Entradas

Mostrando entradas de enero, 2010

Por pedir que no quede...

Imagen
Pues, puestos a pedir, pido clones de...


Los vestiditos, ¡y las sandalias! de CH.


También de esta maravilla en rojo.


Y de estas sandalias de Fendi con pinta de ser comodíiiisimas.
Por pedir que no quede, ¿no?

Juguemos a las adivinanzas

Imagen
¿Qué puede ser eso que llevo desde ayer alrededor de la muñeca izquierda? . . . . . . . .
.
Pista 1: Es dorado.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
Pista 2: Da la hora.
.
.
.
.
.
.
.
.

. . . .
. . . .
¡Sheeeeeee!

Chocolateada

Hace tiempo, en una de las pocas escapadas que hago con Wira y sus amigas, terminé enamorándome del castaño chocolate de Wira (que lleva un tiempo con el mismolook y eso es rarísimo en ella).

Así que esta semana, en plena crisis de mí misma, de exámenes, cursos y resfriados eternos, decidí que había llegado el momento de que una profesional se hiciera cargo del castaño extraño degradado que llevaba en la cabeza.

Así que ayer por la tarde, al salir del examen, me fui a la peluquería de Wira a ponerme ese color chocolate en la cabeza y a arreglarme el corte, que falta me hacía. La peluquería es un tanto surrealista, porque hay una sola conversación y todo el mundo participa; y si te intentas quedar al margen te preguntan.

He quedado contentísima, porque cuando me da el sol parezco una tableta de Nestlé y eso está genial, es la idea que yo llevaba. El corte estupendo dije un arreglo de puntas y eso ha sido (ni despeluchada ni pelona), así que creo que por ahora iré a esta pelu a darme …

Y esta tarde...

Como estoy más que agotada, más que quemada y más que de vuelta...

Esta tarde, después del último examen de esta semana la que os escribe se marcha a la peluquería (acabo de coger cita) y se va a hacer un cambio de look.

Y agradezco, después del post de ayer, todas esas muestras de ánimo y comprensión que he recibido en los coments y que se merecen recibir el agradecimiento de una forma patente y evidente.

Mil gracias.

Estoy...

...agotada.

Y cuando algo se agota y se sigue usando comienza el desgaste.

Y cuando algo se desgasta las cosas se terminan rompiendo.

Ampliando el vocabulario

Estoy dando, en 4º curso de Educación Primaria, los nombres colectivos (aquellas palabras que en singular nombra un conjunto de objetos).

Mando un ejercicio con una serie de palabras colectivas para hacer una frase con cada una:

- Sabéis lo que es "camada", ¿Verdad?- Pregunto, porque he de asegurarme de que todos comprenden las palabras.
- Síiiii- me dice RP, emocionadísimo- es cuando llegas por la noche y te tiras en la cama "asín" ooohhh, ¡¡¡qué sueñooooooo!!!- Hace gestos para representarlo.
- No, corazón, camada es el conjunto de crías que tienen los animales en un parto. Eso.
- Ah, pues me sonaba mejor lo de la cama.


(Y a mí).

Cosas que hacen los niños en clase (además de sacar de quicio a la profe)

Cuando estudiaba la carrera (entonces lo sospechaba, pero ahora lo sé) tuve mucho profesorado (por no meter en la saca a todos) que nunca había dado clases. El resultado era una serie de clases surrealistas donde el profesorado nos vendía mil y una cosas fantasiosas que hacer con el alumnado muy lejos de la realidad.

Alumnos y alumnas (en unos centros más que otros) no vienen a clase con la disposición de invertir cinco horas de su vida en sumar, restar y hacer dictados. Si logramos entusiasmarlos en algo genial, pero no es lo habitual.

Lo habitual es que buena parte de nuestro tiempo, energías y paciencia, se vaya en hacer que los críos estén quietos, callados y atentos. O, si me apuran más, en que los niños estén medio quietos, casi callados y atentos a ratos.

Por eso, cuando das clase, te fijas en todas esas cosas que un niño puede hacer, en todo ese abanico de actividades que ocupan al alumnado (me atrevo a decir que de cualquier edad) un gran porcentaje de la mañana.

Y estas cosa…

Lunes de enero para maquillarse con esmero

Imagen
Es cierto que un retoque de chapa y pintura mejora a cualquiera pero... ¡no de cualquier forma!



Asegurémonos de que lo que nos ponemos encima realmente nos está haciendo un favor, porque si no podemos terminar como SJP en versión esperpento.

Este lunes, a la salida del trabajo, podemos aprovechar para echar un vistacito a la perfumería si es que nos va haciendo falta renovar el neceser.

Por mi parte, esta semana la tengo ocupada de lunes a viernes por las tardes (vivan los cursos y los exámenes), así que me voy a conformar con no llegar al fin de semana pareciéndome a la de arriba.

¡Buen comienzo de semana!

Amancio, tú ni caso

Imagen
Sabido es por todo el mundo que fácilmente podemos encontrar en cadenas digamos de... bajo coste, las propuestas de los grandes diseñadores y firmas más exclusivas.

Esta primavera espero con ilusión que alguien me clone los vestidos maravillosos de CH...



Y espero con verdadera impaciencia que los aires florales de H&M...

Invadan las propuestas del imperio Inditex.

Pero por favor, por favor, ¡POR FAVOR!, Amancio, ignora el crochet abuelero de Chanel.


(Se lo ponga quien se lo ponga, es horrible)

Creando defensas

Este curso, después de un maravilloso tiempecito tratando con Educación Secundaria y altos niveles de la Educación Primaria, estoy en plena inmersión de virus y bacterias de niños pequeños.

Van a acabar conmigo.

Al principio pensé que eran los cambios de temperatura. Que puede ser.
Luego me dije que quizá fuese alergia. Que puede ser.
Más tarde pensé que mis defensas estaban bajo mínimos, pero la analítica me dijo que no.

Y hoy, como si de una revelación divina se tratase, me he dado cuenta de lo que me pasa: los niños van a acabar conmigo. Igual que un bebé en la guardería, mis nenes del cole, esos entes graciosinos que me hacen la pelota, me están pegando todas las enfermedades habidas y por haber y desde principios de diciembre no levanto cabeza, Ya no recuerdo lo que es salir un fin de semana. Son mis alumnos; lo sé.

¿Y cómo lo sé?

Porque tengo los mismos mocos que mi RD.
Porque tengo la mismista tos que mi RP.

Y porque mis diez alumnos me tosen, me estornudan y me tuteo con sus m…

Recuento de daños

Hoy, como todos los jueves, tengo clase con un segundo, un par de horitas, desde primera hora de la mañana.

Estaban bastante espabilados, preguntones y charlatanes, asíq ue cuando leímos un pequeño texto donde salían las palabas "gasa" y "algodón" todos se pusieron a contarme "una vez que me caí"...

- Yo una vez que me caí este verano me raspé la rodilla y se me llenó toda de sangre.

- Yo me choqué con la pared porque iba mirando la pelota y la sangre me goteaba...

(Yo ponía muecas de horror, nada fingidas)

- Pues yo me di de chico con un pico y me tuvieron que coger puntos...


Cuando terminan de contarme se me quedan mirando y me dí cuenta que nno tenía nada que contar.


Si exceptuamos aquella vez que me caí de culo (hace pocos años) y tuve un cardenal tan espectacular que me estuve fotografiando el culo con la webcam cada día para ver la evolución del moretón.

Sí, las conservo.

No, no las pienso postear.

Hoy es martes :(

Me he dejado el movil en casa.

Me voy a perder la clase de francés de esta tarde porque tengo exclusiva.

El martes que viene tengo el examen de francés.

El jueves me han puesto un curso obligatorio y me pierdo la clase de francés.

El curso también me coge el martes que viene y no puedo hacer el examen.

Si no voy esta tarde a clase no puedo contactar con el profesor de francés para ver si tengo alguna alternativa.

Mis alumnos se han dejado los cerebrillos en casa, hoy.

No soy un ser ubicuo.

Rompiendo esquemas: BB

Imagen
En el mundo de las egobloggers hay una chica que me tiene fascinada. Francesa, morena de largo pelo negro y flequillo recto y un estilazo a la hora de escoger y combinar sus prendas. ¿Sus iniciales? BB.

No, no es el blog de Betty,


Es Big Beauty.





Esta chica está gorda. No, rellenita no, por favor, nada de eufemismos que cuando una persona pasa de cierto peso no se le puede llamar otra cosa y eso de "obesa" me suena más a eufemismo que a otra cosa.

Pero esta chica tiene las mismas dosis de glamour que cualquier egoblogger y, digo con la boca llena de convencimiento, es mucho más guapa que la mayoría de ellas.

Esta chica me tiene fascinada porque con su talla imposible adapta las tendencias de moda de forma que queda, en la mayoría de las ocasiones, muy favorecida (Hay tendencias que no me convencen, las lleve quien las lleve). Hace tiempo que consulto este blog en busca de inspiración.

¿Quién dijo que no se puede ser fashion teniendo carne?

Lunes por la mañana, ¡maquíllense! (Aunque no se tengan ganas)

Imagen
Por muy mona que sea una (como nos demuestra Jessica Biel, que da gusto de verla), mejor un poquito de maquillaje que ir con la cara completamente lavada, ¿A que si?

Yo estoy tan tremendamente liada últimamente que me estoy planteando tatuarme la base de maquillaje para poder tener un rato más para hacer otras cosas.

Eso sí, de ir corriendo a todos lados estoy volviendo a menguar.

Que paséis un buen lunes y que sea productivo.

Visitando el H&M del C.C. Aire Sur (Y entrando en Mango y Blanco, ya que estamos)

Imagen
Ayer, aprovechando una visita al Ikea, terminé entrando con el radar puesto en el H&M.

Mucho stock de prendas de invierno y muchas prendas que recuerdo de otras temporadas. Ya ni me planteo mirar en rebajas porque te intentan colar cada porquería que da asco.

Iba buscando, evidentemente, algo de la nueva y obsesiva colección:






Como estaba buscando algo muy concreto que voy hacia una de las chicas que colocan ropa en los percheros.

- Hola, disculpa.

La chica me mira.

- Estoy buscando la colección nueva de primavera... esa de las flores (Garden Colection no se me viene a la mente y no he sabido hasta hace un rato que no se venderá hasta finales de marzo).
- Como no me apuntes un poco más...
- Si no lo reconoces por eso, es que no la tenéis (mi mente recuerda cada una de las prendas que he visto en la web).
- Tenemos cosas de flores, como esto (me señala una blusa horrenda con estampado interestaciones*) o esta (más estampado interestaciones*).
- No no, no tiene NADA que ver. Déjalo.
- Es que…

Por los pelos

Imagen
Poca gente sabe (yo misma lo ignoraba hasta hace relativamente pocos años) que tengo el pelo ondulado. Más que nada porque lo se me riza desde la raíz, sino que coge la onda bastantes centímetros más adelante y como me pasé más de media adolescencia y juventud con el pelo muy corto no he tenido mucha oportunidad de experimentar.

Cuando llevas el pelo largo e ignoras que su naturaleza es hacer onditas intentas peinarlo y claro, a menos que uses algo específico para alisar, jamás te queda bien peinado. El pelo va retornando a lo que le dicta la naturaleza y el resultado es un "mal peinado desaliñado".


Salvando las diferencias, mi pelo se parece un poco al del rubito.

Llevo unos días en que, por la fiebre que me da de la garganta, el pelo se me humedece de noche y, al secarse, da como resultado unas maravillosas ondas de peluquería en los mechones largos y una masa enmarañada en el resto de la cabeza. Estoy preciosa.

Tras el paso por la ducha tengo dos opciones:

a) Potenciar el …

¿Cuándo una casa se convierte en tu casa?

Después de haber vivido estos últimos años en diferentes sitios "de prestao" (residencias de estudiantes, apartamentos de alquiler y hasta un apartahotel) y estar en la actualidad en vías de acomodo a mi nuevo piso (que aún cuesta llamarlo "mi casa"), hoy planteo la cuestión que da título al post:

¿Cuándo una casa se convierte en tu casa?

Para mí hay una serie de indicadores.

La maleta

Cuando llegué a Canarias por primera vez tardé una semana en deshacer la maleta.

El hecho de deshacer la maleta, al menos para mí, es el indicativo psicológico de la aceptación de que, al menos por ahora, estás en ese lugar.

Cuando volví a La Palma después de navidades la deshice enseguida.

Me he dado cuenta de que es una de las cosas que suelo hacer cuando me mudo a un sitio nuevo; tardo en deshacer la maleta un número determinado de días y, cuando por fin lo hago, ya empiezo a sentir que hago algo más que dormir ahí.

El baño

MamáLileth lo puede decir (y lo mismo no lo dice de buen hu…

Metiendo miedo

Hoy, día de lloviznas y nieblas en mi pueblo preserrano, aprovecho que mi garganta mejora para corregir con mis peques un ejercicio que consiste en buscar unas palabras en el diccionario (les cuesta la misma vida) y hacer una frase con ella.

La palabra que han buscado es "comestible".

- A ver, M, dime tu frase con "comestible"- Digo.
- "El agua es comestible".
- Mmmm, no. Comestible se refiere a algo de comer, no de beber. Cuando es algo de beber se usa otra palabra que es muy importante saberla - doy misterio y emoción- que es "potable". Potable significa que algo se puede beber y es muy importante aprendérsela porque cuando vemos una fuente o un pozo donde pone "no potable" tenemos que acordarnos que no se puede beber porque es peligroso.
- ¿Qué te puede pasar?- Me dice R.
- Pues que te pones muy malo de la barriga, te dan diarreas, puedes vomitar.. Te puedes poner muy malo y lo mismo hasta te tienen que llevar al hospital.
- ¿Y te m…

Sopitas de mamá

Anoche, durante la cena, comencé a notarme por el lado izquierdo de la garganta esa sensación extraña de sequedad tan típica antes de caer enfermo.

- Puffff- pensé-a ver si consigo cortarlo.

Cuando me lavé los dientes me da por mirarme y ahí estaba, redondita y estilosa, la tía: una placa de pus en toda la amígdala izquierda.

A las 4 de la mañana me despertó el dolor de garganta.

- Pues no lo he cortado, no.

No me quedaba otra que ir a ver a mi médico esta mañana. Mamálileth me acompaña, aunque sale huyendo cuando ve que tengo a 12 personas por delante.

Cuando se va, me veo escoltada por dos señoras maduras, una que mira mi mini Elle de reojo (ese de la portada rosa) cada vez que paso la página y que tiene un ojo rojo, como si le hubiese salpicado salsa de tabasco y otra con un abrigo beig y una tos perruna.

Ambas se ponen a hablar entre ellas acerca de quién va antes, quién luego y diciendo que ni de coña dejan entrar a quien se le haya pasado su turno.

Yo, que me aprendí bien de peq…

Lunes de enero, ¡a maquillarse primero!

Imagen
Menudo fin de semana. Ayer domingo va a quedar para la historia porque en muchos puntos de Andalucía, donde no se suele ver la nieve esta ha caido y con abundancia. Mi sobrina, la princesa, tiene en su messenger que por primera vez en su vida ha visto la nieve y, aunque en Huelva capital se pudo ver aguanieve en algún momento, nos hemos quedado con las ganas.

Y para este lunes tan especial, una reflexión de estilismo: ¿Es verdaderamente imprescindible el eyeliner? Como Bryce Dallas, soy de esas a las que el eyeliner les sienta como una patada, aunque supongo que es cuestión de ver qué es lo que mejor queda en cada momento.

Esperemos que se de un buen lunes... El mío se intuye largo y tedioso.

Mañana es domingo, para no moverse de casa

Imagen
Mañana domingo tenemos alerta en la sierra por NIEVE!!!!! y en la costa por lluvias.

En fin...

Pues aprovecharé para estudiar mucho.

Viviendo bajo el demonio de Tasmania

He pasado toda la noche despertándome con las llantinas y rabietas del vecino de arriba.

Y es que hoy ha sido la segunda noche de emancipación en mi piso. El Señor X está con un virus y ha tenido la decencia de irse con sus padres para no pegármelo. Tener una cama de 180 cm de ancho para una sola es una experiencia que merece todo un post.

Mi vecinillo de arriba, que no llega al año, llora con una frecuencia e intensidad de campeonato y se ha tirado así toda la madrugada, provocando la crispación de los nervios de sus padres que a eso de las cinco no podían más.

Como suele pasar, el crío a eso de las 7 de la mañana se ha callado, se ha dormido y está tan feliz.

Por cierto, amistades cercanas. No os ofendáis si no recibís invitación al piso, porque tenemos dos sillas, una de ellas es un sillón de despacho y la otra es una silla de playa prestada. Si invitamos a alguien que considere la posibilidad de traerse un taburete.

Y es que mi piso tiene muchas peculiaridades que iremos normaliz…

¡¡¡¡¡Puuuf, qué pereza!!!!!

Oye, qué trabajito me está costando levantarme esta mañana y no solamente por el sueño.

El flequillo, que se levantó ladeado pero domado los últimos quince días hoy se me ha lucido con un rizo hacia el cielo... Parecía la cresta de un indio, pero lo he bajado a golpe de secador.

y encima.... ¡Llueve!

Anoche se nos formó una borrasca-sorpresa--regalodereyes enfrente de las costas de Portugal y desde eso de las dos o las tres de la mañana nos la estamos comiendo enterita.

Y yo que estaba concienciada en la ola de frío esta ahora me encuentro con que lidiaré de nuevo con la humedad y una carretera llena de agua.

Así que, sinceramente, qué pocas ganas.

Ojalá todos los lunes comenzasen en jueves

Imagen
Hoy, lunes-jueves, me reincorporo al trabajo depués de quince días de no tener que madrugar (no tanto, al menos), no tener que coger el coche (no tanto, al menos y no por obligación) y caigo en la cuenta de que me pierdo ese estupendo momento que son las rebajas el día 7 por la mañana.

Estos días estoy reflexionando mucho acerca del paso del tiempo, en su vertiente más frívola y evidente, puesto que me estoy encontrando con conocidos que hace años que no veo y que cargan sobre sus hombros con los años que no pasaron por mí y por todas las generaciones anteriores a mi afortunadas sin patas de gallo.

Nos encontramos con una excompañera de trabajo del Señor X y él, tras dos años sin verla, cambia el apodo de "la peque" ("Parece una chavala de instituto", me decía por aquel entonces") por "la viejuna" (lo reconozco, se lo he sugerido) porque hasta los rasgos se ven muy cambiados.

Anoche, cenando, una "conocida" (dejémoslo así) me despista hast…

¡Que salga el sol!

Imagen
A partir de hoy, y gracias a SSMM Los Reyes Magos, voy a ir por la vida como una villana ochentera renovada, a lo Lady Gaga...


Incoherencias adultas, regalos de Reyes y reflexiones varias

Cuando era pequeña, muy pequeña, vivía un matrimonio de ancianos en el tercero. Aún debía ser muy pequeña, porque recuerdo que apenas le llegaba a nadie a la cintura. Mi madre y yo esperábamos el ascensor y este hombre, como siempre, me preguntó:

- ¿Quieres un caramelito?

Yo, que por experiencia sabía que eran pictolines de menta, y la menta de peque no suele gustar, dije que no con la cabeza.

Mi madre me regañó porque me dijo que estaba muy mal rechazar estas cosas.

Pues bien, años después rescato ese recuerdo para los días de Reyes (para mí hay dos días de Reyes, el 5 y el 6 de enero) porque sé que me viene día y medio de aguantar comentarios del tipo:

- ¿Y "pa qué os habéis molestao"?
- Si ya tengo de todo...
- Yo no quería que me regalasen nada...
- Vaya tela, que no quería regalo...

y todas las variantes posibles durante horas.

Y digo yo, ¿tan difícil es decir "qué bonito, gracias"? Igual que me enseñaron a coger el carametilo y callarme la boca.

Sed agradecid…

Lunes espeso...

Imagen
Hoy lunes, laborable en el cual aún disfruto de mis vacaciones, hay mucha gente que se incorpora al madrugón después de estos días que nos dió el viernes festivo.

Con la resaca de año nuevo y el trasnoche seguramente este va a ser un lunes duro de verdad, con la lluvia, el fresquete y las ganas de quedarse en la cama. ¡Y con las últimas compras por hacer!

Pues hoy, lunes, cuando nos maquillemos recordemos que menos es más y que para qué ponernos una base de maquillaje más densa que la nocilla si no tenemos mucho que tapar.



(No es una caricatura, es una chica mal maquillada)

Preguntando a mi generación

Hay quien opina que mi generación ha sido la primera en tenerlo todo muy fácil.

Mi generación ha sido la primera, es cierto, en aprender a manejar un ordenador desde la infancia (los afotunados, claro), la primera de las consolas de videojuegos (¿Recordáis la gameboy, la gamegear?) y los últimos que han disfrutado de jugar de niños en la calle... Sin apenas vigilancia.

"Fácil" porque carrera estudió casi todo el que quiso, luego vino el máster, o las oposiciones o...

También ha sido la que se ha tragado la subida de las hipotecas, hasta unos límites de los que ahora se pagan las consecuencias.

Lo verdareamente triste de mi generación, eso que prueba lo fácil que lo tenemos todo es la costumbre, extendidísima, de preguntarnos cuando nos vemos por la calle:

- ¿Y estás trabajando?

Obsérvese la costumbre entre los que estrenan la treintena, tienen carrera y algún posgrado... No nos preguntamos que en qué trabajamos, sino si trabajamos.