Y entramos en la recta final

La última semana del cole pasó. Y gracias a que el último día de clase coincidió con la tarde de la verbena tuve una excursa para disimular ante los nenes que, quizá, sea la última vez que estábamos juntos en clase.

Yo lloré de nuevo, de todas formas. Pero los niños no, que es lo que cuenta, porque lo último que me apetecía era repetir el drama del año pasado.


La verbena y los bailes que llevaba adelante mejor que bien, requetebien. Estoy muy muy orgullosa de mis niños y de esas veinte horas que hemos ensayado (las he contado) con un calor infernal. Que sí, que no es lo más importante del mundo, pero teniendo en cuenta lo mal que lo hacían en los primeros ensayos, que la coreografía no era precisamente sencilla y de cómo lo dieron todo
en la actuación ¡esto debería poder reflejarse en las notas!

Mención especial a las familias de mis alumnos, en especial a madres y hermanas que ejercieron de estilistas y contribuyeron a que los niños y las niñas estuvieran realmente espectaculares y felices. Ojalá pudiese poner alguna foto para ilustrar esto, pero evidentemente como son menores y no son mis hijos os lo vais a tener que imaginar.


Para esta semana lo que toca es recuperarme del horrible resfriado, seguro que el estrés ha influido, que me ha tumbado a mediados de semana, poner y repartir las notas, y rellenar muuuuchos papeles para la administración.

Quedan cinco días de curso. Y luego, como dice Camille, Le Festin est sur mon chemin.

Comentarios

  1. Aunque mis niños no ensayaron tantas horas, la verdad es que lo hicieron genial. Y tengo que reconocer que, a pesar de que el último día de clase no suele ser mi favorito, este año me lo he pasado genial. "La fiesta del agua" es todo un invento :)))

    Ahora queda por delante una semanita de papeleo y reuniones (el inspector nos está evaluando, menos mal que es buenísima gente, que eso ayuda bastante).

    Feliz última semana de curso ;)

    ResponderEliminar
  2. Descansa,y recuperate,besitos.
    De una compradora compulsiva.

    ResponderEliminar
  3. ayyyy qué pena debe dar despedirse de los niños con los que has estado todo el curso!! hay que quedarse con lo bueno!

    ResponderEliminar
  4. Hola Lileth

    ¿Y qué ha pasado al final con las niñas hermanas?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Dress Code para maestras (y maestros)

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal