A mediados de semana, pues sin ganas

Hoy hemos ido con el cole de excursión. Y odio ir de excursión. Lo sé, sé que me fui yo sola una semana de escuelas viajeras a Madrid y que me lo pasé pipa, pero odio ir de excursión.

Es un estrés. ¿Y si pasa algo? ¿Y si uno se cae, se descalabra un brao o una pierna...? ¿Y si nos despeñaos todos en el bus?... Ser responsable de más de veinte criaturas a ese nivel os aseguro que me estresa mucho. Me da igual que haya monitores, porque la responsable de los peques soy yo, y no ellos.

Hemos ido a una granja escuela, a una hora en bus de donde tenemos el cole, así que ha dado tiempo a todo en el trayecto. Afortunadamente las mamás han enchufado a sus retoños con productos para el mareo, y me han dado dosis para doparlos yo misma a la vuelta y, aunque ha habido algún que otro mareado, no ha vomitado nadie. Cero vómitos de más de cincuenta niños es todo un logro, os lo prometo.

Por si acaso la maestra Lileth llevaba en la mochila bolsas de plástico, toallitas húmedas y cientos de paquetes de pañuelos de papel. No hicieron falta. Bueno, las toallitas sí, pero poco.

Allí los niños han vivido experiencias inolvidables en contacto con animales, con la naturaleza y tal... Y los maestros hemos comprobado que los animales siguen oliendo fatal, los niños de seis años son ruidosos hasta en medio del campo pero tremendamente felices en determinadas situaciones.

Los maestros hemos tragado frío y viento y hemos agradecido internamente la idea de que la excursión solamente fuese por la mañana, porque echamos una hora más y nos da un pasmo.

¿Consecuencias? Estoy hecha polvo. Literalmente, echando fuera el estrés, y con un leve pinchazo de la garganta que espero se me alivie de aqui a mañana. de todas formas, en un par de días estamos de nuevo en finde y eso se agradece.

Comentarios

  1. Yo la semana que viene pierdo la "virginidad" en cuanto a excursiones pasando noche con alumnos... el día por Cádiz, noche en La Línea de la Concepción y al día siguiente a Gibraltar... y ando atacao!!!!

    ResponderEliminar
  2. Yo la semana que viene me voy con 37 pre-adolescentes de 13 años de senderismo...estoy muerta de la emoción !!!! ¬¬

    ResponderEliminar
  3. Qué yuyu las granjas,una vez en mi cole llevaron a una clase a una granja escuela de esas,al poco una madre descubrió que su hijo tenía piojos y...

    ResponderEliminar
  4. jajaja, la verdad es que si no ha habido vómitos, la cosa no ha ido mal del todo! jajaja
    Yo lo único que recuerdo de una excursión a una granja cuando era pequeña es lo mal que olía!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Dress Code para maestras (y maestros)

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal