Inaugurando tiendas: ¡Nuevo Blanco en Huelva!

Como es tradición, si hace diez años me aficionaba cerrar bares, ahora me da por inaugurar tiendas y, aunque estoy deseandito que me inviten a una de esas inauguraciones a las que hay que ir muy fashion y se bebe champán de una botellita pequeña, por ahora me conformo con esto (no me queda otra).

Ayer viernes se inauguró el nuevo Blanco de Huelva. Quedé con Wira cerca de nuestras casas y nos fuimos hasta la puertecita de la heladería La Ibense a esperar a Mediabaldosa. Wira lucía un look rayas+hombreras de pedrería, Mediabaldosa unos maravillosos shorts vaqueros y una... una iba disfrazada de Wally, tal como me dijeron por la mañana en el cole. Marinero en rojo, para que nos hagamos una idea.

Mientras esperamos a Mediabaldosa nos portamos bien y no entramos en la tienda. Cuando se queda con las amigas se queda a muerte. Así que le saqué una foto al escaparate.


Escaparate monísimo e ideal, supongo que para la ocasión, que espero siga luciendo así de vistoso cuando hagan cambio de escaparate, porque en Huelva a veces somos muy catetos, y enseguida nos conformamos con cualquier cosa. Ya era hora de tener un Blanco en condiciones en la ciudad y ya que lo tenemos, ahora debemos hacer campaña por un H&M y un Primark (y un Hoss Intropía, y un Uterqüe, y más zapaterías... ¿Todavía no se han dado cuenta de la cantidad de onubenses que se desplazan a Sevilla para ir de compras? ¡qué poca visión comercial!)

Con respecto al interior, pues nada que no intuyera porque ya conocía el local, que fue el antiguo Five Sisters, así que ya sabía que tenía dos plantas. Dos plantas y mucha gente, porque parecía que regalaban caramelos y es que señoras, ayer había un descuento del 10% por ser la inauguración, pero es que hasta final de mes también lo hay gracias al cupón que se imprime desde la web. Desde el primer momento tuve claro que de comprar nada porque no me merecía la pena hacer semejante cola.

En la planta de arriba los vestidos más sugerentes, algo de casual, complementos y moda hombre.
En la planta de abajo colección de homewear, también algunos complementos y mucho casual.
El calor que hacía sofocante, porque sumas las luces, el local al que no han dejado ni una ventana al exterior (¿a qué vienen esas modas de tiendas cerradas y oscuras como cavernas?) con la consiguiente sensación de claustrofobia y más chavalas por metro cuadrado de la que estoy dispuesta a aguantar.

Por cierto, como dato curioso, una de las dependientas llevaba una manicura con florecitas, así que sigo desconcertada en cuanto al tipo de manicura que va con "la filosofía de empresa".

La tienda pinta más que bien, aunque tendré que esperar a que se calme la cosa para saber si mis días de peregrinación al Blanco del Centro Comercial Aire Sur están acabados.

Comentarios

  1. Hola! Soy nueva seguidora de tu blog y es mi primer comentario pero ya que has sacado el tema hago un llamamiento desde aqui para que hagan algo con el calor en las tiendas, tanto en Blanco como en alguna que otra... Y el excesivo calor o frio en los probadores xD

    Y ya de paso que mezclen ropa de las tiendas, que no puede ser que siendo la misma cadena hay sitios en los que no puedo ni entrar y otros de los que no puedo salir xD

    Enhorabuena por tu blog! :D

    ResponderEliminar
  2. Que curioso... aquí también hay una Heladería La Ibense! Madre mía, imagino que sería una locura comprar o probarse algo, es el típico día en el que acabo con dolor de cabeza, con una falda que no es mi talla y posiblemente con una bolsa menos que he perdido por el camino... Pero eso sí, no me lo pierdo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal

Dress Code para maestras (y maestros)