De cómo la gente se puede ir riendo de tí en la calle

Últimamente me están pasando tantas cosas desagradables que hacen que me rinda a la evidencia de que el mundo está lleno de gente mala.

Al hilo de esto, el otro día el Señor X y yo nos fuimos a comprar la tele. La que teníamos pensada al final no nos convenció, por lo que decidimos seguir buscando, para lo que nos ayudó cuñado pequeño.

Mientras íbamos para casa, por la calle Concepción, comentando las posiblidades de las diferentes televisiones, veo una chica de lejos con un vestido rojo.

Yo hago chequeos del estilismo incoscientemente, ficho a la gente por la ropa de un rápido vistazo y sigo a lo mío, pero algo vi en esta muchacha que me hizo pararme a ver.

Llevaba un vestido rojo de corte trapecio, con la falda corta, forro y el sobre de gasa totalmente transparente. En el lateral el forro estaba totalmente subido hasta la cintura de forma que de frente se le veía más de lo que una gusta de enseñar en la calle y por detrás la mitad de esa parte entera que tenemos todos dividida en dos mitades.

Cuando llego a su altura se lo digo:

- ¡Perdona, que se te ha subido el forro un montonazo!


Y digo yo, essta chica llevaba mucha gente detrás que le iban viendo el culo, ¿nadie ha podido avisarla?

Pues a mi eso me parece de mala persona.

Comentarios

  1. Hay gente para todo,pero si se estan perdiendo los valores de la solidadidad cada dia mas,pero bueno gracias a Dios todavia quedan gente como tu,un saludo.
    De una compradora compulsiva.

    ResponderEliminar
  2. yo he vivido en mis propias carnes algo muy parecidoa lo de la chica del vestido y la verdad que si que es un poco indignante pero tambien he estado en tu situacion y al avisar de algo asi la persona ha reaccionado de muy malas maneras

    ResponderEliminar
  3. Jo... pobre... yo también se lo hubiera dicho. Mas que nada por que si alguna vez me pasa prefiero que me lo digan... no que se rian de mi. La gente es la leche...

    ResponderEliminar
  4. El otro día me pasó algo parecido con una compañera, a la pobre le había bajado la regla y nadie le había dicho que llevaba un manchurrón en el pantalón.

    Besitos

    ResponderEliminar
  5. Cada día estoy más convencida: esta sociedad da asco.

    ResponderEliminar
  6. Juas juas!!!. Quizá es que les ha dado verguenza decírselo. A mí me pasa algo similar cuando a alguien se le queda algo de comida en el diente. Si tengo confianza con esa persona se lo digo, si no, no digo ni nú (pero no por maldad, sino pq me da verguenza).
    Creo que te lo he dicho en alguna ocasión. Si me ves con un diente manchado de pintalabios ¡dímelo por favor!.

    ResponderEliminar
  7. Yo lo mal que le habría sentado a la pobre cuando se dio cuenta de que media ciudad le vio el culo. Que asco la gente

    ResponderEliminar
  8. Ese acto te honró, la verdad... Te podría haber mandado a freir espárragos... Ya sabes como está el mundo... Un beso!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Dress Code para maestras (y maestros)

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal