jueves, 1 de marzo de 2012

Pare el anónimo chandalero, y todo aquel que necesite ir extremadamente cómodo para trabajar

Quizá desde hace unos años vengo sufriendo en silencio esos compañeros de trabajo, especialistas en Educación Física, anclados en los '90, con esos chandal de dos piezas, con esos pantaloncitos de algodón con las rodillas dadas de sí por sentarse...

Así que ya que  me preguntas las alternativas para ir al trabajo me extiendo, que siempre es divertido hacer los chorrapost de estilismos. Y no, de acuerdo con el anónimo chandalero en que mezclar las prendas deportivas con las formales es una pésima idea.


Así NO

Nada de llevar un chándal brilloso. Lo peor es ese estilo en el que la sudadera queda amplia y se ablusa gracias al elástico de la cintura. Este tipo de chándal es de las cosas más feas que se pueden llevar, las firme Nike, Reebok o la marca de la potota.


Este tipo de prendas favorece muy, muy poco. Tengas el tipo que tengas.

Las prendas del Barça, del madrid y tal, quedan un pelín horteras.

No al aburrido calzado deportivo blanco.


Así SÍ

La ropa deportiva no tiene por qué ser un chándal tradicional y... horroroso. Decathlon nos ha abierto un mundo de posibilidades a buen precio (porque hasta hace unos años era prohibitivo aparecer por el gimnasio medianamente bien).

Sí a las sudaderas de algodón.

Sí a los pantalones de chándal que no aunmenten diez veces el volumen de la pierna.

Sí a los forros polares, con o sin mangas.

Sí a los colores bonitos.

Sí a las deportivas de colores.

2 comentarios:

  1. Buf...me quedo más tranquilo, cumplo los requisitos del Así SI, jajaja. A ver, yo no he dicho que sea chandalero, ni pro chandal de hecho solo tengo uno (sin brillos, no amplio y sin elástico en la cintura)y apenas lo uso. Pero, aunque yo no los uso, ya que me inclino más por las sudaderas, pantalones de algodón, trangos, forros polares...todo esto muy colorido, sí creo que hay chandals bonitos (como el mío jajaja).
    Simplemente me refería a que para dar clase se deben de llevar ese tipo de prendas pero sin caer en la horterada y no considerar chándal sinónimo de hortera. Y como en un lado dices "Chándal NO" y en otro "Sí a los pantalones de chándal" no tenía claro a lo que te referías y ahora veo que te refieres al "conjunto de cremallera" jejeje. Pero de todos modos prefiero ver a un profesor de E.F dando clase con un chandal horrible a verlo con vaqueros, camisa y zapatos como solia ver, (ahora no tanto, menos mal).
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. A mí también me horrorizan los chándal brillantes, con rayas fosforitos a los laterales, y los pantalones tan anchos como para entrar en ellos toda una familia. Y no digamos si además de eso, asoma por debajo de la chaqueta, una camisa de vestir.

    Entiendo que a los profesores de Educación Física no les quede más remedio que pasarse ocho horas al día vestidos con chándal. A mí tampoco me gustan mis zapatos de seguridad, el chaleco reflectante y ese horroroso casco blanco que destroza el trabajo de mi peluquera y que además me queda como un culo. Pero señores, al salir de trabajar, me quito el chaleco, me pongo mis zapatos, cuelgo el casco, e intento peinarme delante del espejo del baño.

    Me llama la atención la gente que se pone el chándal para todo. Para pasear, para ir al parque con los niños, para ir al súper, para comprar el pan, para viajar en avión, para ir a la playa ó al monte, ó para tomar café con los amigos. No creo que todos sean profesores y que salgan en esos momentos de dar clase.

    Hay ropas cómodas para hacer todas esas cosas. Ropas con bonitos colores y diseños que por suerte cada día son más económicas, gracias a las grandes superficies.

    Z.A.L.

    ResponderEliminar