Parecía que sí, pero no

Una cosa es que llegase al viernes, pero al sábado... llegar al sábado ya ha sido otro cantar.

Dos semanas recibiendo a los niños enfermos, tragando virus y bacterias en forma de estornudos, toses, mocos que he tenido que quitar yo misma... Pues eso, sábado y domingo enferma. Toda la semana igual, y el viernes me do por interrogar a los enfermos y claro, chutados a Dalsy que me los traen las madres.

Ayer tuve medio fuerzas de ir a por el pan. Y hoy lo más provechoso que he podido hacer es limpiar las brochas de maquillaje con el limpiador de MUFE, así que...Y esta es mi tónica las tardes y los fines de semana, pero se me está poniendo cara de tonta de no mirar un poquito más para mí misma. Así que mañana, lo siento en el alma, la maestra que os habla se va al médico. Y no es porque haya recaído, que también, es que no he llegado a ponerme buena desde el último resfriado (con el ambientazo que tengo en el cole cualquiera) y creo que ha llegado el momento de echarme un porquito de cuenta a mí misma.

La semana va a empezar con un acto de egoísmo, que ya me toca.

Comentarios

  1. cuidate,eso, que nadie puede cuidarse por ti.
    (por cierto, duele ver vacterias, por dios ¡Bacterias!)(sorry,una maestra también)

    ResponderEliminar
  2. Diooos!! Están demasiado cerca estas dos teclas en el teclado!!!

    ResponderEliminar
  3. Pues sí, muy bien que haces. Yo también ando cansada de recibir a nenes enfermos, que leñe, si me tengo que poner mala que no sea provocado de esta manera. Recupérate.

    ResponderEliminar
  4. pues di que sí!! haces bien..xq por desgracia nadie nos reconoce que vayamos al cole malas.. mucho ánimo y recuperate pronto. Un beso.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal

Dress Code para maestras (y maestros)