Conclusiones de una semana en la que han intentado que no haga lo que me de la gana

Esta semana, en contra de todo pronóstico se me ha pasado rapidísima. De lunes a vierns prácticamente ni me he enterado, pero la verdad es que el fin de semana se me está pasando a la misma velocidad. De todas formas tanto la semana como el fin de semana han sido muy productivos, así que de regalo ahí van las conclusiones semanales:

- Hay gente muy exigente con el trabajo de los demás, pero muy poco exigente con el de sí mismo.

- Uno de los males de nuestros días es la ausencia de autocrítica. Y a veces también de estilo, pero eso es otra historia.

- Los fines de semana se han hecho para limpiar.

- Hay cosas en las que merece la pena gastar mucho dinero. Al menos mucho más que normalmente.

- La gente que lleva fatal que no te guste ningún artículo de su tienda debería plantearse si es que en toda la tienda tiene lo mismo y no hay nada donde elegir.

- La gente que compra en Mango debe tener, evidentemente, mucho dinero, porque no he oído ni leído quejarse a nadie de la más que abusiva subida de los precios, sobre todo en bolsos. Yo con no comprar lo que no me parece bien...

- Este país no remonta de la crisis porque, en parte, hay muchísima gente con muy pocas ganas de sacar su negocio adelante. Comercios cerrados o que hayamos tenido que insistir para pedir un presupuesto para una excursón en el cole son solamente un botón de la camisa de la vagancia.

- Solamente hay dos grandes tipos de novia. Las chonis y las cursis. Y los dos tipos son legión.

- Quien me dijo que se distingue mejor a la gente que en el fondo no te quiere cuando estás pasando un buen momento llevaba toooda la razón.

- Hay quien compró un coche hace treinta años y todavía se cree que tiene un Ferrari.

- Los hombres aparcan fatal. Y algunas mujeres también. Sobre todo una compañera detrabajo que yo me sé...

- El spinning, o ciclo indoor para los conocedores, es bueno para el cuerpo y para el alma.

Comentarios

  1. Estoy de acuerdo contigo en muchas cosas, a mí también me llama la atención que dada la situación tan crítica del país, y sobre todo de las pequeñas empresas, la gente trabaje tan mal, que tarden en darte un presupuesto, que tengas que insistir para que te lo manden por escrito, que una vez que contratas el servicio este sea nefasto y que el servicio postventa resulte ruinoso para la empresa, señores con lo bien que se trabaja de forma eficaz a la primera... podrían dar presupuestos más ajustados y no tener que "retocar" el trabajo varias veces.
    Sobre lo de las novias yo añadiría una categoría más, la que se cree lo más y carece de estilo y gusto totalmente, en estos casos, lo mejor es seguir una premisa menos es más.
    Sobre lo de aparcar, lo haría extensivo a la conducción en general.
    Lo de la falta de criterio es una verdad universal, si eres autocrítica quedas muy expuesta ante tus compañeros "perfectos", sobre todo prudencia.
    En cuanto a lo de los negocios, yo ya le hecho mucho morro, antes me daba mucho corte no comprar, pero por favor un poquito de vista que no ceo que sea tan difícil.
    Yo no sigo porque es que me animo y en lugar de un comentario parece que hago mi propia entrada.
    Besos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Dress Code para maestras (y maestros)

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal