En la vida hay que ser natural... pero no tanto, por favor

Como ya he comentado, doy clases de Conocimiento del Medio a quinto de Educación Primaria. Eso se traduce en un puñado de nenes y nenas con diez años.

Y uno de ellos en concreto es tela de natural y me lo cuenta todo tal cual.

En una clase estábamos hablando de las formas de ahorrar agua. Vya, lo típico de ducharse en vez de bañarse, cerral el grifo mientras te cepillas los dientes... Y de pronto interviene mi alumno "el natural".

- Pues en mi casa ahorramos agua; mi madre dice que cuando hagamos pis no tiremos de la cisterna hasta que no hayamos hecho pis cuatro o cinci veces, así que normalmente solamente tiramos de la cisterna de noche, antes de acostarnos.

Yo no contesté, me quedé pestañeando, intentando pensar algo que decir. El resto de niños me miraban preguntándose si eso era una buena forma de ahorro o no.

- Esto... no le digas a tu madre que me lo has contado, ¿vale?- fue lo único que pude decir y seguí con mi clase.

El otro día mi alumno "el natural" vuelve a la carga.

Estaba empezando el tema de la prehistoria, y hablaba de los restos que usan los arqueólogos para saber cómo vivían los hombres primitivos. Puse el ejemplo de una cueva que va siendo usada y contaba, como un cuento, que los hombres primitivos habían dejado allí huesos, muertos enterrados, restos de útiles y enseres y, por supuesto, sus "cagadillas" o cagarrutas prehistóricas.

Esto a un niño de diez años le hace, evidentemente una gracia tremenda. Una me dijo que los prehistóricos ern unos guarros, por hacer sus cosas en la misma cueva donde hacían de comer. Otra dijo que bueno, que el arqueólogo cuando encuentra la cagarruta prehistórica, además de pasar un asco tremendo, la tira porque eso no sirve para nada.

- No, sirve para muchísimas cosas. En primer lugar porque tantos años después ya está como piedra y no huele y además porque estudiando los restos que hay en la cagarruta prehistórica, lo que tiene y de qué está hecha se puede saber qué es lo que comían los hombres prehistóricos, porque sabéis que siempre queda algún resto... De hecho estas cagarrutas tienen un nombre científico, que es "coprolito", los coprolitos son cagarrutas prehistóricas y estudiándolos se sabe qué comían los prehistóricos.

Debí haberme visto venir lo que pasó a continuación.

- Síiiiiiiiiiiiii- dice mi alumno "el natural"- Eso es verdad, porque el verano pasado comí gambas y me tragué un bigote, y luego me salió por el culo, ¡qué asco! y parecía un pelo, ¡un pelo saliéndome por el culo!

Hubiera preferido no saberlo, de verdad.

Comentarios

  1. Qué caña de niño jajajaja!!!

    Déjale que sea así... que éste va para notario jajaja!!

    Un besito!

    ResponderEliminar
  2. Jajajajajaj...que explícito es el niño jajajja...un besito enormeeeee.

    ResponderEliminar
  3. ¡pero si yo soy tu fan nº1! ¡gracias fenómena!

    ResponderEliminar
  4. A ver si va a resultar q la gente deja "sus restos" en la taza d los bares para ahorrar agua!! y yo q pensaba q eran unos guarros... no me lo habia planteado nunca...

    Que chaval mas espabilado jeje. Ya veo q os lo pasais fenomenal en las clases: y yo pensaba q seria tremendo! jeje

    ResponderEliminar
  5. Pero que assssssco!!!!!

    No me puedo creer la de cosas que te pasan xD Vaya con los niños...

    ResponderEliminar
  6. Jajajaja...desde luego que el niño es muy natural,si..jaja...un besito

    ResponderEliminar
  7. Por Dios, que niño,ejejeje
    Tiran la cisterna por la noche, tiene que olor divino en esa casa y cuenta con pelos y señales como "expulsó" el bigote,jejejje

    No te aburrirás,jejeje
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Anda, pues lo del nombre científico no lo sabía (es que yo no he dado Cono en 5º nunca...)
    Desde luego, qué espontáneos que son algunos xD

    ResponderEliminar
  9. qué explicaciones tan gráficas, ajajajajaa, menudo niño xD

    ResponderEliminar
  10. Desde luego no te aburres con el alumno "el natural" jajajajaj

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Dress Code para maestras (y maestros)

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal