Y metió la pata

Una de mis alumnas es una de esas niñas que todo el mundo querría adoptar. Yo la quiero adoptar. Y si su madre no me deja raptaré a la niña y me la llevaré a casa.

Y es que la niña además de ser linda, regordeta, lista y tener los ojillos más dulces de todo el cole resulta que está muy bien educada. Ojalá mis vástagos, si es que algún día tengo descendencia, estén tan bien educados como mi pequeña J.

Mi pequeña J es tolerante, cariñosa, sensible con el débil, fuerte de carácter, reflexiona antes de hablar... Yo quiero ser como ella.


Así que cuando su mami vino a recogerme las notas y empezamos a hablar de la niña salió pronto el tema de las lorcitas de X. Lorcitas que preocupan a X, y un poco menos a su mamá.

- Yo a tu hija la veo preciosa, pero a ella le está preocupando que no se puede poner cualquier ropita... Y que a veces se meten un poco con ella...

- Sí, yo hablo con ella y le digo que cada uno tiene un cuerpo diferente, que lo fundamental es estar sano, contento, ser feliz... Que la delgadez no da la felicidad...

- Es lo mismo que intento inculcar en clase.

- ¡Y ella viene encantada! Me contó que habías puesto un cuadro precioso ¿De Rubens? - Asiento- Y me dijo "mami, la maestra nos ha enseñado que a las gorditas las pintaban porque eran las más guapas"... Encantada que estaba...


Y oye, encantada estaba yo hablando con esta señora de su hija, a la que tanto cariño le tengo, admirada de su obstinación en enseñar buenos valores a la nena para que sea de mayor una persona íntegra... Y entonces siguió hablando.

- Y el coraje que me da ¿sabes qué es? Que hay gente gilipollas que se mete con ella por estar gorda, Como la madre de fulanito, ¡la madre de fulanito! Si con el que está ahora está por lo que está, ¡que eso lo sabe todo el mundo! Pues esa, ¡ESA! se mete con mi niña, ¿y sabes qué?

Con mucho, mucho miedo, respondo.

- Qué.

- ¡QUE YO NO LE DIGO NA DE QUE SU HIJO PAREZCA MARICÓN PERDÍO!


Pues nada, seguiré buscando el modelo educativo que me convenza, porque el "amante de la lorza-homófobo" tampoco me convence.

Comentarios

  1. Jajaajajaja tampoco te ofusques tanto mujer... ¿trabajas en un pueblecito cerca de Huelva verdad? tu sabes que la gente de los pueblos es muy cerrada, y si se meten con lo tuyo quien, en teoría tiene que callarse... pues ya ves, atacas donde más le duela aunque a veces no sea lo más correcto jejejeje.

    Mi abuela es igualita, me contó que una vez un niño apellidado Gomez se metía con mi padre llamandole viejo porque su apellido sonaba parecido... un día mi abuela que lo oyó y se asomó al balcón y le dijo: "pues cállate tú, goma embreá" jejejeje.

    Pasalo bien en las vacaciones que ya te queda poquito... besos.

    ResponderEliminar
  2. ANDA QUE.... COMO QUE SER GAY ES UN DEFECTO, SIN COMENTARIOS...

    ResponderEliminar
  3. No sé exactamente la situación, pero... ¿No te parece que quizás ella sólo quiso hacer una comparación? Desafortunada, sí, pero una comparación de situaciones al fin y al cabo... Ojo, que yo soy la primera que defiende a capa y espada que no se usen palabras como "maricón" o "bollera" como un insulto, pero no sé... Creo que en el fondo es porque me ha dado pena, leyendo la historia, que una señora que parece más bien centradita y tenga una hija así (me ha recordado mucho a mí de peque esa niña) haya tenido una salida de tiesto de esa forma... Ainsss, nadie es perfecto, Lileth...

    PD: Todavía me sigo acordando de lo del collar. xD

    ResponderEliminar
  4. Oyeeee, vuelve que se te echa de menos.

    Te paso un enlace que me han mandado que quizas te interese, profe.

    http://www.change.org/es/peticiones/evitemos-ahogamientos-infantiles-en-piscinas#

    L.F.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal

Dress Code para maestras (y maestros)