Repartiendo las culpas. Y los castigos

En estas últimas dos semanas he tenido algunas jornadas laborales que, por su duración, me han recordado a la época en la que trabajaba en comercio a jornada partida. Decir "de sol a sol" era lo que más se le parecía".

Como no me merece mucho la pena venir del pueblo, comer como un pavo, y volver a coger la carretera de vuelta, me quedo a comer con algunos compañeros y compañeras.

El otro día, delante de unos cuencos de exquisito salmorejo, comentábamos animosamente las ocurrencias del señor Wert, ese gran humorista de nuestro tiempo.

Una compañera, apasionada ella en la vida para todo, defendía vehementemente la necesidad de hacer una huelga de educación, ¡pero de las buenas!

- Debemos hacer huelga, ¡huelga indefinida! y hacer manifestaciones todos los días.

- Pues yo pienso que una huelga no es lo que se debería hacer ahora- dije, ante la mirada helada de toda la mesa.- Si hacemos una huelga a quien puteamos es al alumnado y a las familias, que son además los más perjudicados en esta reforma. Deberíamos ponernos de acuerdo con los papis, las mamis y hacer manifestaciones y actos de protesta conjuntos, porque defendemos lo mismo. Al fin y al cabo, a nosotros nos empeoran las condiciones laborales, pero al alumnado esta reforma le empeora las condiciones de su formación, de su desarrollo ¡de su futuro!. Si hago huelga, a una manifestación voy yo a protestar. Una persona. Si conseguimos implicar a los interesados de mi clase protestamos más de cincuenta. Y eso hace mucho más ruido. No me parece coherente defender la calidad de la educación de mis alumnos mandándolos a casa y negándoles su derecho a educarse.


Padres, madres... ¿Estaríais dispuestos a decirle al señor Wert alguna cosita?

Creo que a veces olvidamos que existen otras medidas de protesta y de presión, además de una huelga.

Comentarios

  1. Pues tienes razón. Yo, de momento, he ido a la manifestación que habían convocado para hoy. Pensaba que íbamos a estar cuatro gatos: un domingo, en mitad de un buen puente, con las bodas, comuniones y demás, y encima lloviendo... Pues no éramos cuatro gatos, no.

    Eso sí, me ha fastidiado que sólo hubiera banderas de UGT y de CCOO (bueno, y de IU). ¿Dónde estaban los sindicatos de enseñanza??? En fin...

    Buena semana ;)

    ResponderEliminar
  2. pues yo creo que así no conseguimos nada, porque todas sabemos que muchos más de la mitad de "nuestros padres" sólo desean tener un aparcamiento para sus niños, da igual si tienen fiebre, si reciben educación, etc

    ResponderEliminar
  3. Desde luego se nota que eres profesora por vocación, me ha encantado ver como has dado la nota dicordante en este tema.

    Siendo sincera de algunos profesores no tengo ninguna lastima que les afecten los recortes, pero de los que son como tu si que me da rabia.

    Porque está claro que ahora que tenias un numero mas o menos decente de alumnos ahora los quieren aumentar entonces está claro que ya no se os puede pedir más y que los alumnos que cada dia iran peor que justamente España no ha estado bien situada nunca.

    Me gustaria decirle al Sr Wert que mi niña solo se puede permitir la enseñanza pública y que los padres en este momento como no cambie la cosa no se pueden permitir pagarle profesores de repaso.

    Por cierto tanto recorte lo unico que hace es acrecentar la crisis, cada profesor no contratado una dependienta menos de comercio sino son dos.

    Pero claro eso no interesa contarlo.

    ResponderEliminar
  4. Es que si todoslos afectados nos uniéramos esto sería una revolución, y porque aún no nos hemos metido en el tema de la futura privatización de la educación de 3 a 6 años, que esa es otra que promete... al final las mujeres en casa a cuidar de los niños, como hace 50 años. Lo escribo y no lo creo...


    Besitos
    Gema
    DeMayorQuieroSerPersonalShopper

    ResponderEliminar
  5. No se yo... ultimamente veo a la gente demasiado conformada y es una lástima....

    Kate

    ResponderEliminar
  6. Me has recordado un ex Jefe que cuando salías para casa, superada la hora ya hace bastante rato, te soltaba frescas del tipo... "¿Ya te vas?, si aún hay sol?".

    ResponderEliminar
  7. Curioso. No soy maestra vocacional. La vida me llevó a hacer magisterio...

    Será que yo las cosas o las hago bien o no las hago.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal

Dress Code para maestras (y maestros)