martes, 14 de septiembre de 2010

Sin energía (Niños 1, maestra 0)

Desde el lunes, cuando llego a casa (llevo dos días y me parecen dos años), soy carne de sofá. Los niños me tienen literalmente agotada.

Tengo bajo mi "mando" veintiséis niños y niñas que tienen seis años, aunque muchos ni los han cumplido todavía, mucha energía y muchas ganas de moverse. Y me tienen agotada.

Y aunque hoy ya me ha soltado uno eso de:

- Maestra, qué guapa vienes hoy.

Yo termino invariablemente a las dos de la tarde con cara y pelos de loca.

Tengo dos que se comen compulsivamente los mocos, así que como decía alguien en un comentario sí, hay algunos niños cuya base alimentaria son mocos.

Tengo una que no habla, lietralmente, y otro que nunca ha oído hablar de números o letras.

Tengo la típica comilona, tengo a la versión masculina de Hermione Granger (¡baja la mano, niño, leñe!), la rubia buenaza, el graciosillo y los típicos vaguetes.

Hoy, a la salida, he sacado a uno de la mano, buscando al padre, aunque me he encontrado con un hermano que le sacaba más de 15 años muerto de risa.

- ¿Qué ha hecho?- Me pregunta partido de risa.
- Menos lo que tenía que hacer, todo lo que se le ha ocurrido, ahí lleva la ficha. Las matemáticas las lleva en su contra, porque de dos días que llevamos de clase ya lleva tres castigado, así que tú verás...

Estamos en un proceso de adaptación mutuo. Yo me adapto a niños que apenas me llegan a la cintura, son todo carne redondita, y cuya naturaleza les pide saltar, bailar y moverse y ellos se adaptan al sistema más rígido de la Educación Primaria que les exige estar sentados cinco horas al día.

La primera hora y media bien, pero el resto del tiempo mis nenes sucumben a la llamada de la naturaleza y se niegan a estar sentados mucho tiempo seguido. Encima, mientras vienen los especialistas y no vienen, las cinco horas las pasan conmigo, así que terminamos como un matrimonio de muchos años, queriéndonos mucho pero hartos los unos de los otros.

Hoy, a la vuelta del recreo veo que me falta uno, así que salgo alarmadísima de clase y mevoy al conserje.

- Que me falta Fulanito, ¡que no ha vuelto del recreo!- Le digo alarmadísima, porque tienen la mala costumbre de abrir sin muchas contemplaciones la puerta a la calle durante los recreos y ya me lo imagino cogiendo el descuido y dándose a la fuga entre los árboles de la avenida.
- Uish, ¡ya lo ha vuelto a hacer! - Que un niño tienda a dar estos sustos debe estar en el expediente, pienso- pues sal a buscarlo.
- No hombre, ¿cómo voy a salir yo a buscarlo? ¡que tengo veinticinco más en clase!

El conserje-vago sale y a los veinte minutos me lo trae. Estaba escondido entre unos arbustos. Me lo dejo fuera de clase y hablo con él.

- Pero, ¿no te acuerdas de lo que me prometiste antes?, ¿eso de que te ibas a portar bien?, ¿me lo prometiste o no?

El pequeño sinvergüenza sabe que no le conviene darme la razón y reconocer su promesa, así que me responde llevándose su minúscula y regordeta mano a la cabeza.

- ¡Me lo voy a pensar!
- Estupendo- le respondo- mientras tú te piensas lo que has dicho me voy a pensar cuántos días vas a estar sin recreo.

Mañana, por tanto tendré compañía en el recreo, de mi héroe de las fugas y del vaguete que incordia. Me lo voy a pasar pipa.

20 comentarios:

  1. jajaaja me ha encantado el post !!! a mi los pezqueñines ( como leí alguna vez por ahí ) me encantan !!!!!! de hecho este año oposito por infantil ( siendo de francés) son mi debilidad !!!!!! Mañana me tocará "enfrentarme" a los adolescentes que tengo en 1º de secundaria, que al contrario que los tuyos, estos piensan en "otras cosas" no sé yo, quien se lo pasará mejor mañana...tú o yo !!! XDDDDD

    ResponderEliminar
  2. Desde que tengo un "hijo terremoto" mi concepto sobre las maestras ha cambiado mucho, si yo tuviera que estar 5 horas al día con 26 niños me quedaría calva de tanto tirarme de los pelos.

    Teneis ganado el cielo...! aunque aún dudo el tema de tantas vacaciones jajajaja...

    Besos corazón!

    ResponderEliminar
  3. Pues vamos a estar empataditas, ¿eh? Yo oposité dos veces por Infantil, al final me aburrí y me fui por Primaria...

    ResponderEliminar
  4. Ains, Lina, no me digas eso, no me digas eso, que te prometo que se necesitan, que terminamos muy quemados.

    ResponderEliminar
  5. Arrea! Claro que se necesitan las vacaciones... por SALUD MENTAL jajaja (y física porque yo trabajo en secundaria pero hice infantil y doy fe de que es agotador psicológica y FÍSICAMENTE), entiendo lo del sofá. Yo sin embargo, cuando tengo la mañana movida a nivel discusiones con adolescentes o probelmas que llos me cuentan, me quedo derregaíta pero porque pierdo las fuerzas a nivel mental, por eso los llamo (con todo mi cariño), mis "vampiros de energía" jajaja
    Un besazo, me encanta leertte y te admiro!

    ResponderEliminar
  6. Yo también soy de las que dicen eso de vuestras vacaciones, pero si no puedo ni con los 3 que tengo!!!!!
    Si tengo que aguantar 5 horas con tantos niños me da un ataque de ansiedad, fijo!

    Besitos

    ResponderEliminar
  7. Pues a descansar en tu sofá que los primeros días son duros, y con niños de 6 años me da que todo el curso es duro. Mucho ánimooooo y esperemos que el héroe de las fugas piense mucho en los recreos jeje..un besitoooo.

    ResponderEliminar
  8. Bueno...como decia aquel " si no les puedes, únete a ellos " , aunque supongo que no será tarea facil, unirse a un ciclón de seis años y toda la vida y una enorme energia por delante.
    Así que ánimo , tu puedes con ellos...y si no, tienes la opción de amenazarles con presentarles a Belen Esteban y que esta les de una charla coloquio sobre la mejor universidad del mundo...la de la vida , sobre esta, sabe un rato.
    Solo son sugerencias desde luego....lo dicho, me ha gustado tu Blog....un saludo Lileth.

    ResponderEliminar
  9. Aquí otra del gremio! De infantil!!!! A mi me encantan y me aterrorizan al mismo tiempo los de 3 años!!!!! Jajajajaja!!! Ánimo guapísima!

    ResponderEliminar
  10. Gadirroja, te comprendo perfectamente. Cada edad te agota de una forma.

    Ana, es que no es lo mismo los tuyos que los ajenos, ¡y sentarlos y enseñarles algo!

    Julia, sí, hasta que no me acostumbre...

    Miguel, muchas gracias. Voy a tener en cuenta las sugerencias de coacción.

    Nicamun, si es que las maestras copamos la blogosfera!

    ResponderEliminar
  11. Ay pobre mia normal que estes agotada a mi me cuesta controlar a dos(una de 8 y atra de 14)no me imagino con 25,besos y mucho animo.
    De una compradora compulsiva.

    ResponderEliminar
  12. Uf, tienes que acabar agotada de tanto niño. Yo no podría, no tengo paciencia.

    Que bichejo el que se ha escapado, si es que tienen unas cosas xD.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Madre mía, la que te espera.

    Mi hermano ha entrado este año en 1º y le pregunté si su maestra era buena o mala y me dijo que era muy mala porque les había prohibido levantarse de la silla, no pueden hablar... y si incumplen algo de esto, les riñe, así que me hago una idea de lo que puedes estar pasando.
    Ánimo, que solo quedan 3 días xD

    ResponderEliminar
  14. soy maestra de infantil desde hace tres días. Aunque llevo años opositando y aprobando sin plaza, este es el primer año q me llaman. ESTOY AGOTADA, trabajo dos horas menos que en mi trabajo anterior pero llevo el doble de cansada, y encima no desconecto pq paso la tarde preparando cosas para el día siguiente(espero q sea sólo al ppio). Me anima mucho saber que no soy la única q no puede con su alma, me reconforta saber q no es q no valga sino q es normal. Muchas gracias por hacer este blog. Ah, tengo 25 de 4 años y encima estoy embarazada de 3 mesecitos.

    ResponderEliminar
  15. jaja, me ha encantado el post. La verdad es que tiene que ser una locura y habrá que armarse de paciencia...a mi me encantan los niños, pero tantos a la vez no lo veo yo muy claro :P
    Mucho ánimo!

    ResponderEliminar
  16. SOn muy pequeños y no concen la dinámica de primaria, mucho más formal que infantil. Pero no te desesperes, seguro que en unas semanas los tienes medio "domaos", a casi todos ... Una abrazo y ¡Que la fuerza te acompañe!

    ResponderEliminar
  17. El mismo anónimo de antes. Las vacaciones de educación no son excesivas, puede que las otras sean demasido cortas.

    ResponderEliminar
  18. Uff! Ánimo. Yo empecé la semana con tres castigados y las quejas de una madre. Ya me lo esperaba, pues es mi tercer año con ellos...

    Por otra parte, los peques son geniales, pero agotadores, así que sí: te lo pasarás pipa, pero el marcador costará que esté a tu favor. Ya nos contarás ;)

    ResponderEliminar
  19. Que maestra mas guapa y mas buena, me encantaria ser su alumno para tocarle de todo en el recreo

    ResponderEliminar
  20. Alguien puede decirme que significa "lietralmente"?

    ResponderEliminar