Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2007

Días extraños

Hoy, desde que me levanté, noté que no era un día como los demás.



Llegué a la parada de guaguas y dos guaguas que no eran la mía pasaron de largo. Ninguna mañana había visto pasar guagua alguna. Cuando llegó mi guagua, en vez de montarme sola como todas las mañanas, nos montamos cinco personas.



Llegué a la parada de guaguas y ya estaba aparcada la 051. Hasta ahora siempre había venido al andén justo antes de salir.



Mientras salía la guagua me fijé que la chica que va vestida de militar no cogió su bus esta mañana.



Mi guagua cogió por donde siempre, pero en la parada de la parte de las palmeras no se subió la señora con la chaqueta de chenilla. Tampoco el chico de las sudaderas coloristas. El bus iba inusualmente lleno. En la cuesta esa donde la guagua parece rozarse con los coches del otro carril y con la pared de la derecha no hubo hoy problemas. Al final de la cuesta estaba el señor de siempre, pero sin su habitual bolsa de "deportes base".



Al llegar a la curva de la cruz las s…

Aparcando al marido

Como si de un bolso muy pesado o un bicho molesto se tratase, a algunas mujeres les estorba su marido cuando van de compras. Pero ellas, en vez de ir con las amigas (o solas) y dejar al respectivo en paz, se empeñan en arrastrarlo de tienda en tienda, de probador en probador. Un centro comercial (No he conseguido averiguar cuál es) ha creado un espacio, el "aparcamaridos", para dejar a la correspondiente pareja jugando un videojuego, leyendo el periódico o lo que se tercie. Personalmente, estoy indignada. Veo esto como una muestra más de la mentalidad retrógrada de la mujer, esa que quiere dominar al machote, hacer su santa voluntad y que ve gracioso que el marido no esté a gusto pero que vaya con ella de todas formas. Es una muestra más de esa mentalidad que elige no dejarle el crío al marido porque "no entiende al niño", que no le deja hacer la comida porque "lo hace fatal" o que consiente que el otro no dé golpe en casa porque "no sabe". Me pregu…

Madrugando

Cuando llego al colegio, en torno a las 8 de la mañana, llevo ya un par de horas despierta. La Laguna aún no se ha recogido de sus ruidosas juergas nocturnas cuando me levanto. Me visto, me arreglo, desayuno en petit comité con una religiosa y salgo a la calle que me las pelo, siendo la primera en salir de la residencia cada mañana.

Para ir al colegio tengo dos opciones con un denominador común:

- Ir andando a la parada de guaguas.
- Ir en guagua a la parada de guaguas (versión 2.0 de lo de "llevarte en coche al coche").

Denominador común: tres cuartos de hora en la guagua 051 que me deja justo al lado del cole, cuesta mediante. La cuesta desde luego es tan empinada que la podrían usar los suicidas para tirarse por ella... Todo es ponerse.

Mi nuevo colegio

Mi nuevo colegio está en una carretera que va cuesta abajo, una cuesta hacia el mar.

La brisa fresca sube la colina y se nos cuela por los resquicios de las ventanas.

Mi clase, un quinto curso de primaria, que me describieron al llegar como problemáticos (ya estamos, me dije) ha resultado ser el curso de niños más santos que he tenido en mi vida.

De francés nivelazo, así que se puede decir que estoy contenta.

Tocaba, como diría Vanesa.

A mis años...

Buscando alojamiento, una compañera del colegio, malagueña ella, me orientó hacia una residencia de estudiantes femenina regentada por religiosas.

Estas señoras, que son unos soles, siempre tienen unas habitaciones preparadas para maestras que, como yo, vamos sustituyendo y con una maleta a todas partes.

El precio más que razonable y la pensión completa (junto con el wifi), me hacen decidirme a quedarme con esta opción de alojamiento.

Anoche, recién llegada y a la hora de la cena en el comedor, me sentí como en el primer día de instituto (y además, repetidora). Más de cien pares de ojos me observaban y excrutaban mi cara de perdida.

A mis años, en una residencia de estudiantes...

Como el ave Fénix

21 de noviembre de 2007

(Metallica- Turn the page)

El lunes cogí mi maletón, mi portátil, y tiré para el sur en dos guaguas con un sistema de aire acondicionado bastante decente. En mi iPod los Black Eye Peas, Extremoduro y U2 ponían banda sonora a mi huída hacia Enca, mi trozo de hogar en la isla.

Llegué ya de noche como quien llega de la guerra, de una que ha perdido. Esa noche, no recuerdo cambiar de postura en la cama antes de dormirme, lo cual se está convirtiendo en un hecho habitual en este año de aventuras.

Enca vive en Playa de las Arenas, un lugar turistico con una playa (más bien una cala) totalmente paradisíaca. Pese a que amaneció bajo una manta de agua, a las 11 de la mañana se abrieron claros que atrajeron a los guiris hacia la cala y la piscina de los apartamentos.

Durante la mañana me notaba en estado de shok, sin poder reaccionar, hablar o moverme. Conseguí ducharme. Las llamadas de mi madre al fijo de Enca conseguían animarme a ratos.

Salí al Mercadona con la intención de…

THINKING BLOGGER AWARD

Imagen
Si bien con retraso (e ilusión), recojo y agradezco la nominación de Chloé, fashonista donde las haya, para este jueguito de blogs.Por mi parte, nomino a:- Caffe Meletti, el blog de mi amigo "el periodista" al que conocí en un gimnasio. Escribe de muerte y le auguro un futuro brillante en su profesión.- Reflexiones sin sentido, pensamientos casi oníricos desde la isla de La Palma.- La espiral de mis días, una maestra en ciernes y aprendiz de fashionista en la bella Galicia.- Diario de una opositora desesperada, maestra de vocación, parada y opositora de profesión. La historia del día a día de muchos españoles.-Habla por mí, dice Iago, por la sensibilidad, por lo que aprendo leyendo y porque se ha convertido en mi cita obligada cada vez que tengo acceso a internet.Saludos a todos.

De nuevo esperando

Ayer terminé contrato en mi primer cole de este año.

Tras más de tres horas de guagua me vine al sur a casa de una amiga, a esperar el siguiente nombramiento.

Estoy tan agotada que apenas puedo escribir. Este contrato, y todo lo que ha acarreado me ha dejado emocionalmente agotada.

¡Qué bien vivimos los maestros!

Perpleja

jueves, 15 de noviembre de 2007

La previsión meteorológica en las islas suele dejarme perpleja.
Por ejemplo, llevan dos días anunciando cambios en el tiempo y, cuando pasan a decir las previsiones isla por isla dicen que las temperaturas igual, que los vientos rolan a tal o cual y que el cielo seguirá despejado.
En estos dos días lo único que he notado es que el calor ha pasado de asfixiante a insoportable.

Si eso es un cambio, ¿cómo llamarán a la llegada de una borrasca?

Nuevo alumno

Tengo un nuevo alumno que se pasea por mi clase como Perico por su casa.

Hay que ver qué desparpajo tienen estos piojos.

Nostalgia

Miércoles, 14 de noviembre de 2007

Hoy me levanté, me duché y, al ponerme el iPod Manuel Carrasco me sonó al oído hablándome de La Plaza de las Monjas (Déjame que sea, de Manuel Carrasco).
Qué echo de menos mi tierra, mi olor a sal, el fresquito de noviembre y a mi gente.
Levantarse y ver amanecer mirando al océano desayunando es un lujazo al alcance de pocos. Esta ciudad despierta de a poco, casi sin ruido. De noche apenas duerme, da la impresión de que solamente ralentiza su ritmo. Los aviones que aterrizan o salen de Los Rodeos pasan justo por encima de mi casa, terquísima, volando. En torno a las 4 y media de la tarde, si es que el sopor de estas tardes de verano tardío no me ha vencido delante de la tele, me asomo al balcón y veo llegar el Iberia que viene de Sevilla. Qué bonito es Tenerife desde el aire.
Mi vida nómada tiene sabor agridulce.

Vistas desde mi casa

Imagen
Desde mi nueva casa, aqui en Santa Cruz de Tenerife, tengo unas privilegiadas vistas al mar, a la bahía, a refinería (Sí, aquí también hay, ¿os pensábais que sólo en Huelva?).,

Entre otras cosas, desde mi casa puedo ver...

Violencia en las aulas

Martes, 13 de noviembre de 2007
Mi clase, aunque en un momento me parecía improbable, mejora. Hoy no ha habido ninguna pelea en la que tenga que meterme por medio a separar a los chicos. Ayer sólo una. Vamos mejorando.Pongo en juego todos los conocimientos y estrategias de cursos de habilidades sociales y de resolución de conflictos en el aula.
Algunos alumnos me responden mejor y otros, peor.
En concreto estoy trabajando con un alumno el control de la ira. Él confiesa que cuando se meten con él (y prometo que no paran) se enfurece y no puede controlarse. Así que antes de que se líe a patadas y puñetazos con el otro, lo separo, lo llevo aparte y trabajo con él alguna técnica de relajación básica, como respirar, pensar que si queremos no nos afecta lo que nos ha dicho… Y la furia desaparece. No es que el chico deje de estar enfadado, pero al menos no se convierte en un bicho que pega.
Tengo otro de los chicos con el que funciono a ratos. Este pobre chico siempre viene sin ganas, sucio y si…

La intrusa

Domingo, 11 de noviembre de 2007
Tengo buenos amigos. Amigo es esa persona a la que he dejado, o estoy dejando, conocerme de verdad.
Ayer, sábado, estuve por la mañana en la casa de la cultura de Santa Cruz de Tenerife, actualizando el blog, viendo mi correo electrónico y usando el webmessenger para hablar con la gente.
Y una de estas amigas (Gracias, Pando) me avisa por la tarde de que alguien está utilizando mi cuenta, alguien con pocas luces y muchas faltas de ortografía. Así que me visto rápidamente y pillo en la casa de la cultura a la intrusa con las manos en la masa, y mi messenger abierto.
Increíble. La increpo y se le pone la cara blanca, mientras cierra ventanas a toda prisa.
Ahí es cuando empieza el show, y la tal Natalie, boliviana jovencita (19 primaveras), oronda y con una melena oscura preciosa, empieza a lloriquearme cuando se la lleva seguridad y se empieza a hablar de llamar a la policía nacional. Sus argumentos eran:
Yo dije desde primer momento que no eras tú.- Según Pan…

Ejerciendo de maestra

Domingo 11, de noviembre de 2007
Ahora me estoy dando cuenta de que ser maestra es algo más que enseñar a leer, escribir o a presentarse en francés, no de la forma que lo intuía antes, sino que ahora veo la dura realidad de ser, además, dadora del amor que debe dar la familia.
Realmente, cuando he visto un centro como este, que en Andalucía estaría definido como de “atención preferente” me doy cuenta de la labor tan importante que realiza un maestro. Aquí, en muchos casos suplimos el papel de padre y madre, somos el referente adulto que debe, no sólo transmitir conocimientos y facilitar aprendizajes. Aquí realmente es imprescindible trabajar la comprensión de cada caso individual.
Muchas veces, desde mi ignorancia, cuando estudiaba los llamados “temas transversales” (educación para la salud, la paz, coeducación) no terminaba de ver el verdadero significado y la necesidad real de trabajar estos aspectos en la escuela. Antes, siempre que me he visto en la necesidad de programar mi trabajo …

Estrategias

He pensado que, para mantener el blog actualizado, voy a ir escribiendo las entradas en el portátil y las subo a internet cuando pueda.

Una novata en tranvía

Menos mal que los tinerfeños son personas amables, porque me están teniendo que echar una paciencia de santo. Cerca de mi pijo-alojamiento (pijo de aspecto, pijo de precio) hay una parada de tranvía que suelo coger para bajar al centro y acercarme a El Corte Inglés. La primera vez que lo cogí un amable señor me tuvo que explicar, paso a paso cómo sacar el billete. Me subí y me pasé de parada, porque pensé que se abrirían las puertas como en los autobuses urbanos, cada vez que paras. Pero no. Había que darle a la puertecita en un botón. Así que no le dí, no se abrió y tuve que aguantar las miradas burlones de las estudiantinas esculturales que volvían de La Laguna. Con las guaguas aún no me he atrevido, pero si quiero ir a ver la colección de Roberto Cavalli para H&M tendré que espabilarme. En esta ciudad me siento muy perdida, por más que me esfuerzo.

Desde Tenerife: La Llegada

Llegué ayer en mi avión de Iberia feliz de la vida y diciéndome que seguro que no era tan malo.
El mundo empezó a caérseme encima cuando me metieron en esa habitacioncita de hotel céntrico de dos estrellas donde la luz del sol no llegaba hasta mi ventana, de un patio interiro. Noche cerrrada a las 5 de la tarde en mi cuarto.

Así que me aseé y salí de allí que me las pelaba, a hacer turismo. A medida que caía la noche mi ánimo bajaba, y a las 8 (ya todo hora local) me metí en la habitación a compadecerme de mi misma y a comer pizza.

Hoy, me levanté pensando que la cosa mejoraría pero cuando una compañera me dice que mi clase es "complicada" me empecé a ver las cosas venir.
Resulta que llevo la tutoría de 2º de primaria, además de las clases de francés.
Tengo 19 alumnos, y sólo 4 saben leer y escribir, aunque a duras penas. Por lo demás, familias desestructuradas, progenitores encarcelados, enfermedades mentales severas... Y 10, sí, 10 repetidores.

¿Habéis visto la película de Mente…

Volando voy...

Mañana comienza mi nueva aventura por las islas. Me han dado para sustituir una baja de 15 días en Santa Cruz de Tenerife, la capital.

Ya tengo vuelo y hotelito para las primeras noches.

A ver qué tal esta vez.

Por lo pronto, muchos nervios, pero menos miedo que la otra vez.

Espero poder contar cosas buenas.

Hasta pronto.

El pájaro espino

Imagen
Ya me estaba yo preguntando el otro día por qué, en las fechas que estamos, todavía ningún cuerpo de bomberos ha anunciado aún su calendario para el 2008. Y es que Bilbao dejó el listón tan alto que ahora las comparaciones van a resultar inevitables.



Hoy, cotilleando por internet, me encuentro con que El Vaticano también tiene su calendario.



http://www.calendarioromano.org/02.html



Por lo que parece el calendario pretende ser, además, una guía para turistas (católicos o no) que visiten el Estado del Vaticano.



Lugares de interés turístico, rutas interesantes, monumentos... La guía ideal para visitar La Ciudad Eterna por sólo 10 euros.



Hasta ahí bien.



Lo que me ha llamado la atención: las fotografías de estos curas ensotanados que más bien parecen modelos de Armani.
Parece que Roma ofrece más atractivos de los que imaginábamos, aunque a mi la sotana me tira mucho para atrás.