Con la que está cayendo

Ayer, además de salir del Consejo Escolar (reunión laaaarga donde las haya) a las 8 y diez de la tarde, y de haber llegado por la lluvia a casa a las nueve de la noche, fue un día para recordar.

Para empezar, mis alumnos empiezan a tener asumidísimo el hecho de que no siempre se puede salir al recreo (las dos últimas horas suelen ser insoportables para ellos y para mi) porque siempre está lloviendo. Creo que es el lugar de la provincia de Huelva donde más llueve y los charcos en pleno campo dan fe de ello. Siempre llueve, aunque en Huelva capital la gente me diga que ni gota en todo el día.

Tanto llueve, y tan perjudicadas han llegado las mochilas a casa que una mamá ideó lo siguiente.


Sí, es una bolsa de basura rosa cubriendo la mochila del nene.

Y sí, las cosas llegaron completamente secas.

Comentarios

  1. A grandes males.... remedios de una madre, jejeje, si es que lo que no se nos ocurra a las madres, con los petardos de los crios no nos queda otra que ser inventoras a tiempo parcial, y enfermeras, y psicólogas, y ...... y que mal pagaitas estamos, por dior...

    Besucos.

    PD: pero es que ademas, algunas incluso tienen recursos llenos de glamour... donce habrá comprado las bolsas de basura rosas????

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal

Dress Code para maestras (y maestros)