Mi barrita, mi refugio

Hoy ha sido un día de los malos.

Bueno, vale, matizo. Hoy ha sido un día horrible comparado con los que estoy pasando en este centro de trabajo y un día pasable comparado con los dos últimos cursos. Yo me entiendo.


Pero bueno, hoy los niños me han dado un día de esos para olvidar. Peleas, bromas pesadas y niños pesados a secas. Y otra cosa que no puedo contar porque no es del tipo de lo que opino que debo contar en un blog acerca de niños. Los castigos los he repartido como panes, a pares, de tres en tres y de cuatro en cuatro.

Dejémoslo en un día malo.

Antes de la hora del recreo, y no había llegado lo peor, ya no podía más, así que tuve una pequeña explosión.

-¡Vaya tela la mañana que me estáis dando! ¿De verdad os creéis que os podéis comportar así? Pues no, aquí venimos a trabajar, no a gamberrear, que os estáis equivocando. Así que no quiero oír ni una palabra más, que ¡menuda mañana horrible que me estáis dando! Y os vais a poner ya a trabajar y yo me voy a tomar una barrita porque me la merezco, ale.

Dicho esto, pongo el culo en la silla y me abro una barrita de chocolate y cereales, a la que le pegó un bocado mientras miro a la clase enfurruñada.

- Maestra- me dice I, un chico que se va a llevar a todas las niñas de calle, que os lo digo yo, que menuda labia tiene el colega- yo también llevo una mañana horrible, porque no eran ni las ocho de la mañana y mi madre ya me estaba echando la bronca.

I me mira, y yo le miro.

- Toma, otra barrita para ti, que también llevas la mañana fina.


Es que, pensándolo bien, una bronca antes de las ocho de la mañana es cosa fea. Y si viene de parte de tu madre, más.

Comentarios

  1. Jajajajaja, el momento "toma, tu también te mereces una barrita" ha tenido que ser mortal. Algo he leído por twitter de que ibas disparando castigos. Hay que ver. Por suerte no todos los días son así, ¿no? :)

    ResponderEliminar
  2. Madre mia! Seguro que mañana mejora!

    Zepequeña.

    ResponderEliminar
  3. Hay días que son para olvidar. Pero bueno, trabajando con niños es lo que tiene.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. madre mia, pues a mi me desesperan los mios q me ven beber (no comer, intento no comer) y todos empiezan a hacer comentarios.
    "hala, mira, está bebiendo agua / té / café"
    otro:"jo, q morro"
    otro"y yo puedo???"
    otro:"profe, me das un poco de tu vaso?"
    otro:"es q es la profe y ella puede"

    :S

    un beso

    ResponderEliminar
  5. Vaya con el chico, ese va para político jajaja!!

    ResponderEliminar
  6. Menos mal que el día de ayer ya terminó, espero que el de hoy esté resultando mejor, al menos, aún no he leído lo contrario en twitter.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Hola.
    Me encanta saber que sigues escribiendo!!.

    Un saludo.

    Abutrí.

    ResponderEliminar
  8. Días así los llevo yo desde que volvimos de vacaciones... Que ya se yo que los Reyes MAgos además de juguetes han traído energía a sacos, pero a mí no me ha caído ninguno...
    Ah, y yo te entiendo... Tú ya me entiendes, ¿verdad?
    Y que sepas que me has hecho sentir culpable porque además de la maestra que se toma su té delante de los alumnos soy la madre que pega la bronca antes de las ocho de la mañana... Snif, snif...

    ResponderEliminar
  9. Espero hay mejorado todo al día siguiente, que gusto leerte.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Dress Code para maestras (y maestros)

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal