Mi cole mira al mar

Mi nuevo cole tiene grandes ventanales en todas sus aulas. La luz natural entra por tres de las cuatro paredes de cada aula y te llena de energía desde la primera clase de la mañana.



Mi clase, la de uno de los terceros, mira al mar, como si en vez de un aula fuera un mirador promocionado por el Patronato de Turismo Insular. Las aulas son grandes, y tienen el mobiliario justo para que no sientas que falta o te sobra nada.




El Atlántico me saluda azul e incitante y me distrae mientras doy la clase que toque: francés, matemáticas, lengua... Y veo las pequeñas corrientes que se forman y me imagino que todo va a ir a mejor. Viendo el mar sonrío, de forma irremediable, recordando a cada instante cuánto de hermoso tiene esta isla.

Comentarios

  1. Q bonito tiene q ser trabajar así, es cierto q si el entorno acompaña, lo haces todo con más alegria.

    Q te vaya bien guapa!!

    ResponderEliminar
  2. Que profundo nos llega la vista del mar a los que somos de la costa. Yo desde aqui me subo a lo más alto que encuentro, miro al sur y me parece verlo....

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal

Dress Code para maestras (y maestros)