, gracias a la televisión, a un programa mediocre de unos guionistas mediocres, se está repitiendo como un mantra en las redes sociales eso de "la familia educa, en clase se enseña". Pues mira qué bien, que ha tenido que llegar la tele a abrirle los ojos a estas mentes pensantes.


Pese a que en el primer trimestre mi clase ha alcanzado unos resultados francamente positivos (al menos comparando lo que me esperaba cuando hice las evaluaciones iniciales en septiembre), he trabajado conjuntamente con el resto del equipo docente para proponer medidas que sirvan para mejorar aún más los resultados y, para ello, hemos debido hacer análisis de las causas que pensamos que nos frenan en el camino a la excelencia académica. Me refiero a esos parámetros que pueden llegar a ser controlados y modificados, aunque sea con mucho trabajo.

Entre esos parámetros que hemos manejado ocupa la primera posición el desinterés del alumnado. Y oye, por extensión, de sus padres y madres.

En el colegio…