Me siento rejuvenecer

Hoy es San Valentín. Esa fecha en la que algunos desafortunados reciben uno de los pocos detalles de su pareja en el año. Y otros pocos, más desafortunados aún, no reciben nada bajo el argumento (no me meto en si es acertado o no) de que es un invento de los centros comerciales para vender, y se quedan con las ganas de tener un detallito. Porque no hay nada peor que tener una pareja tacaña. Bueno, sí que hay algo peor, pero un tacaño al lado resulta tristísimo.

Pues esta mañana, cuando he llegado al trabajo, al colegio, un par de compañeras estaban pasando revista de quién venía con un toque rojo y quien no, recibiendocada prenda de vestir encarnada con el grito de -¡Estás enamoradoooooo!.

De un plumazo me he sentido rejuveneciendo casi treinta años.

Tiene tela.

Comentarios

  1. ¡Jaja! como niñas...

    Nosotros no siempre nos hacemos regalos... pero no por evitar el consumismo, ¡con lo que me gusta a mí consumir!.

    Simplemente porque durante el año vas teniendo detalles cuando te apetece, y si recibes sorpresas cualquier día no señalado, no hace falta recibirlas también en San Valentin.

    Éste año habíamos decidido no comprarnos nada, pero hoy que he tenido tiempo, me ha dado el siroco y he cojido yo lo de los dos, hala... jaja!

    ¡¡Besos!!

    ResponderEliminar
  2. De natural soy bastante detallista y me encanta regalar, aunque sean tonterías.

    Así que por San Valentín, aunque no esté de acuerdo, siempre he regalado algo.

    ResponderEliminar
  3. Jiiiiiiii!!! A mi ese día en los centros comerciales no me verán pero un bombón debajo de la almohada o alguna chorradilla si cae, un detallito...

    Hace poco recordábamos con Nicamumo la moda esta del rojo y del grito: "Estás enamoraaaaaaaaaaooooo!!!!"

    Muy divertido...

    ResponderEliminar
  4. Pues nosotros nos regalamos una tarde juntos, que últimamente escasean debido a las obligaciones. Me gustó más que el regalo más caro... aunque tampoco le hubiera hecho ascos a un bolso como el que te regaló a ti tu media naranja.


    ¿Qué compañeras más infantiles tienes tu?

    ResponderEliminar
  5. hola Lileth!! espero que al menos, aunque tu marido llegara a la hora de dormir pudierais al menos compartir algún ratillo juntos! nosotros sólo nos vemos los fines de semana, y ahora que él anda de oposiciones, sólo nos vemos un ratín. Pero hija, es lo que hay. Ya vendrán tiempos mejores.
    A mi esa excusa del invento comercial me da mucha rabia, aunque cada cual es libre de hacer lo que quiera, pero con lo poquito que cuesta eso de tener un pequeño detalle con la pareja. En fin, hay gente para todo.
    En fin, aunque os veáis porquito, si uno se empeña, hay 365 días al año para celebrar SV cuando queramos!

    ResponderEliminar
  6. ay nena, si más que compañeras parecían alumnas...qué paciencia tienes que tener tú en el trabajo...
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Claro que hay algo peor que tener una pareja tacaña, No tener pareja!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal

Dress Code para maestras (y maestros)