sábado, 20 de febrero de 2010

Sin palabras, pero divina

Sin palabras me he quedado.

Pero literalmente, vaya.

¡Estoy afónica!


Y me ha pasado porque me he llevado esta mañana a mi eterno resfriado a ensayar una y otra vez el teatrillo del día de Andalucía del cole, con su correspondiente cante flamenco y después, para rematar, he echado la tarde en la pelu charloteando con Wira de lo divino y de lo humano, de lo difícil que es que un hombre no te saga rana (a su anterior lo llamábamos "el pusilánime"; por si me lees, que a mí no me la diste, que te calé desde un principio) y de lo incómodo que es estar todo el rato teniendo que estar pendiente de las raíces del pelo.

Cuando me he querido dar cuenta no me sale la voz, y no es de la emoción de lo mona que estoy con mi nuevo Bob largo, tal que este:

5 comentarios:

  1. Muy mono el corte si, cuiadate esa voz anda!!!.

    ResponderEliminar
  2. Me guste el corte...Yo también fui a la peluquería ayer, aunque no hice un cambio nada drástico de look, retocar y quitarme pelo de encima que ya me pesaba!jeje..un beso

    ResponderEliminar
  3. Corte bob largo y color chocolate?? Qué bonito, joder >.<

    Me gustaría poder verlo xD

    Y la voz, esperemos que la recuperes para el lunes!!

    ResponderEliminar
  4. Nena, unas gargaras, el cariñin de alguien querido y para el lunes como nueva, ajajajajajaja.

    Besucos.

    ResponderEliminar
  5. Cuidate esa garganta con un vaso de leche con miel antes de irte a la cama.

    ResponderEliminar