Conclusiones de la semana, que menuda semana

Creo que la semana que hoy domingo termina ha sido de lo peor de lo peor.

Si bien andaba sacándome un resfriado de encima el finde pasado, la excelente idea de apagar la calefacción en el colegio el lunes a medio día nos dejó a todos los profes hasta la hora de salir (las siete y media teóricas, una media horita más en realidad) pasmaos del frío. Y digo yo, señora limpiadora, si usted y yo sabemos que apenas le pasa la fregona a mi clase, ¿por qué no nos dejamos de hacer el paripé de abrir las ventanas si no hay suelo alguno que poner a secar?.

Como resultado, he arrastrado ronquera y malestar de garganta toda la semana. Como consecuencia de lo mismo he tenido que invertir este fin de semana en reservarme, cuidarme y recuperarme para la nueva semana, y no salir y divertirse a tope como hace otra gente. Un desastre.

Mis niños (algunos) se han portado francamente mal, por lo que he tenido que pegar alguna que otra voz, lo cual odio.

Además de esta serie de catastróficas desdichas, esta semana he aprendido muchas, pero que muchas cosas:

- Si una madre te dice que si la niña se pone peor, que la llames, es mejor no fiarse.

- La niña que estaba al lado de la que vino enferma el jueves el viernes vendrá al cole, pero enferma también. Su madre también habrá apagado el teléfono.

- El machismo en horterilandia es cuestión de sabiduría popular. Allí los hombres no le ponen los cuernos a sus mujeres voluntariamente, no, allí "una fresca se metió por medio".

- Si un compañero o compañera de trabajo desagradable se torna amable de pronto habremos de sospechar qué trama. Todavía no sé qué trama, pero algo trama.

- Si en tu colegio hay gemelos idénticos, en tu clase siempre caerá el gemelo que se porte peor.

- Si la persona que te saca a los niños de apoyo de clase tiene que sustituir a alguien alguna hora, siempre lo hará en el momento en el que debía sacarte a los críos del aula.

- La delegación de educación de Huelva no cubrirá ninguna baja en el colegio por larga que sea, excepto si puede mandarte como sustituto al sobrino de uno de los jefes, que además vive en el pueblo de al lado. Como dicen por mi tierra, para bautizarse hay que tener padrinos.

- Da igual los apoyos que te hayan prometido, que cuando tu culo quede al aire serás tú mismo el que tendrás que taparlo de nuevo.

- Por muchos esfuerzos de buenrrollismo que se hagan en el trabajo, si el vago se sigue comportando como un vago y echando su trabajo sobre las espaldas de los demás, seguirá sin haber buenrrollismo.

- Da igual que hayas razonado contigo misma que esos zapatos tan monos son casi iguales a otros que tienes casi sin usar, que además tienes más del mismo tipo, que... Soñarás con ellos por las noches.

Espero que la semana que mañana empieza vaya un poco mejor...

Comentarios

  1. ¡Cómprate esos zapatos con los que sueñas, te los mereces!

    ResponderEliminar
  2. Mi semana también ha sido algo catastrófica, debido al comportamiento de algunas mamás que creen que sus niños son perfectos y, por tanto, ni se te ocurra castigar al susodicho porque lo vas a traumatizar... En fin, espero que esta que empieza sea mejor.

    ResponderEliminar
  3. Pues ánimo para la semana. Por cierto, como te ha dicho dafneluna: cómpratelos ;)

    ResponderEliminar
  4. Pues espero que la semana que está a punto de empezar sea mucho mejor que la que dejas atrás, un besazo enormeee y cómprate los zapatos!! un besazo enormeee.

    ResponderEliminar
  5. Vaya semana y una pregunta ¿cómo va el tema del concurso de traslados?
    Espero que el año que viene no tengas que dar clases en horterilandia, pues se las trae ese pueblo.
    Besotes y mucho ánimo para la semana que empieza mañana

    ResponderEliminar
  6. Si en tu colegio hay gemelos idénticos, en tu clase siempre caerá el gemelo que se porte peor...jeje, cuando iba al cole, en mi clase estaba el "peor".

    Saludos!

    Lola Bluu

    ResponderEliminar
  7. Cómo todas las malas rachas han de terminar... auguro (y deseo) que esta que empieza hoy sea de las buenas :D

    ResponderEliminar
  8. El lado positivo de una semana perruna es que seguramente esta semana sea mucho mejor, ¡ya verás como sí! ánimo con el lunes!

    ResponderEliminar
  9. Ay que ver que semana has tenido!!un poco de todo!!..Date una alegría y cómprate esos zapatos, por lo menos para que te suba el ánimo por la semana que tuviste!je...un besito

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal

Dress Code para maestras (y maestros)