Manteniendo el anonimato (o no) - Pruebas de Evaluación de Diagnóstico

Estos días atrás, los alumnos de Cuarto de Educación Primaria han hecho unas cosas que se llaman "Pruebas de diagnóstico". Son unos cuadernillos preciosos, con una cantidad infernal de ejercicios ,normalmente de un nivel descabellado y que deben ser resueltos en un tiempo de alumno brillante.

En la entrada anterior, me han dejado el siguiente comentario:

Jess,
hola, la verdad que es una pasada lo de algunos padres hacen con los niños. Perdona que te saque otro tema pero leo tu blog y veo que eras una profesora con vocacion y me gustaria preguntarte y comentar algo. Mi hijo como he contado en otros comentarios estudia 4ª y le han hecho las pruebas de diagnostico, pues su seño que en eso de explicar es un as del escaqueo,(me he comido yo todas las explicaciones) a la hora de hacer las pruebas les ha dicho que eso puntua para las notas finales, (creo que esta acojona por que se sabria "su esfuerzo") al mio que siempre saca notables y sobres le ha dicho que las tiene mal y que eso le va a poner en las notas, asi que imaginate el numerito del niño. Mi pregunta es si es cierto por que son anonimas solo con un numero asi que en teoria no influyen, pero como no estoy segura a ver si tu me informas.
Gracias de antemano.


Este año, que soy tutora de segundo curso he pasado las llamadas "Pruebas de escala", que son tres cuartos de lo mismo, pero para mi curso.

Nos dan un papelito de la lista de clase, donde viene el nombre del niño o la niña y el número que le corresponde. Además, una serie de etiquetas con un código de barras que también incluye ese numerito.

Y bueno, estas pruebas de anónimas nanai. Yo sé perfectamente quién ha hecho cada cosa, y no solamente por el número, sino porque conoces al alumno de tal forma que cuando ves la letra, su forma de expresarse en el escrito... ¡Que sabes de quién es, vaya! Además, que no hay que ser muy listo para aprenderse el número. Tengo 27 alumnos, y he tenido que poner las etiquetas (y repartirlos a cada niño el suyo) en los cuadernillos, en el test de los niños (el de estadísticas) y en el de la encuesta a las familias. Pues así, de memoria, te digo que mi L tiene el 007, A el 013, C el 046... Supongo que me captas. Y la lista la tengo en el cole, completita.

Anónimo sería que yo reparto los cuadernillos, se hacen las pruebas, y lo mandamos a otro lugar a corregir. Sin números ni etiquetas ni falsos anonimatos.

Sé de otro colegio, privado concetrado, donde han tomado la misma medida que en el colegio de tu hijo. De todas formas, se supone que el resultado de las pruebas se os debe hacer llegar a los padres.

¿Mi opinión personal? Hay algunas preguntas de estas pruebas que se alejan mucho de lo que se da en clase, tanto en procedimientos como en contenidos, y además las pautas de corrección vienen determinadas desde el gobierno, con lo cual los resultados pueden no ser representativos del interés, el esfuerzo e incluso el nivel del alumno.

Espero haberte ayudado.

Comentarios

  1. Jess,
    Hola, eres un sol, me has sacado de la duda perfectamente, de todos modos ya me he informado y en su cole se ha hecho exactamente como tu lo has contado, con un numero asignado a cada niño, asi que supongo que a final de curso nos lo cuminacara en las notas. He estado mirando e investigando y tienes razon en que se alejan mucho de lo que suelen hacer, asi que supongo que como al mio a muchos les han pillado un poco por sorpresa, en fin, a ver que pasa y como se comunican los resultados a los padres, ya te ire informando. Lo dicho mil gracias, eres un sol.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Personalmente contaré que yo este año he tenido que pasar las pruebas a mis tres alumnas de 4º (de un aula unitaria), las he intentado meter presión previamente para que se espabilasen para terminar el temario de lengua y mate, ya que la prueba es un mes antes del final de curso y eso creo que ya es un punto a tener en cuenta, también he intentado hacerlas ver que debían repasar la materia de todo el curso para la prueba. Por otro lado os contaré que he tenido las pruebas en mi poder una semana antes de las mismas, con lo cual podría haberlas abierto mirado, estudiado y haber puesto a mis alumnas ejercicios tipo para que las resultase familiar, no lo he hecho, pero en esta semana, nadie me pidió supervisar las pruebas a ver si estaban manipuladas o no. De anónimas no tienen nada, yo misma las corregí y a cada familia le llegarán los resultados, de lo cual me alegro infinitamente, pues tengo una alumna claramente candidata a repetidora que no va a repetir y estoy convencida de que le salió bastante mal, a ver si por lo menos la familia se convence de que el repetir no es un capricho mío.
    A mí me parecen una auténtica pérdida de tiempo, las niñas estaban muy nerviosas y los ejercicios son totalmente diferentes de los que se plantean en el trabajo diario o de los que presenta cualquier editorial, pero claro son datos y números que eso sí parece interesar bastante.

    ResponderEliminar
  3. Pues yo las pasé a mi curso el año pasado y el Equipo Directivo se encargó de poner las etiquetas y demás. Yo tenía el listado, sí, pero nada más. Para la corrección se formaron grupos en los que, en principio, el tutor/a no debía estar, lo que pasa es que como el año pasado hubo prueba de inglés y yo soy la especialista, al final tuve que estar en ese grupo de corrección junto a otras dos compis que tenían la especialidad también.

    Evidentemente, después de tres cursos que llevaba con ellos, nada más ver la letra, sabes perfectamente de quién es cada cuadernillo, pero ni idea de las otras tres pruebas (el año pasado se evaluaron cuatro competencias).

    Pregunté al Equipo Directivo que qué tal habían salido y me dijeron que "no está mal". Sólo cuando me dieron los informes para entregarlos a las familias me enteré un poquito de los resultados.

    Como ves, cada centro es un mundo.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Dress Code para maestras (y maestros)

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal