Hoy, el gran día

Hoy, en mi cole, es el gran día.

Esta noche (porque es por la noche) es la verbena del colegio, algo que me trae a los niños nerviosos desde hace días, algo que ha provocado ensayos y más ensayos y que hace que disfrutemos todos, aunque previamente nos haya costado la organización mucho, mucho trabajo.

En mi cole la Asociación de papás y mamás, el AMPA, se deja la piel en cada proyecto y vamos a tener hasta nuestra barra de refrescos, montaditos, hamburguesas... Porque a la hora de la fiesta bien apetece una cenita. También tendremos orquesta, animación para los niños a cargo de Bob Esponja y actuaciones y bailes hasta la madrugada.

Vaya, el fiestón del año.

Y al caso viene contar que me he enterado de colegios donde maestros y maestras han decidido, como protesta por el recorte salarial, suspender actuaciones y excursiones. Siguiendo la cadena, ¿no? El gobierno nos fastidia a nosotros, que estamos indefensos ante esto y nosotros fastiadiamos a los débiles que nos tocan, que son nuestros críos. Porque son los fastidiados, los que más disfrutan de las fiestas y los que llevan desde las nueve de la mañana diciéndome con cara desencajada eso de "¡Esta noche bailamos!".

En fin, que hoy echo una jornada laboral curiosa. Después de mi mañana iré a casa y por la tarde me arreglaré, me pondré bien guapa, y me vendré de nuevo al cole. Ayudaré a retocar escenario, resolveré nervios de última hora y desastres de vestuario (siempre se descose o rompe algo). Estaré atenta y cuando terminen los niños de Educación Infantil su actuación tendré que bailar delante de todo el público, cara al escenario, para que mis niños de primero y segundo puedan imitarme (porque algunos no se saben bien el baile). Seguidamente, subirá mi tutoría al escenario y tendré que estar ahí delante, animando y recordándole a los chicos que deben ponerle ganas a bailar. Y lo mismo bailar otro poquito.

Después daré apoyo moral a las niñas de 6º, que hacen dos coreografías y soy la responsable de una de ellas. No queda ahí la cosa. Mis niños hacen un teatro en inglés y también colaboro en un par de cositas. Y ya cuando termine todo, en el primer descanso de la orquesta, tengo un pequeño papelito con dos frases en un teatro que han organizado las mamás.

No sé en otros sitios, pero en mi cole los maestros trabajamos. Y mucho.

Comentarios

  1. Mi cole es uno de los que ha decidido no hacer fiesta de fin de curso, y se me rompe el corazón. Daría lo que fuera porque mis nenes pudiesen representar las canciones que tanto esfuerzo les llevó aprender... pero en fin.. ya se sabe como es esto.

    Espero que te salga todo genial

    ResponderEliminar
  2. Irene, ¡qué pena debes tener! Un beso.

    ResponderEliminar
  3. ¡Como mola!

    Que recuerdos del cole jajajaja

    Mi prima acaba de hacer la graduación con sus niños y estaban contentisimos... la verdad es que es una pena que tengan que pagar los crios... que al fin y al cabo es para ellos la fiesta.

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Felicidades por un trabajo bien hecho. ¡qué suerte tienen tus chicos!
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Sí, no veas lo de la famita de no trabajar!!! Tengo unas ganas locas de ver a mi hija bailar, que tiene su fiesta el martes. Y me consta que sus maestros curran, y mucho!

    ResponderEliminar
  6. Seguro que sale todo perfecto y si que trabajáis si ...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Dress Code para maestras (y maestros)

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal