Aparcando al marido

Como si de un bolso muy pesado o un bicho molesto se tratase, a algunas mujeres les estorba su marido cuando van de compras.
Pero ellas, en vez de ir con las amigas (o solas) y dejar al respectivo en paz, se empeñan en arrastrarlo de tienda en tienda, de probador en probador.
Un centro comercial (No he conseguido averiguar cuál es) ha creado un espacio, el "aparcamaridos", para dejar a la correspondiente pareja jugando un videojuego, leyendo el periódico o lo que se tercie.
Personalmente, estoy indignada. Veo esto como una muestra más de la mentalidad retrógrada de la mujer, esa que quiere dominar al machote, hacer su santa voluntad y que ve gracioso que el marido no esté a gusto pero que vaya con ella de todas formas. Es una muestra más de esa mentalidad que elige no dejarle el crío al marido porque "no entiende al niño", que no le deja hacer la comida porque "lo hace fatal" o que consiente que el otro no dé golpe en casa porque "no sabe".
Me pregunto qué pensarían estas mujeres si, cada domingo, su marido se empeñase en arrastrarlas a un campo de fútbol para, una vez allí, dejarlas aparcadas en una sala en la zona del gol sur, repleta de revistas Cosmopolitan y vídeos de telenovelas.
Los tópicos no pueden ser más típicos, y a veces no pueden ser más absurdos y ofensivos.

Comentarios

  1. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Los novios a aguantar las compras, hombre!!que nosotras también vamos al bar a acompañarlos a ver algún partidillo de fútbol. Hoy por ti,m mañana por mi.Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Yo estoy de acuerdo con lo de los aparcamaridos. Debería haber sitios donde se pudieran aparcar no solo un rato sino meses enteros e incluso años. Bsitos de dos.

    ResponderEliminar
  3. Lo del aparcamaridos no esta del todo mal, si el centro comercial no tiene tiendas "acordes" a los gustos de los hombres. Pero tienes razón en lo de los tópicos. A veces, se quiere ser muy moderno, y se cae en los mismos errores de siempre. A mi por ejemplo me gusta la cocina, y el ir de tiendas lo tolero las primeras dos horas. A partir de ahi, correré a buscar el aparcamarido mas cercano donde me pongan un cafetito, pero no voy a exigirle nunca a ninguna pareja que me acompañe al futbol (que no voy) o que aguante una sesion de 3 horas de Star Trek. A veces, a todos nos hacen falta esos momentos a solas con nosotros mismos y nuestros Hobbies locos, sean tiendas o juegos de rol.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Dress Code para maestras (y maestros)

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal