martes, 17 de agosto de 2010

En martes-lunes no es bueno que ayunes

Bueeeno, segundo día de la semana, pocos días para mi cumpleaños... Y como hoy es lunes en las comunidades en las que ayer fue festivo, pues entrada de lunes para quien se incorpore hoy al trabajo, que mira que tiene que ser chungo trabajar en pleno mes de agosto.

En fin, yo sigo con mi propósito de hacer combinaciones estilísticas y ayer mismo empecé a poner en orden los bolsos, zapatos, complementos (tengo una alarmante falta de cinturones) para empezar lo de la combinatoria que comenté pero también tengo ahí pendiente lo de seguir quitándome capas de grasa de encima.

El otro día, en El Corte Inglés, cargada de bolsas de la compra (encontré una carne de cerdo estupenda), me encontré con alguien que hacía años que no veía. Como ocho años, sin exagerar. Físicamente la vida le había tratado bien pero a mí... Cargada de bolsas, sudorosa, con hambre, aunque recién salida de la peluquería, no estaba en mi mejor momento. ¿Por qué al lavarte el pelo en la peluquería se empeñan en quitarte todo el maquillaje de la cara? Misterios de la vida.

Este chico me preguntó que qué tal me iba y, la verdad, echando la vista atrás hasta donde este chaval podía saber de mí solamente había tres cosas que pensé eran destacables:

1- Estuve viviendo-trabajando en Canarias.
2- Me fui a vivir con el Señor X.
3- Me saqué plaza de maestra.

 -De hecho, concluí mi enumeración, todos los kilos nuevos que me ves encima son fruto de seis años de estudio.

Él asintió haciéndose cargo, de forma que me dí cuenta de que él se había dado cuenta de que mi talla no se correspondía con la que él recordaba y de que el hecho era como para hacer un ADV muy digno. Y es que es verdad que, en realidad, llevo una vida muy plana.

En los años de oposiciones pierdes el contacto con amigos, amigas... Y en los dos años en que vives fuera de Huelva pues peor.

Encontré amigas muy afines, pero estamos a más de dos horas de avión, y eso no facilita mucho las cosas. Las demás, pues a más de una hora de coche, la que menos. Cuando pasas de los treinta te das cuenta de que la vida va separándote de mucha gente y tampoco se puede hacer mucho para evitarlo.

Volviendo al tema de los kilos, ando yo pensando en que tampoco es cuestión de que llegue septiembre y abandonar la operación bikini, aunque también me planteo a veces si merece la pena seguir adelgazando cuando llegamos a un punto.



Cada cual conoce su cuerpo y deberíamos ser sinceras y objetivas con nosotras mismas y admitir que, algunas, estamos mejor con una 38 que con una 36 o con una 40 en vez de una 38. Ahí lo dejo.

Pero tampoco nos relajemos, que esta época es muy propicia a las tapitas y los jerseys no van a tapar todos nuestros excesos veraniegos.


Pues eso. Que ni tanto, ni tan calvo.

11 comentarios:

  1. Hola preciosa,yo para las dietas soy super inconstante una semana la llevo a rajatabla a la otra me olvido de ella,soy un desastre,pero aun con unos kilos de mas no me corto y me coloco la ropa que me gusta aunque la tachen de solo para delgadas,hay que asumirse,y yo ultimamente voy aprendiendo a hacerlo.Besitos.
    De una compradora compulsiva.

    ResponderEliminar
  2. yo no sirvo para dietas, m pierde el picoteo

    bss wapa

    ResponderEliminar
  3. Compradora compulsiva, yo siempre te veo muy acertada, muy a tu estilo.

    Mqr, tú no opinas, que has sido agraciada con un metabolismo estupendo. Que sepas que muchas bloggers te odiamos. profundamente, además.

    ResponderEliminar
  4. Hola Lileth!

    Bien, no sé si me recuerdas del foro de profes... hace tantos años! Pero yo he continuado leyendo tu blog, es uno de los que sigo!

    Te recomiendo que le eches un vistazo a los puntos de los Weight Watchers.. yo los hago desde hace 2/3 años y me mantengo muy bien. Perdí los kilos que, como tú, me eché encima con dejar de fumar, estudiar opos, mudanza a Mallorca, etc, y me he acostumbrado a elegir bien mis comidas diarias y a hacer buenas compras en el súper.

    El método actual de ww no es el ideal, según mi entender, pero el antiguo (flexi +18) está muy bien.

    Bueno, es sólo una idea...

    Besazos

    Mensi

    ResponderEliminar
  5. Qué razón tienes en todo!!

    Por el camino pierdes a mucha gente, ya sea por trabajo, por parejas, o porque la vida es así... también vas conociendo gente nueva, pero las cosas ya no vuelven a ser como antes...

    Y cuando se tienen niños ya ni te cuento... comparaciones y "yo no tengo tiempo" acaban por hacer que las amigas no se vean...

    Respecto a los kilos... pues cada uno somos un mundo!! y tienes razón, a veces con una tallita más, una tiene mejor "percha".

    Besicos!!

    ResponderEliminar
  6. Yo me quedo con Junio de 2004. Vamos, ni punto de comparación...

    ResponderEliminar
  7. Mayo 2005 da SUSTO, Junio de 2004 está para ponerle un piso en la Gran Vía =)
    Yo personalmente intento comer equilibrado (tengo buen saque he de reconocerlo) la cantidad que se me apetezca y después la quemo en el gim =D
    De todas formas ahora mismo por temas deportivos no debo bajar de los 100 ^^
    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Yo tengo mucha suerte de tener gente estupenda en mi camino que no he perdido a lo largo de los años, pero aún así, echo mucho de menos a otras personas estupendas con las que compartí un montón de cosas,y que después, lo que es la vida, no supe si invitar ni siquiera a mi boda.
    Que retostonuda se ha puesto Esther...

    ResponderEliminar
  9. Yo soy consciente que con 60 kg o menos debo parecer una mujer desnudtrida solo se me vería hueso.

    ResponderEliminar
  10. jaja ciertamente es eso, ni tanto ni tan calvo. cada una se conoce a si misma y sabe como esta bien, y es lo k vale!

    volvere pronto por tu blog, me ha gustado visitarlo!

    besines desde
    http://www.sweetstyleblog.com/

    ResponderEliminar
  11. supongo que la clave es estar en el peso en el que mejor uno se siente!

    ResponderEliminar