miércoles, 5 de enero de 2011

Odio las rebajas (Ale, ya lo he dicho)

Comenzando con decir que este día 7 de enero, primer día de rebajas, tengo una cita con mi médico para ver si me ponen o no un tratamiento a largo plazo para mis problemas recurrentes de garganta ya está todo dicho. Que paso de ir de rebajas (suponiendo que esté buena y que me entre además en el apretado presupuesto de enero).

Y es que he de reconocer que desde que está la moda de poner las tiendas en época de rebajas desordenadas, en plan de camisas con camisas, faldas con faldas, prendas del año de la pititorra al lado de las cosas que no hemos visto en toda la temporada... ¡Se me quitan las ganas de entrar en la tienda! Así que no digamos comprar.

Parece que además de rebajar los precios se rebaja el atractivo de la tienda, porque en Zara, Blanco y similares es horrible entrar.




Que sí, que de vez en cuando curioseo, pero por regla general no pico nada hasta que ha pasado un tiempo prudencial y lo que van quedando son cosas escogidísimas y verdaderas gangas. Además, como creo que ya he comentado alguna vez, en las rebajas de invierno invierto en prendas primaverales o veraniegas y viceversa, en las de verano compro chaquetas y cosas así.

Sin embargo más que el desorden, de que nos intenten colar impunemente prendas de otras temporadas (y prendas que no hemos visto en toda la temporada), más que las colas en las cajas... Lo que más odio de las rebajas es pensar que si con semejantes descuentos les resultarentable sacarse de encima las prendas leñe, ¿pues qué no se ganarían antes?

Y se me pone cara de tonta; y termino pasando de las rebajas.

10 comentarios:

  1. Yo también las odio...y hay otra cosa más que odio de las rebajas: el asqueroso olor a humedad y a cerrado que desprende la ropa, que imagino que llevará años arrumbada en algún trastero!!
    Es que lo mio con ese olor es una historia...no lo aguanto, y lo reconozco a kilómetros...jeje
    Lo peor es cuando en Octubre o Noviembre la gente empieza a sacar la ropita de los armarios y no le dan un agüita antes de colocársela...uff,qué mal lo llevo!!jeje

    ResponderEliminar
  2. A mi es que las rebajas... no me disgustan, pero me da muchísima rabia la gente apelotonada, la ropa en montones mal puesta... Me daré una vuelta alguna mañana cuando empiecen las clases a ver si la cosa está tranquila pero porque necesito vaqueros... y sinceramente, si puedo comprarme los mismos 5 o 10 euros más baratos... pues me los compro. Aunque jode y mucho pensar en el margen de beneficio que tienen que sacar incluso rebajándote así la ropa... Como tú dices, se nos queda cara de tonta -.-

    ResponderEliminar
  3. No te creas que a mi me encantan, y menos desde que tengo hijas que veo una cola y me dan sudores frios de pensar en cómo entretenerlas. Ademas, aunque suene a viejuno, las rebajas ya no son lo que eran: paso de esperar colas de una hora para que me endiñen una prenda de mala calidad, elaborada expresamente para las rebajas o un pantalón de hace 4 temporadas. BESOS!

    ResponderEliminar
  4. Yo la verdad es que cada vez voy menos... entre que no queda nada y que a la gente le entran ataques de histeria y les da por empujarte y cocearte no es mi momento preferido del año. En fin, lo peor será este fin de semana y creo que en Valencia dan buen tiempo así que... a la playa! Un beso grande

    ResponderEliminar
  5. A mi me pasa igual!!! Con la garganta (eso pasa por ser maestra y tener el diafragma fofillo) y con las rebajas!!!

    Lo primero... Foniatra, ejercicios, foniatra, ejercicios... Muchos bahos, más ejercicios, própolis y miel a saco y... EJERCICIOS!!!

    Y las rebajas, bueno, de vez en cuando me doy un garbeillo, pero me pongo de los nervios como tu!

    ResponderEliminar
  6. Yo también odio las rebajas y a las rebajeras...
    Trabajo en tienda y a partir del día 2 que abrimos, las clientas eran completamente diferentes a las de temporada, tirando todo por el suelo, sin decir ni buenas... otro mundo!!

    Besicos y ánimo con la garganta!

    ResponderEliminar
  7. Uffff!! yo también las odio!!!! y la cosa es que antes no dormía la noche antes de las rebajas! pero ahora veo la tienda tan poco atractiva como comentas, tan llenísima de gente para todo que pasoooooooooo.....
    Felices Reyes!

    ResponderEliminar
  8. Pues yo quiero aprovechar para hacerme con un par de básicos y joder, miedo me da de las rebajas, de las histéricas, de las tiendas hechas una mierda, ropa por los suelos, malos olores, polvo y alergia haciéndome sufrir.

    ResponderEliminar
  9. A mi las rebajas no me gustan, pero no me gustan solo en las tiendas lowcost, solo las utilizo para invertir en fondo de armario, clasicos y cosas por el estilo.

    Kate

    ResponderEliminar
  10. Yo nos las odio, simplemente no supone una locura en mi vida, si algún día tengo que ir y comprarme algo voy, como si no hubiera rebajas,y si no necesito nada, pues no voy. Es que la gente se vuelve un poquito loca eh?

    ResponderEliminar