Rompiendo esquemas: BB

En el mundo de las egobloggers hay una chica que me tiene fascinada. Francesa, morena de largo pelo negro y flequillo recto y un estilazo a la hora de escoger y combinar sus prendas. ¿Sus iniciales? BB.

No, no es el blog de Betty,


Es Big Beauty.





Esta chica está gorda. No, rellenita no, por favor, nada de eufemismos que cuando una persona pasa de cierto peso no se le puede llamar otra cosa y eso de "obesa" me suena más a eufemismo que a otra cosa.

Pero esta chica tiene las mismas dosis de glamour que cualquier egoblogger y, digo con la boca llena de convencimiento, es mucho más guapa que la mayoría de ellas.

Esta chica me tiene fascinada porque con su talla imposible adapta las tendencias de moda de forma que queda, en la mayoría de las ocasiones, muy favorecida (Hay tendencias que no me convencen, las lleve quien las lleve). Hace tiempo que consulto este blog en busca de inspiración.

¿Quién dijo que no se puede ser fashion teniendo carne?

Comentarios

  1. Hay que aceptarse tal y como se es y sacarse el mayor partido posible dentro de las posibilidades que la naturaleza te proporciona. No tiene mucho sentido estar laméntadose porque me gustaría ser así o asá. Lo que hay que buscar es la forma de estar cómoda con uno mismo, ahora bien, también hay que pensar en la salud.

    ResponderEliminar
  2. Pues tiene un estilazo (no sólo estilo, sino clase también) que ya quisieran muchas flacas.

    Voy a visitarla que no la conocía.

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena por ella, es guapísima!
    ¿Es solo de moda su blog?

    Mejor me paso y echo un vistazo!

    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Además yo la veo muy guapa, tiene una cara bellísima.

    ResponderEliminar
  5. Coincido con Chasky, que carita más bonita que tiene. Aún así, ¿no te da la sensación de que tiene cara de flaca? Ole sus huevos de sacarse partido tal y como es.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Dress Code para maestras (y maestros)

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal