Vuelta a la rutina: Ofertas de trabajo para maestros

Después de las vacaciones vuelvo a la rutina: esperar que me llamen para sustituir a alguien en Canarias.

Los maestros dividimos la vida en años escolares y este año, al ser justo después de unas oposiciones (De primaria) es más flojo en cuanto a sustituciones. La verdad es que estoy notando que mi especialidad (que es la que sigo con más atención) tiene menos demanda que otros años.

En la Comunidad Canaria llaman dos veces por semana: Martes y viernes. Así que hoy martes ando con los nervios un poco alterados, pegada al móvil y deseando trabajar por un lado, y queriendo alargar la estancia con la familia, por otro lado.

Terminé la carrera de Magisterio por la especialidad de Lengua Exranjera Francés y, a partir de ese momento, me pasé cuatro largos años en el paro más absoluto que se pueda imaginar. Estuve preparándome las oposiciones de forma exclusiva en una academia de prestigio en Andalucía, pero me presenté por Educación Infantil porque mi especialidad (francés) no se convoca desde hace miles de años. No pasé ni del primer examen, pese a que el tribunal, en la revisión me dio pobres razones de mi suspenso.

En ese punto mis ganas de trabajar ya son más que importantes, así que me obsesiono con las webs donde se publican bolsas de empleo para maestros. Bolsas de empleo público, se entiende.

Eché una bolsa de la provincia de Málaga para centros bilingües. Nunca he sabido qué fue de esa bolsa, pese a que tuve que viajar tres veces a Málaga por la bolsita.

El curso siguiente me metí en la UNED y me saqué todas las asignaturas que pude de Pedagogía, poniendo más kilos que nadie por las largas horas sentada.

Fue en enero de ese año cuando vi la bolsa de francés de la provincia de Santa Cruz de Tenerife, que terminé echando. En noviembre de ese mismo año me llamaron para trabajar y no me puedo quejar mucho hasta ahora.

Mucha gente me ha preguntado cómo lo hice, así que resumo mi experiencia para quien aún ande buscando.

Para trabajar de maestro hay varias opciones:

Si se quiere trabajar en la enseñanza pública sólo hay dos vías de entrada:

- Oposiciones.
- Bolsa de trabajo.

Las oposiciones se convocan en torno a febrero-marzo de cada año; un año tocan oposiciones por primaria, al siguiente se convocan para secundaria. Si apruebas, aunque no tengas plaza, entras en bolsa para sustituciones, pero de ahí a que te llamen es otra cosa. Generalmente hay que sacar una nota realmente buena para que, según en qué especialidad, te llamen.

La dificultad de acceder a un trabajo por este medio difiere también en función de la Comunidad Autónoma en la que te presentes. Por lo que se cuenta Madrid últimamente no pone demasiados problemas, puesto que tiene mucha demanda de personal, mientras que en Andalucía (pese al gran número de plazas que suele convocar) es difícil "meter cabeza".

Con respecto a las bolsas de trabajo, estas se suelen publicar en los portales web de educación de las distintas Comunidades Autónomas. Más cómodo es mirar páginas de sindicatos de maestros y profesores que suelen tener apartados que recogen las bolsas que se encuentran activas.

Las bolsas de comunidades autónomas que no son donde uno reside pueden pedir requisitos como conocer la lengua cooficial de la comunidad (català, balear, euskera...) así que podemos tenerlo en cuenta si estamos pensando en buscar formación complementaria; suele ser un requisito determinante, de tal forma que te excluyen si no lo cumples.

Los impresos para las bolsas los imprimimos desde internet y los enviamos por Subdelegación de Gobierno, a través de la delegación de Educación que tengamos más cerca o simplemente por correo a la dirección donde se nos indique en la convocatoria de la bolsa.

Trabajar en la enseñanza privada:

Las personas que conozco, bien tenían una relación "especial" con la directiva del colegio o bien buzonearon sin piedad todo colegio privado a 800 km a la redonda (y no exagero). Hubo quien tuvo trabajo, hubo quien no.

Como en todo, hay especialidades con más demanda y Comunidades autónomas donde es más fácil que en otras acceder a un puesto en la enseñanza privada.


Otras alternativas:

Aquí ya hablo por lo que sé de amigos y conocidos que han usado su título de Magisterio para explorar otras opciones laborales, bien por decisión propia o bien porque la precariedad del mercado laboral no les ha dejado otra opción.

Obviaré las tiendas de ropa, las inmobiliarias y los puestos de comercial.

Suelen demandar maestros en empresas que imparten cursos de formación de algún tipo, en academias que imparten clases particulares, en hoteles y centros turísticos (cuando la especialidad es de algún idioma), en ONG's...


Seamos francos. Si hoy en día ya es difícil acceder en España a un puesto de trabajo, tener magisterio no te suele dar muchas ventajas.

Suerte a mis compañeros de profesión.

Comentarios

  1. De sobra queda decir que te entiendo ¡¡Y cómo!! Yo acabé magisterio en el 2004, me licencie por Pedagogía en el 2006/07... y desde entonces aun sigo con las oposiciones a las vueltas, aprobadas, pero a las vueltas igualmente. Ah!! Y sin ganitas ninguna de ponerme otra vez a estudiar ARGGGG!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Yo estudiaba derecho, cuando me quedaban 7 asignaturas dije:"Estoy amargada, no voy a acabar en la vida y cuando acabe ¿qué? si pegas una patada a una piedra y salen 200"
    Así que pensé:"¿qué me gusta?" e hice "Imagen y sonido" que es una FP II con media de 9. Donde hice las prácticas me quedé y ahí sigo encantada de la vida.Este año me matriculé en la UNED para acabar lo que me queda de derecho y poco a poco a ver si la acabo. desde entonces soy fan de la FP, tiene muuuchas salidas laborales.besos

    ResponderEliminar
  3. Noe, me temo que para el curso que viene no nos queda otra que coger el temario de oposiciones y empezar de nuevo. Yo a estas alturas no tengo ni idea de por qué especialidad me voy a presentar ni por qué Comunidad Autónoma.

    Miss M, fue valiente lo que hiciste, pero estoy muy de acuerdo contigo en que hoy en día la Formación Profesional ofrece muchísimas cosas interesantes y prácticas. Está infravalorada.

    ResponderEliminar
  4. Mmm... me temo que yo ya lo tengo encima del escritorio. En Galicia salen todos los años ¡¡y yo a estas alturas del año aun voy por el tema 2!!! Hazte un cursillito de gallego y vente para Galicia, que hay quien se aventura a decir que en estos años con la transitoria va a salir gran número de plazas... las pasadoas opos salieron 535 para Infantil(muchísimas a comparación de la media de años anteriores, unas 120)
    Muero de aburrimiento...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal

Dress Code para maestras (y maestros)