Pelea de gatas

Ser una maestra megafashion de niñas de seis años tiene sus consecuencias.

Una de ellas es que las niñas han empezado a lucir collares, pulseras, pañuelos al cuello y diademas a lo Blair Waldorf. Adorable.

Otra de las consecuencias es que cuando me pinto las uñas de ciertos tonos hipnotizo al personal femenino cuando muevo las manos y provoco grititos de gusto cuando me pongo mis bailarinas color fucsia. Supongo que tener seis años y tener una maestra que te aparece a las nueve de la mañana pintada como una puerta tiene que molar. Yo no tuve la suerte, todas mis maestras fueron feas. Mucho. Al menos cumplieron su cometido, unas mejor que otras, que es lo que hay que pedir.

Hoy, C, se me acerca intrigante a mi mesa mientras intento armar una manualidad que tuve la osadía de proponer la semana pasada y de la cuel me toca la parte de armarla poniéndome los pelos pegajosos de cola.

- I tiene una barra de labios, maestra- me sussurra.
- Lo sé.- Mientras haga su trabajo me da igual su arsenal potinguero, pienso.
- Es que tiene los labios pintados, maestra.
- Lo sé, pero eso no molesta para escribir. No pasa nada.
- Es que le está pintando los labios a todas, maestra.

Levanto la mirada.

- C, a tí lo que te está dando coraje es que I le esté pintando los labios a todas, menos a tí.

C asiente.

- "Ven p'acá", anda- Le digo con media sonrisa sacabdo de mi bolso una paleta de glosses de Chanel.


Así que mañana, y en contra de lo que dije en la entrada de ayer, me voy a poner una boca molona del todo, a ver qué tal.

Tal que así.

Comentarios

  1. A mi me pasa mas o menos lo mismo. El tema uñas les tiene locos. Hoy las llevaba moradas con purpurina en el pulgar, y no tardaron las nenas en venir a bichear mis uñas.

    ResponderEliminar
  2. Pues chica, bien que haces!! que siempre se agradece ir a los sitios y ver a la gente arreglada, además las niñas coquetas son una monada... y tú les estás enseñando muy bien!!

    Besicos!

    ResponderEliminar
  3. Como me gusta eso.... has probado a pintarte las uñas con la francesa de dos colores que pusiste en tu otro blog. A mi me encantó la que mezcla verde y azul oscuro, la uso a menudo y llama muchísimo la atendión... a tus niñas las fascinaría... y es otra manera de tenerlas calladitas, ajajajaja.

    Besucos.

    ResponderEliminar
  4. hay que reconocer que tienes mas paciencia y comprensión que el santo Job ,haber como reaccionan cuando aparezcas en clase con los labios pintados de rojo ferrari, ya nos contaras.
    Un beso Lileth.

    ResponderEliminar
  5. ajaja qué bueno lo de "a tí lo que te da coraje es que se los pinta a todas menos a tÍ"...los mios tienen 10 años más y siguen flipando con las uñas! Besos!

    ResponderEliminar
  6. Ole así me gusta de rojo!!!

    Tú como mi madre que se cayó una vez y se puso hecha un cuadro llena de morados, vamos al hospital y le veo los morros pintados y le digo: Mamá que cuando te vean aparecer así no te hacen ni caso!!!! Y me suelta: Hija es que es de los fijos!!!!!

    Tus niñas estarán como locas con una maestra tan apañá! Jajajajajaja

    ResponderEliminar
  7. Madre mia, si es que cada dia empiezan antes.... pues no les queda ná todavia!!.

    ResponderEliminar
  8. Ohh, yo el curso pasado tenía una profesora así, tendría unos 50 años pero tenía un CUERPAZO que muchas de las veinteañeras de allí querríamos para nosotras, y siempre venía implacablemente pintada y con sus vaqueros pitillo y sus botines... yo lo flipaba, me pasaba la hora mirándola xD

    ResponderEliminar
  9. Jajjajajaja, que me las como, jajajajja, qué gracia tienen, por favor, y tan chiquititas y ya fijándose en todo, te lo pasas bien en el trabajo, eh?jajjajaja, qué arte tienen.

    ResponderEliminar
  10. Pero eso pasa con niñas de seis años y con 12.
    La semana pasada me entrevisto con la madre de una niña de mi tutoría (1º de ESO), y me dice que la niña, sentada en la primera fila, muchas veces se queda embobada mirando a la profesora de Lengua, pensando "que botas tan bonitas, como las que a mí me gustan", o "que chaqueta tan bonita, dónde se la habrá comprado".

    Luego la compañera la regaña por estar "en su mundo", y la pobre se pone colorada xDDDD

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal

Dress Code para maestras (y maestros)