miércoles, 2 de marzo de 2011

Primer miércoles de marzo, esto es un hartazgo

Bueno, parece que le voy a coger el gustillo a esto de semanas de tres días laborales y cuatro festivos (la semana que viene se me acaba el chollo), aunque miedo me está dando pensar en cómo voy a encontrarme a mis niños después de tantos días asilvestrados.

La semana pasada se la pegué a los críos bien pegada. Porque tienen seis años y los pobres se lo tragan todo, porque en dos años o tres les hago lo mismo y me mandan al peo. Como suena.

Pasó que harta de que cuando doy matemáticas en otros cursos los niños no saben ni lo elemental en la resolución de problemas he decidido tirar de Cuadernillos Rubio (problemas de sumas y restas sin llevar, es el que uso) y le he vendido a los niños que somos detectives, que los problemas son los misterios a resolver y que si leemos bien el problema encontramos pistas que nos ayudan a resolverlo.

Ha colado. Teníais que verlos todos entusiasmados haciendo el dibujo de las pistas y tal. Esta semana tengo intención de seguir con el tema, y así hasta final de curso, porque considero que la aplicación de las matemáticas motiva, ayuda a fijar los conceptos, da recursos para manejarse en el mundo...

Y para misterios os voy a plantear uno. ¿Cuándo es el momento, ese momento en el que seguir perdiendo peso te perjudica más que te beneficia? Seguro que conocéis algún caso, u os ha pasado alguna vez, en el que la gente dice "no pierdas más que así estás muy bien". Y pasa que se pierden cinco quilos más y la has cagado. Porque ahora estás horrorosa y la gente te lo decía y tú no hacías caso,porque pensabas que estaban verdes de envidia de verte tan estupenda. Pues no, había quien te lo decía de corazón, ¿Verdad, Clara Courel?

Foto del antes, de chica-mona-persona-normal


Foto del me he puesto a régimen para pasar de la talla 38 a la 34, como en la peli esa de la que trabaja en una revista de moda


Foto de... bueno, esto es que no me parece ni normal...


Adelgazar a veces nos hace estar más favorecidas, pero cuando alguien que nos quiere nos dice "para" quizá deberíamos hacer un poco de caso.

¿Propósito de mi semana de tres días? Llegar con ánimo al viernes noche y poder disfrutar del finde. Que ya es mucho.

3 comentarios:

  1. El límite entre estar delgada y anoréxica (entiéndase como super delgada, no enferma) es pequeño... Una imagen vale más que mil palabras...

    Nena, creo que voy a jugar a los detectives con mi hijo cuando llegue con el cuadernillo de problemas, me cuesta la vida misma que entienda el enunciado y no diga la primera tontería que se le ocurre.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Madre mía, la chica se ha pasado por diossss.....
    Ánimo con lo que queda se semana para que luego tengas un finde dvertido jejeje...un besito enormeeeeeeeeee
    ¡Como molan los cuadernillos rubio!

    ResponderEliminar
  3. Sí, ésta chica, que no sé quien es, pido perdón por mi ignorancia... estaba mejor con unos kilillos de más.

    Creo que nos pasa a todas... pero es que el afán de enfundarte en los vaqueros de hace 5 años nos puede, jiji!

    Besicos guapa!!

    ResponderEliminar