Trago con todo

Ser maestra, como en cualquier trabajo donde te has de relacionar con otra gente, depara momentos tremendamente surrealistas.

9:00 AM

Voy camino de la filita de alumnos para subir a clase, cuando una madre me aborda.

- Mira, que la niña viene mala.
- Ya, ¿y por qué me la traes, si está mala?
- Bueno, mala mala no está, pero tuvimos que ir corriendo a urgencias y todo.
Miro fijamente a esa madre. Pestañeo.
- ¿Y qué le pasa a la niña para no estar mala y tener que ir a urgencias?
- Que se ha tragado una moneda.
- Ya.
- De dos euros.

 Silencio.

- Ya.
- Y como la vez anterior tardó nueve días en echar la moneda pues ahora no la voy a tener tanto tiempo en casa.

Ojo, la vez anterior.

- Ya.
- Y ha estado vomitando.
- Ya. Pues si hace caca, ¿qué hacemos? Porque no es mi función buscar calderilla en las caquitas.
- Yo por si acaso te doy mi teléfono.

 La señora me da un papelito con su número de móvil y se va, tan pancha.

9:05 AM

Reparto los libros de lengua y observo a la nena tragamonedas cambiar de color, hacer muecas y retorcerse en su sillita.

- Cielo, ¿te duele?
- Sí.
- ¿Llamamos a mami?
- No.

9:07 AM

La nena se empieza a poner verde.

9:15 AM

La nena pide ir al baño.

9:35 AM

La nena tragamonedas se retuerce de dolor y se pone de color verdoso.

9:45 AM

- Maestra, voy al baño a vomitar.
- Vale, mientras voy yo llamando a tu madre para que venga a por ti.


(Nota para aclarar: la mami no tiene un trabajo fuera de casa que le impida velar por si hija, se dedica a cuidar de su hogar y tareas por el estilo; ella misma ha confesado que a la hora de la siesta se toma un par de valiums y se echa en el sofá)

Comentarios

  1. Como la vida misma, yo también tengo alguna de esas y me parece denunciable, qué falta de responsabilidad.

    ResponderEliminar
  2. Pobre niña y pobre maestra, la madre, una sinvergüenza...

    ResponderEliminar
  3. Cuando menos tienen que hacer, más cara le echan...

    Hija qué paciencia teneis....

    Besos y ánimo!

    ResponderEliminar
  4. Si es que no todo el mundo debería tener el derecho de poder ser madre...
    Míralo por el lado bueno, aburrirte no te aburres en el trabajo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. MAdre mia, las madres de tu cole son una maravilla, dignas de estudio!
    Vaya pieza, hay que tener poco corazón!

    ResponderEliminar
  6. Jessica,
    me parece que nos estamos equivocando, mi hijo esta mañana me ha contado que su compi de 8 años se levanta sola, se prepara el desayuo sola y se va al cole sola(vive en el edificio de enfrente) mientras su madre se levanta a las diez. Vale que vive muy cerca, pero no hay nada mas bonito que decir adios con la manita a tu retoño y prepararle el desyuno mientras hablais. Asi que despues de esto y de leer lo tuyo, he llegado a una conclusion ¡las raras somos nosotras! cada vez somos una especie mas en peligro de extincion! asi que Lileth ¡CUIDANOS! jaja.
    BESITOS DESDE EL SUR.

    ResponderEliminar
  7. Pues puede que sea la hora de que no tragues con tanto y ponerle los puntos sobre las íes a la mamá. La verdad es que algunas... tienen más cara que espalda. Vergüenza le tendría que dar. Ánimo.

    ResponderEliminar
  8. Deberían dar cursos para ser madre! En mi cole, un nene con un chichón IMPRESIONANTE en la cabecita, llamamos a su mami y la respuesta es que está en el trabajo, no puede venir y que le demos mimos, que veremos como en nada se le pasa....Increible!!
    Un besote

    ResponderEliminar
  9. Lo que hay que ver...por dios...un besito enorme mi niña.

    ResponderEliminar
  10. Pobres niños, al final son ellos los más indefensos y los que pagan los errores de los mayores. No hay derecho! Esa niña tenía que haberse quedado en el hospital, sobre todo si la madre no tiene que trabajar. COmo te han dicho en otro comentario, hay mujeres que no sé dónde narices tienen el sentimiento de madre y que no se merecen tener hijos. Me enervo! Bueno, y lo que he leído del niño que se hace todo solo con 8 añitos, por dios, que son 8 años que no son 13! y se va solo al colegio y su madre, gandula, que no es otra cosa, aparte de mala madre también...se quedará en la cama. Vale que a veces se nos vaya un poquito la cabeza pero esto es el colmo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal

Dress Code para maestras (y maestros)