Aquí la silla, aquí el esguince

Hace cosa de unos meses, justo antes de salir de casa para coger un avión, mi silla de estudiar (la de ruedas, la azul, la cómoda) decidió perder uno de los tornillos que sujetan el asiento a la estructura de la silla.

La silla quedó que si te sentabas en plan recto no pasaba nada, pero si te inclinabas hacia el lado malo, el asiento se levantaba contigo y podías ir al suelo.

Como iba saliendo hacia Sevilla, el tornillo quedó encima de la mesa del ordenador, el de sobremesa. Ale, pues por arte de magia al volver de ese periodo trabajando ya el tornillo no estaba.

- Como lo dejas todo por medio y nunca recoges nada- me dice una señora fanática del orden que vive en mi casa.
- Es que me iba a coger el avión, no era momento de empezar a atornillar, si me paro no llego- alego.
- Qué pena me da- me dice sarcástica, la tal señora esta.

El lunes le preguntaba de nuevo a mi madre que dónde andaba ese tornillo gordote que dejé encima de la mesa (lo ha tirado, sospecho). Ella dice que no sabe, que en la caja de herramientas... supone, que total, en una ferretería se encuentran, aunque ella cuando fue no encontró...

Así que el lunes por la tarde (ayer, vaya) ignorando el hecho sabido de que a mi silla le falta el tornillo, me la cojo para ponerme a escribir esto que tengo que escribir durante todo el verano. La tarde transcurre bien hasta que me inclino hacia la izquierda para coger un libro, el asiento se levanta y caigo a plomo... dejando enganchada mi pierna derecha, a la altura de la rodilla, en la silla. Crujo. Crujo y me maravillo de conservar las gafas puestas, de no haberme partido nada y de estar aparentemente entera.

Hasta que el crujido deja paso al dolor en la ingle, justo donde se une la pierna al resto del cuerpo. Ahora me duele horrores separar la pierna hacia el lado, así que voy andando con pasos cortos y sin separar las piernas, como una Barbie. Como un esguince de tobillo, pero en la ingle.

¿A que soy original?

Comentarios

  1. jo, que putada...pero he de reconocer q imaginándome la situación me he reido...
    es que claro, es gracioso...
    a mi cosas así,me pasan cada rato, soy super torpe, me caigo seguido, tropiezo...etc...
    bueno, que no sea nada y q te recuperes pronto.
    besitos.

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que no estoy para mucha fiesta, la verdad, pero andando despacito llego a todos lados.

    Me alegra haberte animado un poquito.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. la verdad q si...me has hecho pasar un buen rato, gracias. besitos y animo.

    ResponderEliminar
  4. Pues sí que tiene que ser molesto el esguince ese... yo sólo tengo agujetas de mover cajas de un lado a otro, así que ayer me fui a la piscina y hoy tengo el doble de agujetas. Mal de muchos...

    Un besito y recupérate pronto que estamos de rebajas ;-)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Dress Code para maestras (y maestros)

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal