Fuera de juego

La primera semana del curso con los niños es dura para cualquier maestro. Para quien, como yo, padece especialmente de la garganta, es especialmente difícil.

Ya el miércoles me dí cuenta de que estaba tocada, pese a las botellas de agua, el ibuprofeno...

Y la noche del viernes al sábado un terrible dolor de oídos me despertó de madrugada. A las ocho de la mañana del sábado cogí el coche y me fui a urgencias.

¿El diagnóstico? Pues el previsible, una otitis hasta el tímpano. Pero aunque haya empezado el tratamiento que me mandó la amable médico, hoy domingo me he levantado peor, porque lo de los oídos se me ha extendido a todo lo que tenía cerca.

Me da que mañana mis nenes comienzan el partido con ventaja.

Comentarios

  1. Vaya por dios maestra. Yo ando igual, ya el miércoles andaba tocada y hoy parezco el padrino hablando. Para colmo de males estuve de boda con lo que eso significa para las gargantas tocadas. Veremos a ver cómo se da la semana

    ResponderEliminar
  2. Uf! Ahora lo entiendo...lo que tienes es una inflamación del copón por la vuelta al cole...si es que lo dicho, deberíamos cobrar plus de salud!! Besos y mejórate, hija!

    ResponderEliminar
  3. Te puede dar infección de oído por tener la garganta inflamada?? o.o
    Que chungo, yo en verano suelo tener problemas con los oídos, cada vez que me baño en una piscina cojo unas infecciones de oído horribles... He acabado por no mojarme por encima del cuello, no me merece la pena, aunque la gente siempre piensa que es por el pelo xDD

    Siempre puedes jugar la baza del chantaje emocional, y decirles que su maestra está mala del oído así que no pueden levantar la voz xDD Quién sabe, a lo mejor pican

    ResponderEliminar
  4. Ufff, yo ando igual. Que me duele, se pasa, vuelve a molestar... Y es el oído precisamente. La garganta también está tocadilla, así que temiendo estoy. Aparte estoy empezando a notar los síntomas de la alergia, vamos, todo junto.
    Bueno, mucho ánimo y que haya mejoría pronto. Coge fuerza que la necesitarás. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Oye, que raro que se te haya puesto peor. Creo que deberías ir de nuevo al médico.

    ResponderEliminar
  6. Me temo que se de lo que hablas...hace unos meses me ocurrió lo mismo y por primera vez, me dolia mucho el oido izquierdo, al final tube que bajar a urgencias, y el medico me dijo que tenia el tímpano como un pimiento morron ( palabras textuales del galeno ).
    Para mas INRI, era Sabado por la tarde a si que tube que ir al pueblo de al lado a buscar la farmacia de guardia, la imagen de mi mismo conduciendo con una mano y con la otra en la sufrida oreja, todabia me persigue, me recetaron Ibuprofeno y la verdad es que se me pasó enseguida, recuerdo que al rato de tomar la pastilla, el oido empezó a hacer ruidos raros, como una cañeria que se está desatascando...que historia mas romantica.
    En fin lo dicho, tomatelo con calma...en cuanto a tu legíon de locos bajitos ¡¡ a por ellos que son pocos y cobardes.
    Un abrazo Lileth

    ResponderEliminar
  7. bueno, son las 2.30 de la mañana y he descubierto tu blog hace unas pocas horas.... y no he podido parar..... me he hecho adicta. Ponte buena guapa!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Dress Code para maestras (y maestros)

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal