Lunes ventoso, no seamos generosos

Egoísmo.

Yo antes, ingenua de mí, pensaba que lo que movía el mundo era el amor. Amor a la familia, a los amigos... Muy en plan principio de la peli Love Actually.

Pues no, aquí lo que mueve el cotarro es el egoísmo. Yo, yo y yo. Y me he dado cuenta de que estoy rodeada de gente egoísta por todos lados. Egoísta en su trabajo, su tiempo y sus relaciones personales.
Y ojo, no me vayan a malentender, eso de ser egoísta tiene su punto pero digo yo que no es plan de que nuestro egoísmo se traduzca en pisotear al de al lado.

Pues bien, mi propósito para la semana es ser egoísta. Y voy a empezar hoy mismo no pasando por el aro que me quiere hacer pasar el "compañero vago" para que le ahorre trabajo. Ale, puede que para mí sea también más trabajo pero me va a resultar más satisfactorio. Toma egoísmo.

Lo segundo, y con la excusa de la boda, creo que me voy a dedicar a buscar presupuestos por los centros de estética de mi ciudad para ponerme divina de la muerte. Porque sí que me cuido en casa, pero hay cosas que o te la haces en un centro de estética o no se puede hacer. Así que otro de los propósitos de la semana va a ser patearme la ciudad buscando tratamientos que me llamen y me entren en el presupuesto, siempre reducido, cuando unimos preparar una boda a terminar de arreglar la casa.

Lo tercero va en cuanto a las relaciones personales. A veces no puedes elegir dejar de relacionarte con ciertas personas del entorno que te vampirizan los ánimos y la energía. Lo único que puedo intentar es que esto me resulte lo menos tóxico posible. En ello estoy.

Y lo primero va a ser probarme este clon de Blanco de los zapatos de Isabel Marant que he visto en el blog de adicta a los zapatos.

Comentarios

  1. Pues a mi el egoísmo responsable me parece muy bien. Vamos, el tomarte tu tiempo y darte tus caprichos sin perjudicar a nadie ni dejar a un lado tus responsabilidades personales (como hace el vago de tu compi). Y lo practico siempre que puedo. SOy una madre egoísta responsable jajaja BESOS!

    ResponderEliminar
  2. Estoy con Gadirroja, de vez en cuando tenemos que mirarnos el ombliguito y ser un pelín egoístas, sólo un poco.

    PD: Me encanan los zapatos

    ResponderEliminar
  3. Buenas tardes!!acabo de descubrir tu blog, muy bueno por cierto!,ya creia que después de años siguiendo blogs de moda, decoración, cocina, potingues y alguno que otro más no conseguiria dar con uno made in Huelva, y porrr fffiiin!!!jajajaj, creia que era la única onubense "rara" que le gustaban estos chismes.Pues nada te seguiré por medio de mi bloglovin, y si algún día me decido a crear uno (lo pienso a diario)te enviaré mi dirección, saludos María José.

    pd:esos zapatos no han llegado a Huelva!!(o por lo menos el viernes no estaban)

    ResponderEliminar
  4. Eso de evitar que vampiricen tu energía y no permitir que un jeta se aproveche de tu trabajo se llama ASERTIVIDAD y tenemos que entrenarla todos los días. Parece ser que hay personas que cuando te ven sonriente, dispuesta, amable y trabajadora te toman por "el pito del sereno" y hay que dejarles bien clarito que una es buena compañera pero no "tontica" así que tu "egoísmo" me parece que está siendo asertiva (defendiendo tus derechos sin perjudicar a nadie) OLE POR TÍ Y POR TU ASERTIVIDAD. Bsote.
    Y dale a tu cuerpo alegría Maca....Lileth y preparáte a tope pa'l bodorrio que c'est un très joli jour!!!!

    ResponderEliminar
  5. Pues sí chica, y bien que harás... que por hacernos las buenas y las fuertes (yo puedo con todo) acabamos siendo las más pringadas...

    Piensa en tí que nadie lo va a hacer...

    Oye, los zapatos una chulada...

    besicos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Dress Code para maestras (y maestros)

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal