domingo, 27 de mayo de 2012

Alguien vendrá, que bueno te hará

Tengo una compañera en el trabajo, M,  que dió a luz hace menos de un año. Una niña. Una monada, por las fotos.

Esta chica, por lo que ella nos cuenta, tuvo un embarazo de esos de "para olvidar". Nueve meses tumbada sin moverse y comiendo sin parar para luchar contra las náuseas imposibles que venían cuando tenía el estómago vacío.

¿Resultado? Veinte kilos de más.

Y todos en la tripa y las cartucheras.


El otro día una compañera, I, aparece con una bolsa de la que saca un mono de punto de algodón. En un color topo y con una bonita caída.

I- Esto, que se lo traigo a M, que me lo encargó.


Yo, de espectadora. Pero L se va a por el mono.

L- ¿Esto es para M? - Arquea una ceja- ¿Y qué talla es? - Sonríe al ver la M- Pues se va a poner uno de estos en cada pata, ¿no? Porque bien alimentada que está la señora.



Desde el otro día, cuando pienso que soy cruel, me acuerdo del tono de voz de L y me reconcilio conmigo misma.

2 comentarios:

  1. pero los kilos de mas se van,y la maldad de la gente se queda...y con el tiempo, los que peor lo pasan son ellos.Debe de ser un horror llevar la maldad siempre dentro

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo con Kukutras28, los kilos se van (te lo digo yo que en cada embarazo me gane mis 20 kilitos y ahora vuelvo a pesar lo mismo que antes) pero esa maldad se queda y ojala se vuelva en contra de ella. Supongo que ella sera perfecta ya que se permite el lujo de criticar, no?.

    Nunca he entendido que alguien critique o se burle de los demas por cosas como el peso, la belleza, etc. Cuando una tiene sobrepeso y no puede evitarlo a pesar de no sentirse bien (diferente es la que se hincha a comer porque le da la gana y no le importa su peso) se siente mal, llega a perder la ilusion por arreglarse y salir e incluso puede coger una depresion y me parece fatal que cuatro desalmados se burlen de ella. Esto pasa muchas veces despues del parto, tu cuerpo cambia y le cuesta volver a su estado normal por mucho que hagas dieta asi que, pensando con la misma maldad que ella, espero que cuando se quede embarazada engorde 25 kilos a ver si sonrie igual.

    Ana.

    ResponderEliminar