Excusas peregrinas para llegar tarde al trabajo

Hoy he llegado tarde al trabajo. Diez minutos tarde.

La parte buena es que he podido aparcar en la puerta sin problemas, porque como no llegues con antelación te encuentras los coches de los papás y las mamás y lo tienes que dejar al fondo de la calle (tampoco es muy lejos); pero como he llegado cuando no había nadie pues en el mejor sitio, oiga.

¿Mi motivo? Un control antiterrorista en medio de la autopista. Como es hora punta, pues un rato ahí parada...

Así que llamé al cole y dije eso de "ya apareceré".

Comentarios

  1. jajajaja pues ya sabes a llegar tarde y asi sales y llegas atns tb no?

    bss wapa

    ResponderEliminar
  2. Pues nada, por lo menos aparcastes bien jejej, un besitooo!!!!

    ResponderEliminar
  3. Bueno te ha venido bien para aparcar... no hay nada como una "mala" situación que al final te venga bien...

    ResponderEliminar
  4. Yo tengo una excusa que nunca falla cuando llego tarde al curro: el metro se ha averiado.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal

Dress Code para maestras (y maestros)