lunes, 13 de septiembre de 2010

Segundo lunes de septiembre, madrugando como siempre

Desde que soy una maruja me doy cuenta de que prefiero levantarme temprano y hacer algo en la casa antes de irme a trabajar que quedarme hasta tarde, por ejemplo, recogiendo la cocina. Supongo que para pesar de los vecinos que han de soportar la lavadora a las siete de la mañana (supongo que cuando tengan la decencia de no pelear a gritos de madrugada quizá me corte un poco con la primera lavadora del día).

Aunque el viernes tuve la primera toma de contacto con los alumnos, tan solo me vino la mitad de la clase. Las fiestas y pensar que era muy poco tiempo para ser el primer día hicieron que muchos niños se quedasen en casa. Así que hoy me los quedo, a los 26, las cinco horas del tirón.

Llevo fichas para colorear, de los números, de los días de la semana, de las letras... Y preparados en mi cabeza juegos y canciones. También una apuesta conmigo misma de a ver a qué hora les suelto la plastilina, porque seguro que cae.

Ya que va a ser la primera semana completa de trabajo y con los niños ya me la preveo dura (Sobre todo si sigo abriendo el ojo a las seis y media sin ningún motivo aparente), pero prometo ser benévola conmigo misma y respetarme las horas de sueño, que luego termino con cara de loca.

Otro propósito de la semana es organizar el armario, para poder, por las mañanas, decidir qué me pongo y cómo lo combino sin preguntarme por dónde anda esa prenda que recuerdo vagamente... Y es que vivir en una casa a medio montar es muy duro. Lo es.

Como nos enseña algún famosillo, ni la fama, ni el dinero compran el buen gusto. ¿Leer el Vogue compulsivamente sí?

Ganar el mundial tampoco da estilo. Y si no que se lo digan a Carbonero, a sus pulseras de cuerda y a la media España que la imita.

8 comentarios:

  1. jajaja qué bueno el final...odio las pulsericas de los huevos jajaja Suerte con tus nenes, muaks!

    ResponderEliminar
  2. ¿Que edad tienen tus nenes de este año? Te lo pregunto porque me ha llamado la atención de que les hayas preparado actividades de infantil. Los del curso pasado eran más mayorcitos...

    Yo NECESITO un decenario de la Carbonero, pero no pienso pagar los precios desorbitados que piden. Al final me lo hago yo misma.

    Feliz Semana

    ResponderEliminar
  3. Jejejeje, yo también abrí bien los ojos cuando vi a Iniesta con ese bañador.....
    ¡¡Suerte con tu clase!! ya nos contarás.
    Un besazo, A.

    ResponderEliminar
  4. Yo sigo traumatizada todavía con esa imagen de Iniesta, es algo que me costará olvidar xD
    Y estoy contigo, hay que ver la cantidad de gente que lleva la pulsera (que es un trozo de cuerda con nudos) y el dineral que valen. El otro día vi que valía 6€ una, un timo en toda regla.
    Suerte con el primer día completo ^^

    ResponderEliminar
  5. No te pasa que ves una cosa, no te interesa ni parece que le interese a nadie, y de repente TODO el mundo la quiere porque la lleva la famosilla de turno?? Recuerdo haber visto los... decenarios? a 1€ tres unidades, y ahora de repente te quiern cobrar 6 euros por una... venga hombre ya ¬¬

    Ánimo con la primera semana!

    ResponderEliminar
  6. Jajajaja no tengo personalidad, yo tambien tengo las pulseritas jajaja, un besitooo enormeeeeee.

    ResponderEliminar
  7. yo tengo un biquini igual igual que el de Iniesta, jajajajajaja

    (coña)

    ResponderEliminar
  8. Hola Lileth:
    Acabo de descubrir tu Blog y queria decirte que me ha gustado, el sutil sentido de humor que empleas en tus artículos , su originalidad y frescura ¡¡¡ felicidades !!!...por cierto, mi madre tiene una blusa igualita al ¿¿¿ bañador??? de Iniesta...claro que solo se la pone en carnavales o para sacarme de mis casillas ( no confundir con el novio de la chica de las pulseras y ojos felinos ).
    Un saludo

    ResponderEliminar