Cosas que hacen los niños en clase (además de sacar de quicio a la profe)

Cuando estudiaba la carrera (entonces lo sospechaba, pero ahora lo sé) tuve mucho profesorado (por no meter en la saca a todos) que nunca había dado clases. El resultado era una serie de clases surrealistas donde el profesorado nos vendía mil y una cosas fantasiosas que hacer con el alumnado muy lejos de la realidad.

Alumnos y alumnas (en unos centros más que otros) no vienen a clase con la disposición de invertir cinco horas de su vida en sumar, restar y hacer dictados. Si logramos entusiasmarlos en algo genial, pero no es lo habitual.

Lo habitual es que buena parte de nuestro tiempo, energías y paciencia, se vaya en hacer que los críos estén quietos, callados y atentos. O, si me apuran más, en que los niños estén medio quietos, casi callados y atentos a ratos.

Por eso, cuando das clase, te fijas en todas esas cosas que un niño puede hacer, en todo ese abanico de actividades que ocupan al alumnado (me atrevo a decir que de cualquier edad) un gran porcentaje de la mañana.

Y estas cosas son:

- Hablar. Con cualquiera, de cualquier cosa.
- Quitarse un zapato, jugar con él debajo de la mesa, perderlo del alcance y levantarse a recuperarlo.
- Tirar algo al suelo.
- Al recuperar algo que se ha caído tirar sin querer otra cosa (repetir varias veces).
- Romper la hoja mientras se borra.
- Estallar el boli y mancharlo todo.
- Romper la goma.
- Tirar trozos de goma a otro.
- Pintar la goma.
- Retrasar la clase porque YA no se tiene goma.
- Caerse de la silla.
- Tropezarse con la mochila.
- Levantarse a sacar punta.
- Romper la punta del lápiz nada más sacar punta y tener que sacar punta de nuevo.
- Quitarse el chaquetón.
- Ponerse el chaquetón.
- Después de que te hayan mandado a medir cosas de la clase, medir cosas del compañero (orejas, ojos....) con su evidente enfado.
- Comerse los mocos.
- Romper las gafas.
- Tener abierta una página del libro. La que no es. No darse cuenta hasta que la maestra te regaña.
- Tocarse un diente que está a medio caer.
- Hacer que se te caiga un diente mientras te explican las fracciones.
- Pedir turno para el juego que toca.
- Atragantarse.
- Ir a hacer pis.
- Luego ir a hacer pis y decir que es que antes fue para beber agua.
- Pedir hacer pis y decir que antes era caca.

...

Veo que esto da para más de un post...


EDITO:

- Meterse un lápiz tan adentro en la boca que te terminen dando arcadas.

Comentarios

  1. Es q cuando el diablo se aburre con el rabo mata moscas....

    (una q es muy refranera)

    ResponderEliminar
  2. Jjajajajaja! Cuanta razón. Veo que hay cosas que no cambian con los años... en mi época de estudiante también pasaban estas cosas.

    ResponderEliminar
  3. Ainsss... mujer, todos hemos sido niños!!!

    Bueno aunque podrías aplicar algunas de las "normas" que nos ponían mis profes de cuando iba al cole:

    1.- A clase se entra meadito, cagadito y saciadito.
    2.- Cuando la profe entre a clase, todo el mundo tiene que estar a punto: Chaquetón fuera, libro abierto, lápiz y cuaderno en la mesa etc.
    3.- En manualidades fabricar un platito de papel para depositar los trozos de goma, restos de punta y deshechos varios.
    4.- El "parte informativo" sólo está permitido en los recreos y cambios de clase.
    5.- Al igual que el agua, el bocadillo sólo se tomará en el recreo, para evitar atragantamientos.
    6.- Prohibidas las chuches.

    Para el resto de puntos que has indicado.... pufff ¿caerse de la silla? ¿arrancarse dientes? ¿romperse las gafas?

    ¿estos niños son normales? (desde el cariño) jajaja!!!

    Un besete guapa!

    ResponderEliminar
  4. Jajajajaja, no puedo mas que reírme, jejeje

    Es que todos somos asi ( bueno yo no me comía los mocos,eh), debe ser genéticala cosa,jajaja

    Paciencia, y aplca algunas normas, como te dice Ana en el anterior comentario.

    Besitos

    ResponderEliminar
  5. Pues yo no sé si reírme o llorar, porque sí, es la "triste" realidad. No has podido describirlo mejor chica. Saludos :)

    ResponderEliminar
  6. Ostras, lo has puesto casi todo. Mi clase, da para eso y algunas cosillas más...

    Jeje, muy buena esta entrada ;)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Dress Code para maestras (y maestros)

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal