Final de mes

La falta de dinero en las familias de mis alumnos y mis alumnas es muy preocupante. Mucho.

Me preocupa que hoy, día 26 de enero, el fin de mes esté tan cerca que haya habido siete mamás olvidadizas que no hayan metido algo en la mochila para que sus hijos comiesen en el recreo.

Pero más me preocupa que, de veintisiete alumnos, más de veinte manos se alzasen cuando pregunté que quién estaba malito. De esas más de veinte manos, solamente dos quedaron alzadas cuando pregunté quién había ido al médico o había recibido un jarabito o similar por parte de mami o papi.


Porque a ir al médico de gratis, por ahora, podemos. Pero en la farmacia te cobran.


Y lo que más me preocupa de todo es que desde la Asociación de Padres y Madres se haga una nueva campaña de recogida de alimentospara ceder al necesitado... Cuando se da el caso que el necesitado se sienta en el pupitre de al lado del que ocupan sus hijos.

Comentarios

  1. Nunca comento pero hoy no puedo evitarlo , tengo que darte la razón.
    Yo soy mami y nunca vi a tantos niños con los pantalones cortos y los abrigitos pequeños,no hay dinero ni para vestirlos, y el verdadero problema es que la gente cree que solo pasan hambre y necesidades los niños de Africa , Asia o Sudamérica.Aquí en España tambien se ve miseria y pobreza nadie parece darse cuenta, las familias cada vez tiene mas apuros y los grandes perjudicados como siempre son los niños.
    Y en el sur no hace tanto frio pero en el norte están casi todos los niñitos pequeños malitos de catarro porque mucho me temo que en la mayoria de las casa no se pueden poner las calefacciones y no continuo porque este tema me agria la sangre.

    Un beso, por cierto me encantan tus reflexiones.

    Silvia

    ResponderEliminar
  2. Me uno absolutamente a tu reflexión y al de la compañera del comentario 1. No hace falta enviar ayuda a Haití, África, etc, que también, pero cerca, muy cerca hay mucha gente que lo está pasando muy mal.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. ¡vaya! uno ve los bares que siguen llenos y se pregunta por la profundidad de la crisis, pero supongo que si sabes dónde mirar sí que se ven los rastros que va dejando.

    ResponderEliminar
  4. Lo siento pero me has tocado la fibra y la lengua viperina. ¡Que bien queda decir "yo colaboro con un una ONG de ayuda a los del quinto pino"!, pero si son los compañeros de tus hijos, lo mejor que se hace es mirar por encima del hombro a esas pobres madres o directamente cerrar los ojos.Voy a contar una cosa que me paso hace un par de meses con mi propio hijo en un cumple al que fue invitado de dos amigos suyos hermanos gemelos, con lo que esto supone: un 2x1. La mama de los homenajeados como sabe la situcion de muchos padres se ocupo en llamar uno por uno diciendo que no hiciesen regalos y si nos poniamos muy pesados no daba a lejir cosas de poco o casi nada de valor que sus hijo necesitaban o querian, yo afortunadamente puedo, pero mi hijo de 8 años llego a casa y entre risas me dijo: "mama, le han regalado un sobre de cromos, y todo el mundo nos hemos reido", yo y su padre que sabiamos lo que esto suponia le dimos una reprimenda y le explicamos que muchos padres no tienen para comprar un regalo pero que no es justo que esos niños no vayan al cumple de sus amigos por que en los cumples uno lo que quiere es estar con amigos y pasarlo bien, no os regalos. El se sorprendio de nuestro enfado, lo penso y casi se pone a llorar de lo mal que lo paso. Este es mi caso pero si he visto que hay padres que dan cumples como bodas y que si llevas o llevan un regalo algo modesto ponen cara de "ugg, con lo que me he gastado yo en invitarlo" asi que si no comenzamos a inculcar valores a nuestros enanos pues me temo que cada vez pasaremos mas de ver al de al lado pasando hambre aunque sea tu amigo.
    BESITOS DESDE EL SUR.
    Jessica

    ResponderEliminar
  5. En mi cole pasa lo mismo. Siempre hay algun padre que se le olvida el almuerzo, o un niño que se le olvida traer el lápiz...
    Qué rabia me da!! y luego van y hacen mercadillo solidario para los niños de África.

    ResponderEliminar
  6. Este tema nos toca la fibra sensible a todos... hay crisis y hay necesidad, pero... ¿eso de las madres olvidadizas en los desayunos?, no sé... yo me lo quito de donde sea, pero a mi hijo que no le falte de comer... Deben de estar pasándolo realmente mal para asumir la situación de no ponerle un pequeño desayuno en el recreo.

    Coincido con las demás, vivimos una situación en el que el necesitado está más cerca de nosotros que de costumbre.

    ResponderEliminar
  7. No puedo estar más de acuerdo. La gente se piensa que hay que colaborar con grandes ONG's, que también, pero no se percatan de que igual sería más efectivo que fuéramos ayudando antes a los que tenemos más cerca. Yo no puedo, sola, erradicar el hambre o el sida o parar el cambio climático. Pero puedo ayudar a la vecina que no tiene para llegar a fin de mes, doy clases sobre sexo seguro en los institutos de mi ciudad y mi basura siempre la ordeno y reciclo. Cada uno tiene que mirar un poquito a su alrededor y actuar en su nivel...

    ResponderEliminar
  8. ¡Qué triste realidad! No sé si afortunada o desgraciadamente para mí no veo tan a menudo esta situación en el cole en el que trabajo, pero sí he pasado por otros en los que sí ocurría. Lo más incomprensible para mí es que algunos olviden su desayuno a pesar de tener la casa llena de maquinitas y videojuegos varios. Eso sí que no lo entiendo.

    Saludos maestra.

    ResponderEliminar
  9. ¿Y no hay manera de hacer llegar a la asociación de padres las verdaderas necesidades y enfocar la ayuda hacia los propios de la escuela, con barritas de cereales o visitas médicas con recetas o algo?

    ResponderEliminar
  10. Jolines, me has puesto triste.

    Es que la situación es alarmante, desde luego, y encima leyendo los comentarios... pfff... y lo que nos queda.

    Ánimo y ya os irás contando.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  11. Bueno, que tal si pasamos a la practica lo que estamos hablando aqui? porque es cierto que muchas veces miramos tan lejos que olvidamos mirar a nuestro alrededor.

    Tal vez deberiamos hablar con las asociaciones de padres y explicarles eso mismo. Si sabemos que hay niños que lo estan pasando mal en el colegio podriamos decirles que familias conocemos que estan mal y organizar algo para ayudarles a ellos, no se, recogida de chaquetones del año anterior, uniformes que se han quedado pequeños pero estan nuevos, etc. En el colegio de mi hijo no conozco ningun caso tan desesperado como cuentas pero de todas formas voy a hablar con la presidenta de la asociacion de padres para informarnos de si hay alguna familia que lo esta pasando mal. Es tan facil saberlo como mirar la ropa y los zapatos de los ninos, ademas del "pequeño detalle" del desayuno, claro.

    Besos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal

Dress Code para maestras (y maestros)