De crucero

Ayer, al final, terminé en la playa, así que hoy empiezo a tener color de persona normal.


Fui a la playa de La bota, conocida entre los onubenses como la playa del cruce, porque está justo en el cruce entre varias carreteras: la de Punta Umbría, la de El Portil y la que viene de Huelva. Es una playa grande (de kilómetros de largo)y semivirgen, sin que haya construcciones de ningún tipo cerca, así que suele tener relativamente poca gente y, además, está bastante limpia. La zona misma del cruce no es muy aconsejable para el baño si eres de fuera, porque suelen formarse remolinos a causa de la desembocadura del río Piedras. Sin embargo, si te vas unos metros a un lado o al otro es una playa de aguas seguras y tranquilas.

Este verano, con la hipoteca y miles de cosas que van surgiendo, me voy a ir de crucero: iré al cruce, me bañaré y volveré.

El veraneo de la crisis.

Comentarios

  1. Al final lo conseguiste! Yo no y parece que este fin de semana tampoco va a ser, snif snif! Seguiré dándole al autobronceador... Bsos.

    ResponderEliminar
  2. un buen post para el reto que tenemos hoy...jijiji.
    besitos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal

Dress Code para maestras (y maestros)