En voz baja

Hoy mi afonía y yo hemos venido a trabajar.

Los niños han llegado, y he esperado pacientemente a que bajen sus sillitas, se sienten, hablen y, por fin, se den cuenta de que estoy callada mirándoles y se callen.

Les he explicado que hoy mi voz no funciona y que apenas puedo habar más que en susurros. Acto seguido les he mandado una redacción y unas cuantas fichas de lengua y mates.

Lo siento, pero el día no me da para más.

Me he puesto a preparar un cuestionario para que los de quinto busquen por internet las respuestas (estamos dando un maravilloso tema de metereología y clima), hasta que uno de mis chiquitines se levanta con una fichita para preguntarme algo.

Y lo ha hecho hablando como yo, en susurros. Toda la clase ha hablado en susurros.

Maaaano de santo esto de la afonía, ¿Eh?

Comentarios

  1. Jaja, que graciosos los niños!!no hay mal que por bien no venga como dice el refrán!je..espero que mejores pronto.un beso

    ResponderEliminar
  2. Te entiendo perfectamente... yo me quedé sin voz hace unos meses y mis peques (5 años) hicieron lo mismo. ¡Qué graciosos! Días después, lunes, me viene uno y me dice: seño, esto es para tí, para que no te "rompas" la voz cuando quieras que nos callemos.
    ¿Adivinas lo que era? ¡Una campanilla! jajajaja!!
    Cuídate, guapa!!

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Les "pegaste" la afonia,ejeje
    Que suerte has tenido, tranquilos y afónicos,jajaja

    ResponderEliminar
  5. Jajajaja suele pasar esto de que si les hablas bajito ellos también jajaja, depende de los niños claro, pero suele pasar jeje..
    Mi niña, me gustaría preguntarte algunas dudas..sobre exposiciones orales jeje..pero solo cuando tengas ánimos y fuerzas, un besito enormeeeee!!

    ResponderEliminar
  6. si? jo yo caigo muxo con anginas


    animo wapa

    bss

    ResponderEliminar
  7. Qué graciosos que son!! es verdad que todo se les contagia, los buenos y los malos modos... no hay como darles ejemplo...

    Además, suelen tener más empatía que los adultos... mi niña de tres años siempre me cuenta cómo están sus seños... si a la monitora del comedor le duele la cabeza me lo dice mil veces, con una carita de pena...

    La verdad es que os quieren mucho!!

    ResponderEliminar
  8. Niña espero que te mejores. Ya sabes agua caliente con miel y limón y como nueva. Un besito

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola Lileth! Te he dejado un detallito en El Cofrecito Infantil. Pasa cuando quieras a recogerlo. Un besito!!
    http://elcofrecitoinfantil.blogspot.com/2010/02/un-premio-por-partida-doble.html

    ResponderEliminar
  10. A mí también me pasó eso una vez. No es por se aguafiestas, pero no me ha vuelto a pasar (lo de que los niños hablen en susurros, lo de la afonía muchas veces), una pena...

    Que te mejores ;)

    ResponderEliminar
  11. Jajaja! Es que no se puede evitar, yo también suelo alzar o bajar la voz en la medida que lo haga mi interlocutor...

    Menos mal que esta semana dura poco, menudo macropuente tenéis... así podrás recuperarte del todo.

    Muacks!

    ResponderEliminar
  12. Que monos los niños oye xD Cualquiera pensaría que se pondrían a gritar, pero son muy buenos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal

Dress Code para maestras (y maestros)