Lunes de ¿verano?

Con estas fechas aparecen en los kioskos las revistas de agosto, con los primeros avacnes de la temporada otoño-invierno. Como dice mi madre, ¡qué bonito es todo en los principios de temporada!. Pero es que esto es el colmo, el sábado por la noche salí a cenar con un trench puesto, ¡menudo frío! ¿esto es verano? ¡si junio fue mucho más caluroso!

Seguramente quien no esté de vacaciones estará encantado, pero no es mi caso.

Yo ya estoy con la cuenta atrás para la boda, ultimando detalles y todo el día repasando mentalmente las pequeñas cosas que me quedan por hacer. Además, parece que tendré que preparar una buena maleta para el viaje de novios, con ropa más de invierno que de verano y, evidentemente, la tengo toda guardada. Esta semana, impepinablemente además, toca la famosa despedida de soltera. Miedo me da lo que me tengan preparado las gamberras de mis amigas. Cuando termine todo voy a necesitar unas buenas vacaciones.

Además de todo esto, tengo ya el ojillo puesto en el uno de septiembre. Ya salieron hace unos días las listas, repletas de fallos como todos los años, con la adjudicación provisional de vacantes para el curso próximo, donde me envían a uno de los pueblos próximos al que estuve el curso pasado, pero me nombran por secundaria. Toma ya. En torno al día tres sabré dónde me mandan definitivamente y apostaría algo a que me cambian bastante lo de provisionales.


Como deberes para esta semana, y recordando esa reflexión que hicimos hace unos meses de que cada uno puede ser lo que se proponga en muchos aspectos, voy a proponer reflexionar acerca de los cambios a introducir en el estilo de vida a partir del uno de septiembre, la vuelta al cole. Esa frontera de nueva temporada que, como el año nuevo, nos hace plantearnos esos buenos propósitos. ¿Adelgazar? ¿cuidarnos más? ¿comer más sano? ¿ver más a los amigos? Todo vale persiguiendo el único objetivo de ser felices.



También, para no perder la costumbre y como nos enseña Jerry Hall, un poquito de chapa y pintura para vernos y sentirnos un poco más guapas.

Buena semana a todos.

Comentarios

  1. Nena, estoy totalmente de acuerdo con lo del verano y eso que yo todavía no estoy de vacaciones, pero vamos...que un finde a la playita no nos va mal a nadie, pero con este tiempo...si es que no merece la pena casi hacer planes. Si el viernes salí a cenar a un restaurante y no pude sentarme en la terraza porque antes de llegar ya tenía frío...
    Esperemos que la cosa cambie y tengamos un poquito más de verano este año.
    Ah! y por la despedida, tú no te preocupes y disfruta que para eso es...
    Besos

    ResponderEliminar
  2. agosto ya y aki sin sensacion de verano...q askito

    bsss

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal

Dress Code para maestras (y maestros)